críticas por militarismo

´Yo soy el ministro de Seguridad...´

Para esquivar las críticas sobre las denuncias de la militarización de la fuerza pública, Mulino arremete contra ´La Prensa´.

El ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, arremetió ayer contra la publicación de este diario, titulada “Mulino impone línea militarista”, a la que calificó como una noticia “infame y ruin”.

La información se refería a declaraciones de la exadministradora de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA) Gloria Moreno de López, denunciando el excesivo poder que tendría el Ministerio de Seguridad, a cargo de Mulino, con la fusión de ANA y el Servicio Nacional de Migración (SNM).

“No estoy de acuerdo, como demócrata que soy, que se concentre tanto poder en un solo hombre [Mulino]. Y si yo luché contra la dictadura militar, no puedo permanecer en un gobierno que está de acuerdo con renacer el militarismo”, aseguró Moreno de López.

En el párrafo final de la misma publicación se consigna una reacción de Mulino sobre este tema: “Si son felices reviviendo fantasmas y vendiéndole al país escenarios que no existen, tal como lo sabe ella [Moreno de López], yo qué puedo hacer...hay cierta gente que le gusta vivir en 1980 y de allá no ha emigrado. Si ven fantasmas, que se compren una ouija”, sostuvo.

OTRO TEMA

Esta declaración del ministro surgió de una entrevista que le diera al periodista de este medio Santiago Cumbrera, el pasado martes 20 de noviembre, luego de que asistiera a su despacho con el propósito de obtener información sobre un contrato entre el Ministerio de Seguridad y el consorcio Motorola Kadair.

Cumbrera, luego de escuchar las respuestas de Mulino, específicamente sobre el tema Motorola Kadair, le solicitó otra entrevista para que reaccionara a la renuncia de Moreno de López y a los pronunciamientos de que se le otorgaba mucho poder a un solo hombre, y que “se le está dando respiración artificial a los militares”. El propio Mulino lo reconoció en una entrevista telefónica que otorgó ayer a Telemetro, a eso de las 7:00 a.m.

“Posterior a esa reunión en la que el propio Santiago Cumbrera... y lo tengo grabado y filmado y no escondido, porque él vio las cámaras nuestras del departamento de Relaciones Públicas, me pide una entrevista aparte sobre el tema de Aduanas, le hice la explicación total y completa de que el decreto ejecutivo firmado por el señor Presidente y mi persona no fusiona absolutamente nada, porque es iluso pensar que un decreto puede fusionar dos entidades constituidas por leyes cada una”, dijo.

Sin embargo, un Mulino iracundo cuestionó la línea editorial de este diario por la nota publicada.

“Yo no puedo competir contra línea editorial del diario La Prensa y desvivirme aclarándole cada noticia. Cada bochinche y cada tergiversación que hace. Pero lo de hoy, lo mínimo que yo le puedo calificar es de infame y de ruin”, señaló.

Mulino también se contradice más adelante cuando dice: “porque la cortesía elemental con la que yo traté a Cumbrera ayer y la dispensa de más de hora y media del tiempo nuestro para que él saliera convencido y satisfecho de las explicaciones técnicas que le dieron los representantes de Telemática de las Fuerzas Públicas, no es para que se imponga un titular de semejante desproporción como el de hoy [ayer]”.

Lo que no aclaró Mulino es que las explicaciones técnicas a las que se refiere, se enmarcan en el tema Motorola-Kadair y no guardan relación con el debate sobre la remilitarización de la fuerza pública.

“Cuando no hay objetividad en la noticia, se desinforma y es lo que este medio de comunicación reiteradamente ha hecho y ha venido haciendo con los estamentos de seguridad, y hoy culmina con esta noticia infame que no guarda ninguna relación y proporción al propósito de la entrevista brindada y a la idea que tuve de aclararle al diario La Prensa y a Santiago Cumbrera las cuatro preguntas que hizo por escrito, y que por lo técnico lo invité con más de 14 personas a una reunión para que pudiera preguntar lo que quisiera”, agregó el ministro.

Sin embargo, el tema al que se refiere Mulino aún es investigado por este diario, por lo que nada de lo conversado con él y sus 14 oficiales de ese asunto fue publicado ayer.

Más adelante expresó: “Yo soy un hombre de carácter, yo soy el ministro de Seguridad de este país. No soy un jefe de una institución que tiene el peso específico que tiene la seguridad del país. Me respetan y respeto a todos los estamentos de seguridad de la nación panameña, así como al Presidente de la República”, alegó el funcionario en una retahíla de frases que atacaban a este medio.

Horas más tarde, en su discurso durante un acto de graduación de 121 agentes de la Policía Nacional, Mulino defendió a la institución.

“Hago yo una pregunta, ¿Es esa la Policía que debe existir en Panamá, humillada, de pito y tolete, sin disciplina, sin apego a la institución?”, dijo.

“Yo soy el ministro de Seguridad de este país y esa es una responsabilidad muy grande, dedicada y comprometedora, porque en este tiempo, en cada situación de orden público, y no me arrepiento de ninguna de ellas, he salido a hablar y explicar por las tres instituciones que aguardan”, resaltó.

REACCIONes

El presidente del Colegio Nacional de Periodistas, Rafael Candanedo, condenó el ataque de Mulino.

“Repudio el ataque verbal cometido contra el diario La Prensa por el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino. Cuando los argumentos faltan, se echa mano del improperio y se oculta lo inocultable: la inconstitucional militarización del país, exhibida en las protestas en Colón y en los desfiles patrios”, expresó Candanedo

Agregó que “si Mulino no fuera ministro, no habría gravedad en su ataque. Resulta que son las maneras de un ministro del Estado, que está obligado, por Constitución, a servir a todos los ciudadanos y que debería ser el primero en percatarse de que se está militarizando la nación, en contraposición a la ley. Hasta sus compañeros de Gabinete se lo están advirtiendo”.

Por su parte, el exdirigente de la Cruzada Civilista Nacional y activista pro democracia Aurelio Barría cuestionó una vez más el componente militar de los estamentos de seguridad del país.

Manifestó que es inaceptable que hoy, bajo el pretexto de proteger el tránsito e ingreso de la droga, se acepten compromisos con otros gobiernos extranjeros que conlleven la creación de estamentos militares que son entrenados con protocolos muy diferentes a los de la Policía que debe proteger la vida y bienes de los ciudadanos.

Carlos Abadía, que también fue civilista, es otro que rechazó la metamorfosis de los estamentos de seguridad del país, en manos de Mulino.

Sostuvo que poco a poco se ha estado reviviendo el fantasma del militarismo, cuando en 1990, el expresidente Guillermo Endara (q.e.p.d.) armó una estructura para dividir y quitar poder a las extintas Fuerzas de Defensa.

“Esto es preocupante...esto no es vivir en los años 80. Mi amigo José Raúl debe entender la preocupación y aquí no es asunto político (...) Esto es un asunto de un ciudadano que ve con preocupación lo que está sucediendo, y no quieren escuchar. Darles a los comisionados, aunque sea a algunos, salarios de ministros, es un paso a la militarización”, señaló.

Luque niega ser ficha de Mulino

En sus primeras declaraciones a los medios de comunicación, la nueva administradora de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA), Virna Luque, negó ayer ser una “ficha” del ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, y aclaró que dirigirá la institución de acuerdo con su criterio, pero con la colaboración de los funcionarios bajo su mando.

Luque, que tomó posesión del cargo en horas de la mañana, precisó que la comisión técnica que creó el Órgano Ejecutivo a través de un decreto para fusionar la ANA con el Servicio Nacional de Migración (SNM) deberá rendir un informe en 180 días sobre los mecanismos necesarios para concretar el funcionamiento armónico de ambas entidades, y mientras tanto cada una seguirá operando independientemente.

Afirmó, en ese sentido, que trabajará en el proceso de reestructuración de la ANA con miras a la fusión, que, según adelantó, podría concretarte en 2014.

La funcionaria, que ocupa desde ayer la dirección de la ANA tras la renuncia de Gloria Moreno de López, afirmó durante un recorrido por las instalaciones de la institución que el proceso de reestructuración no generará destituciones masivas, aunque sí habrá un reordenamiento de las estructuras, para hacerlas más funcionales.

Explicó que no se trata de una fusión de la ANA con el SNM como tal, pues ambas entidades tienen funciones diferentes. Lo que se pretende, más bien, es reestructurarlas para que trabajen coordinadamente bajo el paraguas del Ministerio de Seguridad, pero con directores diferentes.

Juan Manuel Díaz C.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Liga Probeis Rubén Tejada debuta en Probeis

El pelotero panameño Rubén Tejada espera cumplir con todas las expectativas en su primer año en la Liga Profesional de Béisbol ...

Política 23 mil votantes del circuito 4-6 irán nuevamente a las urnas mañana

Residentes del circuito 4-6 (Tolé, Remedios, San Félix, San Lorenzo) Chiriquí volverán a las urnas mañana 21 de diciembre para ...