El estigma de las becas de comedor

Temas:

Evitar el estigma de la pobreza lleva a miles de padres a ignorar las becas de comedor de los colegios de algunas zonas del Reino Unido, con la esperanza de que su complicada situación económica no sea descubierta.

Sentados a comer aparte en una cafetería en la que no hacen cola para pagar como el resto de los alumnos, los becarios de comedor sufren las consecuencias del sistema británico de ayudas, poco discreto y muy propenso a exhibir las desigualdades.

Un informe elaborado por el Instituto de Investigación Social y Económica de la Universidad de Essex encendió las alarmas al revelar que, solo en Escocia, unos 300 mil niños que podían pedir la ayuda la ignoraron por motivos sociales.

El miedo al qué dirán es una tendencia que se repite en otras zonas del país, según ha podido confirmar Efe con los diferentes departamentos educativos de Gales e Irlanda del Norte, aunque no se registró en Inglaterra, donde vive el 80% de la población.

El 21.2% de los niños de Irlanda del Norte que podían pedir esta ayuda se abstuvieron durante el último curso, una tendencia que en Gales subió hasta el 23%.

Pese a ceñir su estudio a los centros escoceses, Angus Holford, autor de la polémica investigación, explica que la organización de los comedores, elemento que según él lleva al rechazo, es idéntica en todo el país.

El informe de Holford demuestra que muchos padres prefieren que los pequeños solo almuercen un sándwich a cambio de que no sean señalados en la cafetería y no sufran la presión de otros alumnos, algo especialmente grave para los menores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Fotografía Carnavales en Chiriquí

Carnavales en Chiriquí Carnavales en Chiriquí Galería
Carnavales en Chiriquí Chiriqui/LA PRENSA/ Sandra Rivera