ECOTURISMO

Turismo para revitalizar las áreas protegidas

La apuesta nacional por el turismo verde promete revitalizar las áreas protegidas e introducir la naturaleza como un destino imperdible de la topografía istmeña.

Facilitar concesiones al sector privado y a las comunidades adyacentes a las áreas protegidas son premisas centrales dentro del proyecto ecoturístico.

Temas:

Miambiente estima que al menos un tercio del turismo istmeño podría orientarse hacia el turismo verde. Miambiente estima que al menos un tercio del turismo istmeño podría orientarse hacia el turismo verde.
Miambiente estima que al menos un tercio del turismo istmeño podría orientarse hacia el turismo verde. LA PRENSA/Archivo

Ciertamente, el turismo se ha convertido en una de las actividades socioeconómicas que crecen con mayor rapidez en el ámbito global.

En su sitio web, la Organización Mundial del Turismo afirma que se trata de un sector que guarda una estrecha relación con el desarrollo por el creciente número de nuevos destinos.

Dentro de este renglón, el turismo verde destaca por su potencial económico y su adaptabilidad con los esfuerzos de conservación y mitigación del cambio climático.

Panamá apuesta por sus parques nacionales para promover un mayor número de turismo verde o ecológico que sea sostenible, tanto para las comunidades cercanas como para su entorno natural.

La iniciativa, cuyo lanzamiento oficial se efectuó el pasado mes de abril en el marco del Día Mundial de la Tierra, tiene como premisa otorgar concesiones en las áreas protegidas del país para la dotación de infraestructura que coadyuve con intensificar el ecoturismo en el territorio istmeño.

Se trata de un equipo conformado por el Ministerio de Ambiente, la Autoridad de Turismo de Panamá y el Instituto Nacional de Cultura, explica Indra Candanedo, asesora técnica del proyecto, quien señala que para ello se cuenta con fondos del GEF-BID (4 millones de dólares), aportes nacionales públicos (1.5 millones de dólares) y contribuciones en especie de un cúmulo de oenegés ambientalistas y empresas privadas.

El proyecto, bautizado como Ecotour-AP, se inició hace tres años y, en su último período en 2016, deberá culminar su trabajo en nueve áreas protegidas, que son el foco principal del proyecto: volcán Barú, isla Bastimentos, Coiba, Parque Nacional Omar Torrijos, Altos de Campana, Parque Nacional Soberanía, Parque Nacional Chagres y el Parque Nacional Portobelo, junto con el bosque protector San Lorenzo. 

Panamá cuenta con áreas protegidas que podrían robustecerse.

Su potencial boscoso y variada avifauna, por ejemplo, sobresalen como activos favorables para el sector ecoturístico, que podrían calar en un turismo responsable y de estándares internacionales, derivado de “una actividad económica sana, que valora nuestra riqueza natural y promueve la prosperidad con equidad”, recalcó el presidente de la República, Juan Carlos Varela, el pasado mes de abril en el Día Mundial de la Tierra.

Indra Candanedo, asesora técnica del proyecto de ecoturismo, explica que el Ministerio de Ambiente junto con la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) y el Instituto Nacional de Cultura impulsa este proyecto, que este 2015 busca cerrar el año con la solidificación de planes de uso público, para regular las actividades y visitas dentro de las áreas protegidas y, a su vez, centrarse en aquellos puntos dentro de las reservas que cuenten con un mayor atractivo turístico para el visitante.

Para ello, nueve sitios del Sistema Nacional de Áreas Protegidas fueron seleccionados como foco de atención durante este año. Sin embargo, continúa Candanedo, en 2016 el proyecto se centrará únicamente en tres parques nacionales, los cuales igualmente recibirán la mayor inversión del esquema: Barú, Coiba y Soberanía.

“Estos sitios reúnen las condiciones propicias para el turismo verde y también cuentan con una afluencia importante de visitantes, locales y extranjeros”, recalca Candanedo, quien añade la necesidad de “poner en orden” las visitaciones para que la experiencia sea grata y segura.

Los planes de uso público, aún en desarrollo, deberán contemplar la capacidad de carga para cada zona protegida y su límite de cambio aceptable.

Por ejemplo, en el caso del Parque Nacional Volcán Barú, es común que algunas personas se desvíen de los senderos, y es necesario regular la actividad de modo que la experiencia sea positiva, asegura la asesora.

Igualmente, se prevé la rehabilitación de nueve senderos ubicados en los parques nacionales Coiba, volcán Barú, Soberanía, San Lorenzo y Altos de Campana.

También se tiene contemplada una capacitación certificada para guías que ayuden a incrementen la oferta y experiencia del país.

IMPULSOS

Según Candanedo, el proyecto Ecotour-AP contempla la creación de miradores y merenderos, con la premisa de hacer que un mayor número de visitantes acuda y valore las áreas protegidas en el istmo.

“También para que el turista deje divisas dentro del país que contribuyan con la sostenibilidad de la zona”, añade la asesora técnica, quien menciona que parques nacionales como el volcán Barú reciben un aproximado de 6 mil personas por año, mientras que Coiba podría duplicar esta cifra.

En los planes de uso público, aún en desarrollo, deberán contemplar la capacidad de carga para cada zona protegida, así como su límite de cambio aceptable, este último mide el impacto de los recursos naturales en relación con las actividades recreativas realizadas por los turistas.

SABOR ISTMEÑO

Para el Ministerio de Ambiente, el turismo verde representa una posibilidad de aumentar los ingresos que puedan revertir para el mantenimiento de las áreas protegidas y mayor cantidad de guardabosques.

“El turista ecológico viene en busca de naturaleza y playas limpias en lugar de un resort”, opina la asesora, quien toma en consideración experiencias puntuales, como la actividad física y el contacto con la naturaleza en su hábitat natural.

También toma en cuenta la participación de las comunidades adyacentes como parte de esta oferta, con aportes culturales o de servicio, por ejemplo. 

“Hasta el momento, es poco lo que se ha hecho”, dice Candanedo, quien recalca la necesidad de crear un reglamento que facilite una mayor participación comunitaria y de la empresa privada interesada en invertir en naturaleza.

La especialista, basada en estudios realizados por la organización internacional Sustainable Travel International, también remarca la demanda de destinos verdes por parte de turistas más jóvenes y la llamada generación millennial.

“Con ello, las características del turista común cambian y se abre un panorama para que un tercio del turismo istmeño se pueda orientar hacia lo natural”, señala.

Por otro lado, dice, la concepción de una visión de país sobre lo que se quiere lograr en materia de ecoturismo, aún es una tarea en construcción que se realiza conjuntamente con entidades como la Cámara de Turismo de Panamá, Autoridad de Turismo de Panamá, fundación Natura, Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Videos Cecilia sigue luchando contra su depresión

Cecilia sigue luchando contra su depresión Cecilia sigue luchando contra su depresión Vídeo
Cecilia sigue luchando contra su depresión

Esta chimpancé, de 20 años, llegó en abril al Santuario brasileño de Grandes Primates de Sorocaba, 100 kilómetros al oeste de ...

DENUNCIA Henrique Capriles atribuye a pugnas en oposición acusación por caso Odebrecht

Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción. Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción.
Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción. AFP/Archivo

El dirigente venezolano Henrique Capriles atribuyó al gobierno y a las pugnas en la oposición las denuncias de que su campaña ...

VIOLENCIA EN VIRGINIA Se multiplican donaciones a organizaciones antirracistas tras Charlottesville

Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación. Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación.
Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación. AP/Andrew Shurtleff

Las donaciones a la Anti-Defamation League (Liga Antidifamación, ADL), una de las más antiguas organizaciones de lucha contra ...