Nadal vence a Del Potro y gana el título en Indian Wells

Rafael Nadal remontó de ir 1-3 abajo en el segundo set para vencer este domingo por parciales de 4-6, 6-3, 6-4 al argentino Juan Martín Del Potro en la final del Masters de Indian Wells.
El tenista español Rafael Nadal logró el triunfo 600 de su carrera. El tenista español Rafael Nadal logró el triunfo 600 de su carrera.
El tenista español Rafael Nadal logró el triunfo 600 de su carrera.

SERVICIOS INTERNACIONALES.- Rafael Nadal remontó de ir 1-3 abajo en el segundo set para vencer este domingo por parciales de 4-6, 6-3, 6-4 al argentino Juan Martín Del Potro en la final del Masters de Indian Wells, lo que le da al español su tercer título en cuatro torneos desde que volvió de una lesión que lo mantuvo siete meses al margen de las canchas.

Nadal se colocó 17-1 en lo que va del año, incluyendo 14 triunfos consecutivos. Ganó tres títulos —dos en cancha de arcilla y quedó finalista en otro en su superficie favorita— desde que regresó de su lesión en la rodilla izquierda.

El Masters de Indian Wells es su primer título en cancha dura desde que ganó en Tokio en octubre de 2010, y había perdido en seis finales previas en dicha superficie.

El español ganó el partido 600 en su carrera y se colocará en la posición cuatro del escalafón mundial a partir de mañana, lunes.

Nadal rompió un empate que tenía con Roger Federer con récord de 22 títulos Masters 1000 de la ATP en su carrera.

Del Potro es el segundo argentino que alcanza la final de Indian Wells tras Guillermo Vilas (en 1979, cuando perdió frente a Brian Gottfried).

Hasta el momento el único tenista suramericano capaz de hacerse con el título fue el chileno Marcelo Ríos (1998, contra Greg Rusedski).

Para el argentino, de 24 años, fue su segunda final en un Masters 1000 y la primera desde 2009, cuando fue derrotado en la Rogers Cup de Montreal por el británico Andy Murray.

Nadal fue un huracán en el desierto californiano al comienzo del partido. Con la ayuda de una rápida rotura de saque se colocó con 0-3 a su favor. Parecía que se comía el mundo. Desplazaba al de Tandil de un lado al otro de la pista y ejercía un dominio abrumador que le llevó a disponer de dos bolas de break para poner el 0-4.

Entonces, justo cuando se rompía el set, apareció la mejor versión de Del Potro. La misma que le dio la vuelta al partido un día antes frente a Djokovic tras ir abajo 0-3 en el set decisivo. El cansancio no le afectaba. Daban igual las casi tres horas de choque frente a Djokovic y la remontada contra Andy Murray.

Su reacción coincidió con un exceso de relajación del mallorquín y el argentino, tras igualar el duelo (3-3) y ceder el siguiente juego, se mostró completamente desbocado y se llevó el primer set tras 51 minutos arriesgando con un punto en la red.

Las estadísticas favorecían al jugador entrenado por Franco Davin. En nueve de los diez partidos anteriores que disputaron ambos, el ganador fue quien se llevó esa primera manga.

Pero el juego de Nadal no entiende de números. La situación se complicaba con el break de Del Potro al arrancar la segunda manga, que se unía a los fallos del balear, incapaz de contrarrestar la variedad de golpes del argentino, jugando a un nivel brutal.

Llegó un momento en el que, ante un punto celestial de su rival, el mallorquín extendió los brazos, miró al cielo y parecía preguntarse: ¿Qué más le va a salir?.

Y llegó el tiempo de su magnífica reacción. Igualó (3-3), defendió su servicio y una nueva rotura de saque le colocó con 5-3. Fue el momento de inflexión del partido. La tendencia había cambiado y el de Manacor se mostraba mucho más suelto y sin presión.

Con un juego en blanco y un ace empató el enfrentamiento y lo mandó a la manga decisiva, que se inauguró con un juego de 10 minutos salvado por Del Potro a pesar de que su contrincante dispuso de dos bolas de break. No obstante, el cansancio en el argentino empezaba a hacer mella y la rotura de saque llegó poco después (2-1).

De ahí al final el español no sólo realizó un gran trabajo con su saque -puso el 5-3 en blanco-, sino que desquició a Del Potro a través de una gama impensable de golpes. El argentino no quiso tirar la toalla y salvó 3 bolas que daban el campeonato a Nadal.

Sin embargo, con su propio saque el guerrero no perdonó y selló la victoria. Se tiró al suelo, dio gracias a ese cielo al que le pedía explicaciones minutos atrás y corrió a celebrarlo con su equipo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Política 23 mil votantes del circuito 4-6 irán nuevamente a las urnas mañana

Residentes del circuito 4-6 (Tolé, Remedios, San Félix, San Lorenzo) Chiriquí volverán a las urnas mañana 21 de diciembre para ...

Mundial de Clubes Real Madrid, campeón del mundo

El Real Madrid conquistó su primer Mundial de Clubes imponiendo su fútbol a la batalla que presentó San Lorenzo y plasmando su ...