PAULO COELHO

La señal en Túnez

Temas:

DIÁLOGO. Gracias a Dios, la sala está llena para la conferencia que voy a dar en este país africano. Dos intelectuales locales están encargados de hacer la presentación; nos encontramos antes, uno de ellos tiene un texto de dos minutos, el otro escribió una tesis sobre mi obra de un cuarto de hora de duración.

Con mucho tacto, el coordinador explica que es imposible la lectura de la tesis, ya que el encuentro debe durar como máximo 50 minutos. Imagino cuánto debe de haber trabajado en su texto, pero pienso también que el coordinador tiene razón: estoy ahí para charlar con mis lectores, ése es el principal motivo del encuentro.

Comienza la conferencia. Las presentaciones no duran más de cinco minutos, y me quedan ahora cuarenta y cinco para un diálogo abierto. Digo que no estoy allí para explicar nada, sino que lo interesante sería establecer un diálogo.

Viene la primera pregunta, por parte de una joven: ¿qué son las señales de las que tanto hablo en mis libros? Le explico que es un lenguaje absolutamente personal que desarrollamos a lo largo de la vida, a través de aciertos y errores, hasta que entendemos cuándo nos está guiando Dios.

Otro pregunta si fue una señal lo que me trajo a este lejano país, y le digo que sí, que estoy haciendo un viaje de 90 días para celebrar mis 20 años de peregrinación por el Camino de Santiago.

Continúa la charla, el tiempo pasa rápidamente, hay que dar por finalizada la conferencia. Escojo al azar, de entre cerca de 600 personas, a un hombre de mediana edad, con un gran bigote, para la última pregunta.

Y el hombre dice: no quiero hacer ninguna pregunta. Sólo quiero mencionar un nombre.

Y dice el nombre de una pequeña ermita, que se encuentra en mitad de ninguna parte, a miles de kilómetros del lugar donde me encuentro, donde un día coloqué una placa dando gracias por un milagro. Y adonde fui, antes de esta peregrinación, para pedir a la Virgen que protegiese mis pasos.

Ya no sé cómo continuar la conferencia. Las palabras que vienen a continuación las escribió Adam Fethi, uno de los dos escritores que forman la mesa:

“Y de repente, en aquella sala, parecía que había parado de moverse el Universo. Tantas cosas sucedieron: vi tus lágrimas. Y vi las lágrimas de tu dulce mujer, cuando aquel lector anónimo pronunció el nombre de una capilla perdida en un lugar del mundo”.

“Perdiste la voz. Tu rostro sonriente se tornó serio. Tus ojos se llenaron de lágrimas tímidas, que temblaban a la luz de las velas, como si se disculparan por estar allí sin haber sido invitadas”.

“Allí también estaba yo, con un nudo en la garganta, sin saber por qué. Busqué a mi mujer y a mi hija en la sala; siempre las busco cuando me siento cerca de algo que no conozco. Ellas estaban allí, pero tenían los ojos fijos en ti, silenciosas como todo el mundo, intentando apoyarte con su mirada, como si la mirada pudiera apoyar a un hombre”.

“Entonces intenté fijarme en Cristina, pidiendo socorro, intentando comprender lo que estaba sucediendo, cómo terminar con aquel silencio que parecía infinito. Y vi que también ella lloraba, en silencio, como si fuesen notas de la misma sinfonía, y como si vuestras lágrimas se pudiesen tocar a pesar de la distancia”.

“Y durante unos largos segundos no hubo sala ni público ni nada. Tú y tu mujer os habíais marchado a un lugar adonde nadie podía seguiros; lo único que había era la alegría de vivir todo eso, que era contado sólo con el silencio y la emoción”.

“Las palabras son lágrimas que fueron escritas. Las lágrimas son palabras que necesitan salir a borbotones. Sin ellas, ninguna alegría tiene brillo, y ninguna tristeza tiene final. Por lo tanto, gracias por tus lágrimas”.

Debería haberle dicho a la chica que me había hecho la primera pregunta, acerca de las señales, que allí había una de ellas, afirmando que me encontraba en el sitio en el que debía estar y en el momento en el que debía estar, a pesar de no entender exactamente qué es lo que me llevó hasta allí.

Pero creo que no era necesario: debió de darse cuenta.

www.paulocoelhoblog.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Se de la Copa del Mundo de Fútbol Obras de Catar 2022 avanzan 'en los plazos previstos' pese a crisis diplomática

Hassan Al Thawadi lidera el comité organizador para el Mundial de 2022. Hassan Al Thawadi lidera el comité organizador para el Mundial de 2022.
Hassan Al Thawadi lidera el comité organizador para el Mundial de 2022. AFP/Archivo

La crisis diplomática que dejó aislado a Catar de sus vecinos del Golfo tuvo "un impacto mínimo" en los preparativos para el ...

ENFOQUE  GERENCIAL Las tendencias de mercadeo

La actividad se inaugurará el 25 de agosto próximo. La actividad se inaugurará el 25 de agosto próximo.
La actividad se inaugurará el 25 de agosto próximo.

OPINIÓN. -La próxima semana tendrá lugar en Panamá el encuentro más importante de la región en materia de tendencias en la ...

Nicolai Mueller, delantero del Hamburgo Celebra gol y termina lesionado; fuera de acción por seis meses

Nicolai Mueller, el mejor jugador del Hamburgo, estaba esperando que se concretara su traspaso a otro club. Nicolai Mueller, el mejor jugador del Hamburgo, estaba esperando que se concretara su traspaso a otro club.
Nicolai Mueller, el mejor jugador del Hamburgo, estaba esperando que se concretara su traspaso a otro club.

Muy caro le resultó al delantero Nicolai Mueller, del Hamburgo, el festejo de su gol: una lesión que lo dejará fuera de acción ...