Un viernes de protestas que terminó en vandalismo

Obreros de la construcción llevaron a cabo este viernes las acciones que tenían programadas. Esto causó un verdadero caos vehicular. Muchas personas tuvieron que caminar largos trayectos para poder así llegar a sus destinos.
Perjudicaron la entrada del Banco Nacional de Panamá. Perjudicaron la entrada del Banco Nacional de Panamá.
Perjudicaron la entrada del Banco Nacional de Panamá.

A las 7:15 a.m. ningún carro pudo avanzar en la Cinta Costera. Por la radio se anunció la causa: el Sindicato Único de los Trabajadores de la Construcción (Suntracs) iniciaba sus protestas con múltiples cierres de calles en todo el país para pedir la derogación de la controversial Ley 72. 

Esa misma que permite la venta de las tierras de la Zona Libre de Colón, y que su rechazo ya dejó tres víctimas fatales, saqueos en la capital y Colón, y el descontento de un buen sector de la población. Calle 50: cerrada, Vía Israel: cerrada, Corredor Sur: cerrado, vía Tocumen: cerrada, 12 de octubre: cerrada, la Transístmica: cerrada,... la ciudad quedó paralizada. En la Avenida Balboa la gente apaga los carros, se bajan, toman fotos del tranque, hablan por teléfono, quizá reportando su situación. 

Los buses de transporte público se deshacen de sus pasajeros, y hasta los coasters que llevaban a una veintena de niños a la escuela de repente quedaron vacíos. Frente al edificio Bicsa, en plena Avenida Balboa, estaban ellos.

Eran unos 50 obreros con banderas rojas en mano, gritaban frases contra la Ley 72, contra el Gobierno, contra los políticos. De vez en cuando olvidaban su discurso para piropear a las mujeres que pasaban cerca. "Oye mami, tenemos la paila lejos", le dijo uno a una veinteañera que cruzó la calle. Una camioneta tipo pick up negra apareció de repente con otro contingente de trabajadores cuyo líder cargaba un megáfono y una bandera de Panamá. Fue recibido como un héroe.

"Están acabando con el patrimonio del pueblo, están vendiendo Panamá, hay que resistir, “sin lucha… no hay victoria”, le respondieron los demás. Les dijo que iba a Calle 50 y Punta Pacífica a buscar a más gente para avanzar hacia la Asamblea Nacional.

A las 10:00 a.m. tenían que partir hacia el Legislativo. Resignados, los ciudadanos empezaron su peregrinar por los calles contiguas a la vía buscando un lugar donde tomar café, usar los baños, o simplemente estirar las piernas. Después de esa hora ya el Suntracs tenía un montón de espectadores que seguían con las cámaras de sus celulares todos sus movimientos.

A esa hora no había rabia, había resignación. "Es necesario que se derogue esa ley", comentaba un hombre que se unió a la conversación para pasar el tiempo. Otra empezó a contar una historia conocida: que el presidente [Ricardo] Martinelli había metido la pata en China, peleando tierras ajenas. Que no defendía las de Colón. Que le habían mandado un comunicado llamándole la atención por eso.

Un motociclista con bandera de Suntracs intentó pasar el cerco de los obreros y casi lo linchan. "Que muestre el carné", decía el médico Nestor Sosa, uno de los que quedó atrapado en el tranque.

Siendo las 9:50 a.m., aparecieron otros 100 obreros que junto a los que ya estaban en la vía iniciaron su marcha a la Asamblea, cuyos predios media hora más tarde fue escenario del caos. Fue otra cosa en la 5 de mayo.

Primero las consignas anti-ley 72, pancartas, banderas, gritos... Minutos más tarde, el lugar se convirtió en una batalla campal. Piedra, botellas, palos, varillas, volaban. La policía desde la cerca del Legislativo lanzaba gases lacrimogenos. Un mar de gente corrió hacia los locales comerciales. Primero saquearon una licoreria. Se llevaron sodas, licores, agua...lo que pudieron. Siguieron los almacenes.

En la televisión se vio a gente desesperada agarrando lo primero que podían. Estufas, refrigeradoras, lavadoras, eran cargadas en hombros. Calidonia también fue víctima del descontrol. Los almacenes intentaban cerrar sus puertas para evitar la turba que estaba dispuesta a arrasarlo todo. Para algunos fue tarde.

Vendedores y dueños vieron como sus negocios eran vandalizados en minutos. Intentaron saquear el Súper 99 de Calidonia pero la Policía ya para entonces había tomado el control de las calles.

La zozobra se trasladó a otros lugares de la capital, como la Vía España donde comerciantes atemorizados cerraron sus locales. Una situación similar ocurrió en Perejil, y Bella Vista. Las ventanas del Tribunal Electoral en la plaza Belisario Porras fueron destrozadas, lo mismo le ocurrió a la Gobernación de Panamá.

Fue una mañana violenta, tensa, sin ley. Los ministros del gabinete de Martinelli aparecieron en la televisión mientras ofrecían una conferencia de prensa sobre la derogación de la Ley 72. Ya para entonces, el caos había llegado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

MINSA Y SEGURO SOCIAL En enero de 2017 se iniciará campaña de vacunación contra la neumonía

La campaña busca que los panameños acudan a los centros de Salud más cercanos y se vacunen contra la neumonía. La campaña busca que los panameños acudan a los centros de Salud más cercanos y se vacunen contra la neumonía.
La campaña busca que los panameños acudan a los centros de Salud más cercanos y se vacunen contra la neumonía. Tomado de Twitter/Ministerio de Salud

El Ministerio de Salud (Minsa) y la Caja de Seguro Social (CSS) iniciarán en enero de 2017 una campaña de vacunación nacional ...

Investigaciones por benificios Congelan cuentas del alcalde de Río por campo de golf olímpico

Eduardo Paes (Izq.), alcalde de Río de Janeiro, junto al empresario Pasquale Mauro, en el campo de golf de la ciudad brasileña. Eduardo Paes (Izq.), alcalde de Río de Janeiro, junto al empresario Pasquale Mauro, en el campo de golf de la ciudad brasileña.
Eduardo Paes (Izq.), alcalde de Río de Janeiro, junto al empresario Pasquale Mauro, en el campo de golf de la ciudad brasileña. AP/Archivo

Un juez brasileño ordenó congelar las cuentas del alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, al acusarlo de otorgar beneficios ...

Mercado de agentes libres Cardenales fichan al jardinero Dexter Fowler

John Mozeliak (Der.), gerente de los Cardenales, encabezó la presentción de su nueva figura Dexter Fowler. John Mozeliak (Der.), gerente de los Cardenales, encabezó la presentción de su nueva figura Dexter Fowler.
John Mozeliak (Der.), gerente de los Cardenales, encabezó la presentción de su nueva figura Dexter Fowler. AP/Jeff Roberson

Dexter Fowler pasó de los campeones de la Serie Mundial a su más odiado rival. El jardinero central, que ayudó este año a los ...