El último cromagnon Mi cava de tintos

552294 552294
552294

LIBERTAD. Muchos hombres al salir de la cárcel después de largas condenas, se sienten incómodos con su libertad. No porque les llegara a gustar la cárcel, sino que el ser humano es capaz de habituarse a todo en esta vida. Igual le sucedió a muchos esclavos después de la guerra civil estadounidense: preferían la esclavitud conocida a la libertad utópica y desconocida.

En Panamá hemos vivido demasiado tiempo sin pensar, demasiado tiempo siendo esclavos como para poder entender plenamente lo que significa vivir con la responsable libertad que otorga la democracia. Nos hemos acostumbrado al abuso y a la mediocridad por parte de nosotros mismos y de aquellos que nos gobiernan.Molière dijo que la muerte es el remedio de todos los males, pero no me parece que debamos echar mano a este recurso sino hasta última hora.Hemos sido adoctrinados por la Iglesia a pensar en la muerte como forma de salvación y como la entrada al reino de la verdadera libertad.

Pero aquí en la tierra hemos sido educados durante siglos para la esclavitud y el servilismo por aquellos que ostentan el poder. Y no me refiero solo a la muerte final y definitiva, sino a ese morirse lenta y diariamente por miedo e inercia, por nuestra incapacidad o rechazo a ejercer el derecho a nuestro libre albedrío en una democracia que debemos construir entre todos y cuyos defectos son culpa de todos.La creencia del cielo después de la muerte me tiene sin cuidado. Puede que exista, puede que no.

¿Por qué pensar tanto en lo que viene después de la muerte si ya estamos muertos aquí en la vida? ¿Por qué vivir como perros, si las reglas del juego dictan que todos somos iguales ante los ojos de Dios y ante nuestras leyes?Me molesta la supuesta cristiandad del sufrido y del que juega a dejarse golpear y ser humillado, cuando en el fondo lo único que busca es salvar su pellejo y congraciarse con el poderoso. Cristo fue un revolucionario con ideas claras, con doctrinas que iban desde el rechazo a la hipocresía hasta la lucha por eliminar la doble moral, incluso a riesgo continuo de la propia vida.

El látigo y la ira también hicieron de Cristo un ser humano, no un chiquillo de cara blancuzca y temeroso de la muerte.Misas para los muertos, coronas, lápidas de mármol, esquelas y lágrimas son una demostración de afecto de nosotros los vivos para aquellos que están en un lugar donde ningún cura o misa los podrá tocar jamás. No tenemos mucho tiempo aquí en la tierra como para estarnos preocupando diariamente acerca de lo que ocurrirá en el cielo; tenemos que actuar rápidamente y con integridad. Actuar con nobleza hacia nuestro prójimo. Hacerlo en nombre de algo superior y de mayor trascendencia que nuestra cuenta de banco, una fuerza superior me es muy valida, solo que me molesta el arrastramiento espiritual y terraqueo.

Hacerlo porque me da la gana, no por ganarme hipócritamente un cielo mientras hago un infierno aquí en la tierra.Pensaba ayer en la muerte y sonreí. No porque me quiera ir ya a ese viaje extraordinario hacia lo desconocido, sino porque tengo una cajita de vinos que aún no he catado. Eso me preocupa. Todos tenemos nuestros temores de viejo. Entonces me pregunté por qué robar tanto y tanto, si nada nos podemos llevar, nada.

La mayoría somos criminales con Panamá, inclusive yo. Me siento un criminal cuando no lucho por defender esta admirable palabra llamada democracia. Cuando veo a la muerte acercarse y pienso que no he vivido con la integridad suficiente del ser humano que un día soñé sería. Por desgracia aún no me gano ese derecho. Por fortuna aún me queda esa cajita de buenas botellitas de tinto en mi triste cava.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

BALANCE Sismo de 7.1 grados deja en México 217 muertos

Los esfuerzos más desesperados eran en una escuela primaria y secundaria del sur de la Ciudad de México, donde un ala del edificio de tres pisos se derrumbó Los esfuerzos más desesperados eran en una escuela primaria y secundaria del sur de la Ciudad de México, donde un ala del edificio de tres pisos se derrumbó
Los esfuerzos más desesperados eran en una escuela primaria y secundaria del sur de la Ciudad de México, donde un ala del edificio de tres pisos se derrumbó AP

Policías, bomberos y civiles buscaban desesperados este miércoles 20 de septiembre entre los escombros de escuelas y viviendas ...

informe de la cancillería Una panameña, entre las víctimas del potente sismo en México

El temblor de magnitud 7.1 derribó escuelas y viviendas. El temblor de magnitud 7.1 derribó escuelas y viviendas.
El temblor de magnitud 7.1 derribó escuelas y viviendas. AFP

El Gobierno informó este miércoles 20 de septiembre del fallecimiento de una panameña, tras el sismo de 7.1 grados que azotó ...

Mundo México busca sin descanso a sobrevivientes tras devastador terremoto

Numerosas personas durmieron en la calle sobre cobijas o dentro de tiendas de campaña. Numerosas personas durmieron en la calle sobre cobijas o dentro de tiendas de campaña.
Numerosas personas durmieron en la calle sobre cobijas o dentro de tiendas de campaña. AFP

Las tareas de rescate continuaban sin descanso este miércoles en la capital y estados centrales de México en busca de ...