I Love Panama Chocolate

Un regalo, una idea, una marca

Con chocolate negro bocatoreño, en versiones con sal marina, maracuyá o ají chombo, Sagrado Cacao espera conquistar los mercados extranjeros.

Cacao panameño busca reconocimiento mundial

Temas:

La idea de I Love Panama Chocolate nació hace tres años. La idea de I Love Panama Chocolate nació hace tres años.

La idea de I Love Panama Chocolate nació hace tres años. Foto por: Cortesía

La empresa Sagrado Cacao lleva desarrolla el producto. La empresa Sagrado Cacao lleva desarrolla el producto.

La empresa Sagrado Cacao lleva desarrolla el producto. Foto por: Cortesía

Jaime Justiniani, fundador de I Love Panama Chocolate Jaime Justiniani, fundador de I Love Panama Chocolate

Jaime Justiniani, fundador de I Love Panama Chocolate Foto por: Cortesía

Cuando llegó la época de Navidad, hace tres años, el empresario Jaime Justiniani quiso hacerle un regalo a sus clientes de la agencia de diseño gráfico Caramba. Se decidió por darle a cada uno una barra de chocolate negro, cuya caja llevaría el nombre de la compañía.

Finalmente, el regalo navideño no fue tal, y Justiniani decidió hacer de la idea un proyecto comercial, capitalizarlo: una barra de chocolate negro, con sabores que reflejaran la identidad panameña.

Tres años después nacería I Love Panamá Chocolate, un producto que desarrollaría Sagrado Cacao, sociedad 100% panameña, y que en los tres meses que lleva en el mercado nacional ha superado las expectativas del propio fundador. De acuerdo con Justiniani, de dos a tres meses ha aumentado 50% la producción.

"Estamos en categoría artesanal, pero todo indica que tendremos que crecer antes de los previsto".

Jaime Justiniani Fundador de I Love Panama Chocolate

Este chocolate negro se encuentra en cuatro sabores, en los que Justiniani busca plasmar la identidad del país: clásico, sal marina, ají chombo y maracuyá. 

Por ejemplo, la sal marina representa la unión de los dos océanos por el Canal de Panamá. El ají chombo a los Diablicos Sucios.

Cuenta Justiniani que todo el concepto y los diseños los fue desarrollando poco a poco en los tiempos libres. “Estuvieron (listos) un año y medio antes de saber cómo obtener el chocolate. Allí fue solo pasión por el diseño, dedicación y tiempo”.

Tras concretar la idea, Justiniani compró los moldes para elaborar las barras desde Bélgica y el equipamiento de impresión para las cajas: lanzar la primera producción, registrar la sociedad anónima -más gastos iniciales-, requirió una inversión de $10 mil.

En cuanto a los diseños de los cuatro empaques, la empresa tuvo que retirar del mercado el que hacía referencia a la Mola, por una demanda penal puesta por el Congreso Guna. Justiniani aclara que el 30 de mayo, Sagrado Cacao entregó los requisitos solicitados por la Política Indígena para el uso del patrón de la Mola. 

Cacao nacional

La base de su producto radica en Bocas del Toro. Allí, le compra a Forest Finance, que desde 2008 cosecha cacao de alta calidad, como parte de un proyecto de agricultura sostenible que involucra a unas 2 mil familias de la zona. La lluvia y la humedad del ecosistema bocatoreño son ideales para cosechar esta fruta.

La relación comercial entre Justiniani y Forest Finance es a través de su filial Theo Soluciones, que es la que procesa el cacao. 

En la ciudad capital, una maestra chocolatera es la que se encarga de la elaboración final del producto en un pequeño laboratorio. Justiniani explica que “para el 2016 se proyecta una inversión en infraestructura, para poder tener mayor capacidad de producción (la que es limitada en estos momentos), y a la vez atender la demanda en los nuevos mercados”.

Todo ha salido antes de lo previsto, “como montarse en un tren andando”, comenta Justiniani. Para 2016 proyecta una inversión en infraestructura “para poder tener mayor capacidad de producción (la que es limitada en estos momentos) y a la vez atender la demanda en los nuevos mercados”.

Exportación

Hablando de nuevos mercados, Estados Unidos, España, Colombia y Australia se perfilan como los primeros donde aterrizará I Love Panama Chocolate.

Además, lo han contactado panameños que residen en el exterior que quieren adquirirlo al detal.

Aunque la idea de exportar el chocolate se consideró desde un inicio, el impulso tomaría por sorpresa a la compañía. Cuenta Justiniani que recibió un correo electrónico del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), preguntando de qué se trataba el proyecto.

“Estamos en un plan de capacitación para poder exportar junto a otros emprendimientos, y nos han incluido en un circuito de ferias alrededor del mundo”, relata el empresario, y añade que primero debe “completar varias capacitaciones, entre esas la que es para poder exportar. Paralelamente definir la nueva inversión, que esta vez sí sería grande, para abarcar una mayor producción”.

Poco más de tres años tomó plasmar la idea en un producto comercial de evidente éxito, y que pronto aterrizará en el mercado exterior. Justiniani entiende que “allá afuera hay toda una cultura chocolatera que nunca hemos vivido en Panamá a nivel general”. Sobre una explicación de la buena aceptación de los consumidores, cree que se identifican rápidamente con el nombre, la iconografía en las cajas y los sabores. Además, “¿quién se niega a un chocolate? Eso es sabrosamente universal”.

Cacao panameño busca reconocimiento mundial

Con el objetivo de exponer el cacao bocatoreño y del sector atlántico nacional para conseguir mejores precios en el mercado internacional, el próximo 18 de septiembre una delegación panameña partirá hacia Londres, Inglaterra, donde participará en la Organización Internacional del Cacao (ICCO por sus siglas en inglés.

El Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) indicó en un comunicado que la misión oficial, que encabezará el Viceministro de Comercio Exterior, Néstor González, tendrá la responsabilidad de realizar una presentación y justificar la inclusión de Panamá en el Anexo C del Acuerdo Internacional de Cacao, encuentro a realizarse en la ciudad de Wembley, Londres, ante expertos del Panel de la Organización Internacional de Cacao (ICCO).

En mayo pasado el MICI presentó una aplicación ante la ICCO para que el cacao panameño sea reconocido como “fino”.
Según González, aumentar la productividad y mejorar más la calidad, son por ahora los pasos en los que camina la producción de cacao panameño, en un momento en que los países consumidores exigen certificaciones y otros sellos de calidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

OPERATIVO Reanudan labores de búsqueda de dos menores de edad arrastrados por cabeza de agua en Kuna Nega

Equipos especializados efectúan operaciones en Kuna Nega. Equipos especializados efectúan operaciones en Kuna Nega.
Equipos especializados efectúan operaciones en Kuna Nega. Tomada de @donderisja

Cerca de 100 miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta participan este domingo 20 de agosto en las operaciones de búsqueda de ...

CARRERA Fallece comediante y activista Dick Gregory

Dick Gregory. Dick Gregory.
Dick Gregory. Tomada del nytimes.com

Dick Gregory, quien rompió las barreras raciales en la década de 1960 y utilizó el humor para esparcir mensajes de justicia ...