En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

Del rojo al naranja

Temas:

1459883 1459883
1459883

He estado leyendo en días pasados el debate de vida o muerte de si la cosa esa es un mazo o una pica, o si el águila tira más a noneca, o si el océano Atlántico se desapareció chupado.

Sí, hablo del escudo, uno de nuestros símbolos patrios, manclenco y en desuso.

Y le entro al tema, pues quisiera incluir como símbolo adicional a una verdadera institución, gloria nacional, patrimonio histórico, esa bóveda rodante de bochinches, sobijos, gritos, regués y punteos, que vestida de colorinches y con paisajes surrealistas alternados con (m)amazonas de globulosos pectorales, cierra su trasero con filosóficas frases lapidarias como: con Dios Invencible (claro, no hay muerto ni boleta que me dé culillo) y que de paso, como la marea de Mojón Beach, nos lleva desde y nos trae hasta la orilla de nuestro barrio: El diablo rojo, hoy casi casi naranja.

Que de lamentos ahora que ya le han declarado como diagnóstico fatal, que sufre de una enfermedad terminal llamada “Cacharpismo agudo boletánico” y que ni los 25 mil palos salvarán de su anunciada muerte (por mí que no le den un coño a los deudos).

Y es que este país a la deriva como el Portugal de la novela de Saramago, digno en su interpretación de los Ejercicios de Estilo de Queneau, perderá uno de sus más auténticos hijos, el que se traga como piedrero hambriento a todo nuestro pueblo, microcosmo viviente de una sociedad en ruinas y que con su Johnny Weissmuller al volante y su Chita colgando del pescante, de navideño nombre, el botones del bus, dejará a nuestra querida crónica roja sin uno de sus más ilustres y asiduos personajes.

¿Por qué se tienen que ir los diablos rojos? ¿Qué será ahora de nuestro inigualable récord Guinness de manes con boletas, llevados por los cachos, atropellos y choques que han hecho del conducir el arte del desenfreno?

¿Y ahora, quién podrá defendernos? Yo, yo, el Ángel Naranja, el que te pondrá en fila india, en el tuquito, así como a lo regañao y te hará comprar tu tarjeta pre-pago para que montes un verdadero bus, con aire acondicionado, a lo rey, y con 35 cómodos asientos para los tempraneros, los demás se jodieron, 55 (número pa’l miercolito) irán colgaos de la barra al mejor estilo Tarzán, ¡ah! y ensardinaos.

Eso sí, han respetado el famoso juego del punteo o manoterapia que al menos te traerá el recuerdo del famoso pasillo del rochin de los diablos rojos.

Y pensar que se nos va en parte esa famosa alfombra roja de la carne, esa pasarela del pueblo, muy pero muy nuestra. ¡Cómo vamos a extrañarla! La mancita corriéndose pa’un lao y tú dizque de mano muerta.

¿Qué haremos si en el Ángel Naranja no habrá ya esa insípida y clorótida salsa, ese pleonástico regué o el decadente y ya enterrado merengue, música ambas cacofónicas, para nuestros vírgenes tímpanos? Y si nos ponen algo, seguro será para Beethovenizarnos. ¡Qué porquería!

Ya no podremos treparnos cual maromeros en cualquier esquina, para coger al vuelo esa máquina infernal y de meneo, ¡Ah! y es que van a extrañar este diario ejercicio. Y después dicen que en Panamá no se hace deporte.

Y qué decir del “me bajo donde me pica” (ey, y hablando de pica, me pica quitarle al escudo la pica y de paso le meto el mazo) súmmum del servicio VIP que te da el diablo rojo para evitarte caminar más.

Ahora te explican que los asientos (no de 2 para 3) estarán reservados primeramente a las guiales con producto del desorden, es decir, encinta o las que lleven choclo al hombro o para los dizque-capacitados o discapacitados.

Antes yo me encaramaba en mi mortífero colectivo y fren, ni la Virgen repartiendo estampitas me paraba de mi asiento, eso es democracia, que aunque roto o casi era tóo pa’mí y recreaba mis ojos en el respaldo del delantero, con esos grafitis llenos de sabor y arte: Tito y Gloribeth (enmarcado en un grosero corazón) o Richi cueco. ¡Qué añoranza paps! Al mejor estilo de Proust.

Todavía no nos han explicado si nos van a cuerear con eso del “cuara” al principio y luego se jodieron, y si el grito tarzanesco: ¡PARADAAAAAAAA! , seguirá vigente o tendremos que regirnos por el timbre discreto y la grabación a lo bus europeo: “siguiente parada Plaza 5 de Mayo. Conexiones con las líneas 4 y 6. Espere que el bus calce a la acera (o se desmierdará en la bajada). Se va a perder todo ese feeling de transporte de pana auténtico.

Al menos gózalo un rato más, porque se irán echando a los ataúdes volantes poco a poco y alternarán estos por un tiempo con el nuevo rabi del trasporte urbano: el Ángel Naranja y su chof, ya dizque ayeyesado, harto en cursos de psicología, sociología y todo lo que termine en ía; y su paso de parada en parada como el visitaflor, pausado, con los minutos contados, exacto, pura matemática, precisos, como si fueras a hacer un huevo pasado por agua, ni un minuto más ni uno menos… y sin saltarse los cuatro paños.

He preguntado si de cosita le dejarán al pueblo unos cuantos buses rojos, bastardos para sus bulleros paseos domingueros.

El oráculo divino, el de la papa, el papa… o el papá de la idea, no ha dicho ni pío.

Se nos van también los maravillosos nombres-trabalenguas que engalanan a los diablos rojos, creativos, diferentes, geniales, nombres de jebas y de hijas de busero como: Surylein, Neikabir, Yasmeira, Zurizajay, Jekelda o Celidibis...

Ya no veremos más a un chof vestido a lo pueblo, su ticher, su pantalón enrrollao hasta la rodilla pa cogé fresco y su clásica toallita. Nooo, ahora todos encomparsados, chapot, dizque rofeándote que ya la cultura y el buen vestir a lo Hugo Boss, se los aprendieron de a hombre y hasta se pondrán su quepis pa’sacarle piquete a los tongos que ya no podrán pedir lift.

Tampoco verás ese tablero del chof, verdadera peinadora de pueblo, lleno de chécheres, con el clásico perro que mueve la cabeza o los dados peludos colgando del espejo retrovisor.

Yo quisiera proponer se vendan en las paradas, así como las estampitas de santos, estampitas con las fotos de los grandes del volante y sus récords de boletas, muertes, atropellos y afines; llaveritos con el diablo rojo colgando; licencias de vacilón y toallitas de a cuara con el logo del Rojo Bus. Recuerdos, recuerdos….

Los apreciará el buco pocotón de usuarios nostálgicos: oficinistas, estudiantes bullangueros, esclavas de jefes, asistentas domésticas, billeteras, obreros equilibristas, empleados de gobierno enturnado, peláas pritis, jubilados cabeceando, viejas libidinosas y bochinchosas, y por qué no, runchos y perdidos turistas. Is this Rio Abao?

Yo tengo una canción: Mi Bus, de la época de oro de los diablos rojos, los 80 y también una cuña de TV.

A ver si la añaden a la nueva gira cultural de la temporada de verano con la Sinfónica de NO-ME-DUCA, así como en los textos y cuadernos escolares para que quede como recuerdo del rico desorden que era montar en bus, al estilo panameño.

Vivencias y cosas de nuestro Panamá que se van, cultura popular, arte rodante que se pierde, así como nuestra identidad, totalmente en el tinaco y que como todo en este gran país del Kleenex no volverá nunca más, porque además los capos corruptos del transporte, verdadera roña social, mimados y amamantados por todos los gobiernos, volvieron ñinga lo que pudo ser un auténtico placer, un real baño de pueblo, ordenado, aunque con sabor a ciudad pretenciosa, pero de quinto mundo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CONDENA Johnson & Johnson debe pagar $417 millones en demanda por talco

En total, J&J enfrenta unas 4 mil 800 demandas por este tema. En total, J&J enfrenta unas 4 mil 800 demandas por este tema.
En total, J&J enfrenta unas 4 mil 800 demandas por este tema. Tomada de internet

El grupo farmacéutico estadounidense Johnson & Johnson (J&J) fue condenado el lunes a pagar 417 millones de dólares en la ...

AUDIENCIA Los detenidos por los atentados en Cataluña comparecen ante la justicia

En las audiencias a puerta cerrada, los sospechosos, asistidos como mínimo por abogados de oficio, tienen el derecho de no responder a las preguntas. En las audiencias a puerta cerrada, los sospechosos, asistidos como mínimo por abogados de oficio, tienen el derecho de no responder a las preguntas.
En las audiencias a puerta cerrada, los sospechosos, asistidos como mínimo por abogados de oficio, tienen el derecho de no responder a las preguntas. AFP

Los cuatro sospechosos todavía vivos del doble atentado que causó 15 muertos en Cataluña llegaron la mañana de este martes a ...

Copa del Mundo en Sudamérica Presentarán candidatura de Uruguay y Argentina para Mundial de 2030

Los mandatarios Tabaré Vázquez (Izq), de Uruguay, y Mauricio Macri, de Argentina, unen fuerzas para organizar el Mundial. Los mandatarios Tabaré Vázquez (Izq), de Uruguay, y Mauricio Macri, de Argentina, unen fuerzas para organizar el Mundial.
Los mandatarios Tabaré Vázquez (Izq), de Uruguay, y Mauricio Macri, de Argentina, unen fuerzas para organizar el Mundial. AFP

Uruguay y Argentina oficializarán el miércoles 30 de agosto su candidatura conjunta al Mundial de Fútbol de 2030, anunció este ...