Los síntomas confirman que hay crisis

El irrespeto a la libertad de expresión, la falta de credibilidad en la justicia y la concentración de poder evidencian el resquebrajamiento institucional en un país.

La crispación política, la falta de credibilidad en la justicia y el irrespeto a la libertad de expresión (aspecto básico de los derechos fundamentales del ciudadano) son factores que confirman la existencia de una crisis institucional en un país. 

Este concepto fue expresado por la exmagistrada de la Corte Suprema de Justicia Esmeralda Arosemena de Troitiño, con relación al debate entre sectores políticos y empresariales sobre si hay o no una crisis institucional en Panamá. 

El hecho de que “no hay separación de poderes” constituye para Pablo Morales, presidente del Comité Ecuménico de Panamá, otra prueba de que, efectivamente, el país vive una crisis. 

La semana pasada, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Antonio Fletcher, negó que hubiese una crisis de esa naturaleza, argumento que sustentan voceros del oficialismo. 

La Cámara de Comercio reclamó falta de consenso de Fletcher al aseverar esto y se separó del Conep. En medio del debate, Jonathan Farrar, nuevo embajador de Estados Unidos (EU) en Panamá, presentó ayer sus credenciales al Gobierno. 

Farrar llegó al país con el encargo de los senadores estadounidenses Robert Menéndez y Marco Rubio de “alzar la voz frente a los peligros que se ciernen sobre la institucionalidad y la democracia en Panamá”.

Más noticias de Eduardo Mendoza/isidro Rodríguez

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

MÚSICA Renuncia cantante principal de El Gran Combo

El Gran Combo de Puerto Rico ya no sonará igual, tras la renuncia de su cantante principal por los pasados 41 años, Charlie ...

REGALO PARA NAVIDAD Los drones despegan en Estados Unidos como regalo estrella de Navidad

Andrew Steele, de 15 años, quería un dron como regalo de Navidad. Y no es el único. Miles de personas de todas las edades ...