AGENDA Pública. EL EFECTO DE UN DIVORCIO ENTRE PARTIDOS

Un año sin alianza política

El ritmo de los tres colectivos que integraban la Alianza por el Cambio varió para acomodarse al nuevo escenario. El club de los tránsfugas se consolidó.

“Nuestra función en el gobierno termina”, dijo un atribulado Juan Carlos Varela a un grupo extenso de reporteros que, con grabadoras, cámaras de video y el incesante relampagueo de los flashes, lo asediaba en la sede de su partido, el Panameñista.

Fue el martes 30 de agosto de 2011, el día en que el presidente, Ricardo Martinelli, decidió expulsarlo de su cargo de canciller y de paso romper con la Alianza por el Cambio que los llevó al poder el 3 de mayo de 2009.

“La alianza terminó... Nos vamos con la frente en alto (...). Me enteré de la destitución por la Gaceta Oficial”, dijo el vicepresidente aquella noche. Al menos cinco horas antes, Martinelli ya lo había comunicado por Twitter. Con él se fueron dos ministros –Alberto Vallarino y Carlos Duboy– y seis viceministros, que presentaron sus renuncias en el acto.

Un año ha pasado desde ese acontecimiento que estremeció a la clase política criolla. Desde entonces, el ritmo de los tres colectivos políticos que componían la alianza oficialista varió considerablemente para acomodarse a la nueva realidad.

EL CLUB DE LOS TRÁNSFUGAS

El primer gran efecto del divorcio político lo vivió el Panameñista, que con las manos atadas vio cómo viejas figuras que componían sus filas, principalmente diputados, brincaron a Cambio Democrático (CD) –el partido del presidente Martinelli– y al Movimiento Republicano Nacionalista (Molirena), que –comandado por Sergio González Ruiz– no pudo concretar su sueño de fusionarse con el primero.

El club de los tránsfugas lo componen Manuel Cohen, Francisco Alemán, Osman Gómez, Miguel Fanovich, Pablo Vargas, Tito Rodríguez, Ricardo Valencia, Luis Lay y José María Herrera, entre otros.

Solo a CD, según registros del Tribunal Electoral (TE), se fueron 86 representantes de corregimiento, 14 alcaldes, y 10 diputados electos con la papeleta del Panameñista. CD pasó de tener 360 mil 985 inscritos en agosto de 2011 a 473 mil 158 en junio de 2012.

El Panameñista –hoy con 257 mil 305 adherentes, cuando en agosto de 2011 contaba con 323 mil 236– ha tenido que lidiar además con las grietas fomentadas por las diferencias entre “varelistas” y “mireyistas”, estos últimos seguidores de la ex presidenta Mireya Moscoso, que amenazan con sacar a Varela de la dirigencia, y que de paso juzgan con afecto la gestión de Martinelli.

Sin embargo, hay quienes señalan que el Panameñista ganó terreno tras el divorcio de CD. “Siento que ellos [CD] perdieron la fuerza de sustentación que le daba la alianza con el panameñismo. Trataron de sustentarse con la fuerza única de un CD más independiente y eso no le da mayoría... Está totalmente debilitado para gobernar”, opinó el analista político Mario Rognoni.

Rognoni dice que el fin de la alianza, en vez de fortalecer a CD políticamente, lo disminuyó. “Fue un error político garrafal el haber precipitado la ruptura”, señaló.

A una conclusión similar llegó Jaime Porcell, analista de mercado. “La ruptura de la alianza ha permitido al panameñismo robarse el espacio de opositores y eso tiene marcando muy bien a Juan Carlos Varela en las encuestas”, dijo.

A ello replica Giselle Burillo, ministra de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa y militante de CD, quien sostiene que el gobierno de Martinelli no ha dejado de trabajar para bien. Puso como ejemplo el crecimiento económico y la inversión social y en infraestructura.

 ´CD no rompió la alianza´: Burillo

La ministra de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Giselle Burillo, está convencida de que fue el vicepresidente y líder de los panameñistas, Juan Carlos Varela, quien rompió la alianza. “El Presidente, ejerciendo sus funciones, le pidió el cargo [a Varela], y él enojado y en un acto de soberbia, de manera arbitraria rompió la alianza”, aseguró la funcionaria, que a su vez agregó que Varela prefirió alianzarse con el Partido Revolucionario Democrático, pese a las “profundas heridas” entre ambos colectivos.

Eso no es lo que piensa Varela, quien asegura que la ruptura se dio cuando su partido entró a defender a la población de un gobierno que –según él– no representa los intereses del pueblo. Dice que en los dos años que fue parte del Ejecutivo, promovió programas como “100 a los 70” y la renovación de Curundú.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

PROCESO Eligen a los 12 miembros del jurado en el caso de Bill Cosby

Bill Cosby. Bill Cosby.
Bill Cosby. AFP/Archivo

El jurado que escuchará el caso por abuso sexual contra Bill Cosby incluirá a dos personas negras entre sus 12 miembros en un ...

Según él, están ligadas al caso Odebrecht Abogado Sittón denuncia penalmente a dos empresas

Sidney Sittón, abogado de Ricardo Martinelli, en una foto de archivo. Sidney Sittón, abogado de Ricardo Martinelli, en una foto de archivo.
Sidney Sittón, abogado de Ricardo Martinelli, en una foto de archivo. LA PRENSA/Ana Rentería

Sidney Sittón, abogado del expresidente Ricardo Martinelli, se presentó este miércoles 24 de mayo en la Procuraduría General ...

Panameño en Grandes Ligas Randall Delgado, sin decisión en triunfo de Arizona

Randall Delgado realizó 61 lanzamientos en cuatro episodios. Randall Delgado realizó 61 lanzamientos en cuatro episodios.
Randall Delgado realizó 61 lanzamientos en cuatro episodios. AFP

El panameño Randall Delgado efectuó este miércoles su apertura con los Diamondbacks, pero no tuvo decisión tras lanzar las ...