IDEAS DE LIDERAZGO

Descifrando la motivación laboral

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202dTjUKz.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202dTjUKz.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202dTjUKz.jpg

OPINIÓN

Hoy muchas empresas invierten recursos y tiempo intentando lograr un buen clima laboral. Están convencidos de que solo mejorando el clima, mejora la motivación y por ende los resultados. Pero la motivación del individuo no depende únicamente del clima.

Si usamos un ejemplo para ilustrar lo anterior podríamos imaginar la siguiente situación: usted siembra un pequeño árbol en un terreno fértil en el que existe humedad subterránea; el árbol crecerá extendiendo sus raíces para buscar agua. Si usted quiere que crezca más rápido quizás puede abonarlo, echarle más agua, lavarle las hojas, entre otras estrategias. Pero el crecimiento también dependerá del ambiente. Si vienen vientos fuertes pueden tumbarlo, si vienen plagas e insectos pueden terminar con la vida del pequeño arbolito.

Algo parecido pasa con la motivación de las personas en el trabajo. Algunas propuestas teóricas como las de Herzberg indican que cuando los empleados recién entran a trabajar, generalmente son como ese pequeño arbolito: se encuentran llenos de vida, dispuestos a crecer, desarrollarse y alcanzar su máximo potencial. Pero en muchas ocasiones terminan siendo sembrados en ambientes muy hostiles que merman su motivación y lo van “secando”.

En el mundo laboral el equivalente a las plagas, los insectos y los vientos huracanados son los desmotivadores. Estos son elementos que reducen o destruyen la motivación, pero si desaparecen no la aumentan. Es decir, son factores higiénicos que tienen que estar resueltos, pero una vez que desaparecen no contribuyen a aumentar la energía y el entusiasmo.

Los desmotivadores más frecuentes son: inadecuada infraestructura o equipos, sueldos bajos, ambientes laborales destructivos, desconfianza y chisme. Jefes que no dan información, que no enfrentan conflictos, que no son transparentes. Culturas organizacionales muy burocráticas y procesos ineficientes, entre otros. Cuando las empresas intentan mejorar el clima laboral, tratan de eliminar estos desmotivadores. Pero el arbolito no solo necesita un buen clima, también necesita agua, nutrientes entre otros.

Los motivadores se dividen en dos, intrínsecos y extrínsecos. Los intrínsecos se refieren a aquellos que generan compromiso, interés o satisfacción personal, se derivan de hacer la actividad en sí misma y no dependen del mundo exterior. Por ejemplo, cuando una persona se energiza en su trabajo debido a que tiene un reto a la altura de sus talentos, y por ende se siente competente y percibe bienestar al realizar las actividades requeridas para cumplir con su labor. Otro motivador intrínseco es la trascendencia, cuando una persona siente que su comportamiento hace la diferencia debido a que este contribuye al bienestar de otros. Otro motivador es la sensación de autonomía, cuando la persona siente que tiene la capacidad de decidir, aportar, de participar. Los motivadores intrínsecos son como el agua y nutrientes que la misma planta saca del suelo.

Pero lo común en las empresas es abonar y regar los árboles desde afuera, es decir usar motivadores extrínsecos con las personas. Lo típico es usar bonos, premios, reconocimientos externos para motivar. El problema es que si le echamos mucha agua a una planta, la podemos matar. Está demostrado que los motivadores extrínsecos pueden “matar” la motivación intrínseca. Hicieron una investigación con niños a los que les gustaba pintar. A un grupo, le dijeron que le darían un diploma al terminar de pintar. Al otro grupo solo lo dejaron pintar, sin promesa de diploma. Después de la investigación, aquel grupo que recibió el incentivo externo, redujo su deseo de pintar en momentos de recreo y fueron menos creativos.

Las estrategias para mejorar el clima eliminan desmotivadores y generan motivadores extrínsecos. Por ejemplo, programas de reconocimientos corporativos, regalos, premios, entre otros. En mi opinión, estos deben ser complementados con estrategias para enriquecer la motivación intrínseca generando retos a la altura de los talentos, destacando la trascendencia y el impacto en la sociedad, dándoles autonomía y capacidad de decisión a las personas, haciendo el trabajo divertido y variado y logrando que las personas aprendan y crezcan en lo que hacen.

El autor es escritor, consultor y conferencista internacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

IMPULSAR LA ECONOMÍA Olvidado pueblo natal de Fidel Castro espera revivir tras la muerte del líder cubano

La casa donde nacieron Fidel y sus seis hermanos, fue transformada en un museo en 2002. La casa donde nacieron Fidel y sus seis hermanos, fue transformada en un museo en 2002.
La casa donde nacieron Fidel y sus seis hermanos, fue transformada en un museo en 2002. AFP/Yamil Lage

Enclavado entre montañas cubiertas por una densa vegetación, a unos 80 kilómetros de distancia de la ciudad cercana más grande ...

POLÍTICA Italia: Matteo Renzi retrasa su dimisión hasta la aprobación de los presupuestos generales

La dirección del Partido Democrático ha fijado la reunión en la que se analizará la situación para el próximo miércoles 7 de diciembre. La dirección del Partido Democrático ha fijado la reunión en la que se analizará la situación para el próximo miércoles 7 de diciembre.
La dirección del Partido Democrático ha fijado la reunión en la que se analizará la situación para el próximo miércoles 7 de diciembre. REUTERS/Tony Gentile

Tras mil 17 días al frente del poder ejecutivo italiano, Matteo Renzi, dimitirá. Pero su agonía política aún no ha llegado a ...

Fotografía La niebla cubrió los rascacielos de Dubai

La niebla cubrió los rascacielos de Dubai La niebla cubrió los rascacielos de Dubai Galería
La niebla cubrió los rascacielos de Dubai Emiratos Árabes Unidos/AFP/ Rene Slama