TARJETAS DE METRO BUS

Recargas, la otra gran odisea

La red de 580 minoristas se redujo a 180, ya que el servicio de recargas no les era rentable. Solo ganan tres centavos por transacción.

No solo abordar un Metro Bus en la ciudad es una odisea. También lo es recargar las tarjetas de pago para este sistema de transporte.

La empresa Sonda, administradora financiera del sistema Metro Bus, siempre ha informado que tienen mil puntos para brindar este servicio en la ciudad y así lo sustenta en su página www.tarjetametrobus.com.

Esta versión fue la presentada desde el 15 de febrero de 2012 cuando se empezó el uso de la tarjeta para pagar el transporte, y se lo recordaron a los usuarios cuando dejaron de circular los “diablos rojos” y entró a operar por completo el sistema Metro Bus, el pasado 15 de marzo. Pero en la práctica la realidad es otra.

Reporteros de este medio visitaron aleatoriamente los centros que aparecen en la mencionada página, tanto en áreas de la ciudad como en San Miguelito, y los resultados son reveladores.

No todos funcionan

Por ejemplo, en el corregimiento de Santa Ana hay 33 puntos de recarga, pero durante los dos días en que se recorrieron los comercios, se encontró que solo dos ofrecen este servicio, y uno de ellos tenía tres días de “no tener sistema”.

Unos 20 comerciantes encuestados en el área señalaron que a principios de 2012 se les ofreció tener este sistema, pero no concretaron nada. No obstante, aparecen en el listado de sitios de recarga que tiene la empresa.

Pocas ganancias

En otros 10 locales visitados informaron que abandonaron este negocio porque no era rentable.

“No voy a dejar de atender mi comercio por una recarga que solo deja tres centavos de ganancia”, aseguró Luis Lenon, dueño de una abarrotería ubicada frente al Instituto Nacional.

Lenon señaló que realizaba bastante recargas, pero al hacer un balance sobre las ganancias, optó por dedicarse a su negocio.

En tanto, los comerciantes chinos de avenida Ancón, corregimiento de Santa Ana, alegan que se dedicaron a recargar tarjetas hasta que se les quitó el incentivo mensual de $30.

El gerente de la empresa Sonda, Daniel Guerra, admitió que los puntos de recarga no funcionan como se anuncia en la página web, la cual está desactualizada.

Guerra reveló que de los 580 minoristas solo quedan ofreciendo el servicio 180. Es por eso que desde diciembre se empezaron a redistribuir estos puntos.

Estudios de la empresa Sonda indican que durante el primer año de operaciones se detectó que las horas pico de recargas están entre 5:00 a.m. y 7:00 a.m., pero la mayoría de estos locales aún están cerrados, por lo tanto, no cubrían la demanda.

Según Guerra, entre los 580 minoristas se realizaban 659 mil recargas al mes; mientras que con las 12 taquillas que hay en la capital se logra un promedio de 2 millones 245 mil al mes.

Por esta razón se les quitó el incentivo, ya que hubo quienes lo cobraron, pero no hacían las transacciones. Además, se detectó que algunas abarroterías fraccionaban las recargas.

En este sentido, si un cliente pedía recargar $5 le hacían 10 recargas de 50 centavos; además de esperar, salían del establecimiento con una extensa factura.

Locales que no existen

Otra irregularidad hallada fue que en la citada página se mencionan sitios que hoy no existen, por ejemplo, el minisuper Peatonal, frente a la plaza 5 de Mayo. Hoy es una empresa dedicada a la venta de accesorios de celulares (ver foto).

De ese comercio solo quedó el nombre, no se ofrece el servicio de recargas y sus administradores expresaron que no están interesados.

Mientras que en calle 16, Santa Ana, abarroterías como Kirita, ya cambiaron de nombre y de propietarios, y estos tampoco están interesados en este sistema.

Durante el recorrido, algunos propietarios sacaron los equipos de recarga para devolverlos, porque Sonda no los ha recogido.

Al respecto, el gerente de la empresa Sonda explicó que esto sucede porque hay ajustes económicos todavía pendientes con estos comerciantes.

En otros sectores, como Veranillo y San José, en San Miguelito, corregimiento de Pedregal, y en Perejil, corregimiento de Calidonia, la situación es igual.

Los propietarios del minisuper Somalis, ubicado en calle P de Paraíso, San Miguelito, indicaron que el equipo se dañaba con frecuencia. Mientras que la bodega Hau, desde la semana pasada no recarga por la misma razón.

Por ello, los usuarios de estas comunidades deben ir hasta el centro de recarga 24 horas en el centro comercial Los Andes o en el súper 99.

La otra opción es acudir a la taquilla de la Gran Estación, pero en las horas de mayor concurrencia, de cuatro cajas, solo hay dos que operan.

En tanto, en el corregimiento de Pedregal, de los 19 puestos anunciados solo cuatro están funcionando.

Para agilizar el proceso de recarga, el gerente de Sonda dijo que antes del 15 de abril habrá 11 nuevas taquillas, y así cubrirán el 75% de la demanda hasta que se habiliten las 30 zonas pagas.

Las nuevas taquillas se ubicarán en Balboa, Los Pueblos, El Poderoso, calle 50, Ciudad Radial, Villa Lucre, Cerro Batea, mercadito de Calidonia, entre otros.

De acuerdo con la representante de los usuarios ante la junta directiva de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), Lucía Perea, la calidad de este servicio es otra tarea pendiente de la ATTT, ya que es su deber fiscalizar y pronunciarse pronto sobre este tema.

´Empresa necesitaba un latigazo para despertar´

Una multa de $1,148 fue impuesta por la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) a la empresa Mi Bus, por el incumplimiento de algunos puntos del contrato de concesión del sistema de transporte masivo Metro Bus.

El director de la institución, Roberto Moreno, explicó que Mi Bus tiene un plazo de 48 horas (contado desde ayer) para resolver los problemas de frecuencia y calidad del servicio. Expresó que si la compañía incumple, la multa será duplicada por día hasta llegar a $11,480. Una vez superado este monto, se procederá a la revisión del contrato de concesión del servicio de transporte público, anunció. En tanto, para la representante de los usuarios ante la junta directiva de la ATTT, Lucía Perea, “la empresa (Mi Bus) necesitaba hace rato un latigazo para despertar”. Agregó que Mi Bus tiene dos años de estar operando en la ciudad capital y los usuarios ya no soportan más.

Por su parte, Mi Bus respondió que “hasta este momento ha cumplido con las obligaciones del contrato de concesión”. Señaló que la eficiente implementación del sistema depende de todos los actores.

Ante esta situación, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, dijo que el problema del Metro Bus lo tienen que resolver entre todos.

“En vez de estar quejándonos, pongámonos de acuerdo para resolver el problema”, afirmó.

El mandatario reconoció “que la cosa está dura. Está mal”. “Lo acepto y lo reconozco”, dijo.

Yaritza Gricel Mojica

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CUADRO INVALUABLE Familia judía y museo español disputan obra maestra de arte

Lilly Cassirer y su esposo entregaron en 1939 el cuadro, a cambio de visas para viajar a Inglaterra antes del Holocausto. Lilly Cassirer y su esposo entregaron en 1939 el cuadro, a cambio de visas para viajar a Inglaterra antes del Holocausto.
Lilly Cassirer y su esposo entregaron en 1939 el cuadro, a cambio de visas para viajar a Inglaterra antes del Holocausto. AP

La batalla de una familia judía para recuperar un cuadro invaluable que sus herederos entregaron a los nazis a cambio de poder ...

Videos Las Bibliometros y sus planes de expansión

Las Bibliometros y sus planes de expansión Las Bibliometros y sus planes de expansión Vídeo
Las Bibliometros y sus planes de expansión LA PRENSA/Isaac Ortega

La BiblioMetro se inauguró el 6 de abril de 2016, es un proyecto realizado en conjunto con el Club de Leones y el Club Activo ...

CONFERENCIA Presentan trabajos de periodismo de investigación

En Colpin también se destacó el genero periodístico de la crónica dentro de la labor investigativa. En Colpin también se destacó el genero periodístico de la crónica dentro de la labor investigativa.
En Colpin también se destacó el genero periodístico de la crónica dentro de la labor investigativa. LA PRENSA/Aminta Bustamante