Los golpes de Jackman

Temas:

FOX FOX
FOX

Hugh Jackman llegó en el año 2000 a Hollywood, y por la puerta grande, para interpretar a Wolverine en la primera película X-Men. Poco más de una década después todavía sigue recaudando millones con el rol de Wolverine (viene otra versión en 2013), mientras reparte su talento en Broadway o la animación del Oscar, además de su nueva película Real Steel, que se estrenó este fin de semana en Panamá.

–¿La última frustración que sufrió en su carrera?

–Después de la última película con Wolverine estuve un poco frustrado. Había terminado con 20 libras de músculos y era muy difícil hacer algo diferente. Por eso tuve que posponer el espectáculo de Broadway. Eso fue frustrante. Y me gusta hacer teatro porque no estoy a la merced del cine, y así puedo alejarme de ese mundo. Igual quiero mantenerme en esos dos universos.

–¿Es verdad que en San Francisco le tiraron al escenario desde el público unas esposas, como las que usa la policía?

–Sí, fue extraño.

–¿Y por qué?

–No tengo la menor idea.

–¿A otros famosos le tiran ropa interior y a usted, esposas?

–Sí, también me tiran ropa interior. Pero esa vez fue extrañísimo.

–Más allá del perfil de símbolo sexual, es más conocido como un hombre de familia ¿Cómo disfruta el tiempo libre dentro de su ámbito?

–Ahora estamos por viajar a Francia; rentamos una casa. No tenemos demasiado tiempo, pero vamos a tratar de ir a la costa; nos gusta salir de viaje o de campamento con mis hijos. Acampar es divertido.

–¿Es una forma de buscar un lugar donde nadie lo conozca?

–No, realmente no. No es para tanto. Yo no vivo en el mundo de Brad Pitt.

–¿Extraña Australia?

–En los últimos dos años viajé muy poco. Estuve en la Navidad del año pasado y creo que fui en otro viaje, por publicidad. No volví más en estos dos años porque había vivido allá dos años seguidos para filmar la película Australia.

–¿Trata de no malcriar a sus hijos? ¿Qué les enseña sobre el dinero, por ejemplo?

–Les hablo muchísimo sobre el respeto a la gente. Y lo mismo pasa con el dinero. No hay que tenerle vergüenza al dinero ni tenerle miedo. Tampoco quiero que gobierne mi vida, pero es importante entender la bendición que tenemos, en un país donde la cuarta parte de la población vive con menos de 50 dólares al día. Con mis hijos Oscar y Ava estuvimos con World Vision, en Cambodia; también los llevamos a Etiopía para que conozcan el mundo en que vivimos y sepan lo bendecidos que están. Pero, más allá de eso, tampoco quiero que piensen que el dinero es todo, pero le tienen respeto, como respetan otras cosas.

–¿Alentaría a sus hijos para que también sean actores como usted?

–Yo amo la actuación y mi padre también me alentó mucho. El era contador para Price Waterhouse, algo bastante importante. Pero si mis hijos sienten que quieren hacer lo mismo que yo, me encantaría si realmente lo aman... porque creo que la gente se mete en la actuación cuando quiere ser famosa o por el dinero. Y me sorprende, es una mala decisión, porque puede parecer que ese es el mejor camino y nunca funciona así.

–Siempre vemos las fotos que los ´paparazzi´ le sacan con sus hijos, como si fuera el padre perfecto...

–Si hay una cámara cerca de casa, siempre voy a parecer el padre perfecto. (Ríe).

–¿Quiere decir que le costó interpretar al mal padre de la película Real Steel?

–Deberías ver todo lo que tengo que editar en mi vida real como padre. No, la verdad soy como un chico grande, y como padre me encanta esa parte donde podemos dar permiso para jugar. Pero claro, quiero pensar que soy mejor que mi personaje de Charlie. Debe ser duro, porque él no estuvo con su hijo los primeros 10 años de su vida. Y lo que me gusta del rol es que él hace lo imposible por evitar el título de ser padre.

–En la película el padre habla poco pero hace mucho. ¿Así era la relación con su padre?

–Sí, mi padre no hablaba demasiado. Él trabajaba todo el día, era un padre soltero con cinco hijos. Y me saco el sombrero con alguien así. Yo tengo solamente dos hijos y ya tengo bastante. Y tengo muchísima más ayuda que mi padre. Es un hombre increíble. En las vacaciones, en Navidad, nos íbamos de campamento a la playa, en una carpa para cinco personas. ¡Cocinaba para cinco! No debe haber sido nada fácil para él. No sé cómo hizo.

–¿Diría que su padre ha sido la más grande influencia de su vida?

–Desde el momento que tuve hijos me di cuenta de lo difícil que debe haber sido para él. Ciertamente aprecio todo lo que hizo. Y se lo dije: “Espero que sepas cómo aprecio todo lo que hiciste”. Y él me contestó: “Bueno, no era lo mismo en aquel entonces, cuando con tus hermanos se la pasaban quejándose por limpiar o ayudar un poco”. (Vuelve a reír).

–¿Nos cuenta la experiencia de haber estado con Sugar Ray Leonard en la película Real Steel?

–Sí. Yo no lo podía creer. Es como una leyenda del boxeo y al principio yo estaba un poco anonadado cuando lo conocí, me sorprendió mucho. Primero que todo, se ve tan bien. ¿Nunca le pegaron? Se lo ve demasiado joven, lleno de energía, y es muy abierto como persona. Hablamos muchísimo sobre la importancia de la relación que tiene el hombre de la esquina del ring con el boxeador. Él se la pasaba diciendo que yo tenía que tener una mirada especial. Sabíamos que del otro lado había un robot, pero no importaba. Sugar Ray dice que hay que verlos desde el rincón, como si fuéramos su fuerza. Fue genial.

–¿Entrenó con Sugar Ray?

–Sí, entrené un poquito, pero yo ya había empezado a entrenar para la película, para estar en forma, porque también es la mejor manera de mantener un buen físico. Igual quería mostrar que podía pegar un buen golpe y por eso trabajé con Sugar Ray. Y él me ayudó bastante.

–¿Sigue boxeando?

–Sí, hago algo de entrenamiento. Hay un lugar llamado Aerospace en Nueva York que es fantástico porque te entrenan como si estuvieras preparándote para una pelea por el título, sin que te peguen como en una pelea. Y eso es lo bueno. Es muy popular. Hay muchas mujeres también, es muy famoso.

–Parece haberlo logrado todo en su carrera. ¿Cambiaría algo en particular?

–No quiero ver la mitad del vaso vacío. El solo hecho de que me paguen por hacer lo que genuinamente hago me asombra todos los días. ¿Me sale todo como quiero? No. ¿Puedo quejarme de algo? Seguro, pero no es el propósito de la vida amargarse cada vez más, sino ser mucho más agradecido. Y yo agradezco mucho todo lo que tengo. Es algo que aprendí cuando hice The Boy From Oz en teatro. Cuando estrenamos, las críticas eran terribles y parecía que había tomado la peor decisión. Pero después de un tiempo finalmente aprendí que estoy en una posición afortunada donde puedo elegir, algo que definitivamente no tenía cuando recién había empezado como actor. Y cuanto más esté con aquellos con quien me siento mejor, la vida se torna mucho más fácil si encontramos algún fracaso o si hacemos algo mal. Y esa lección funciona para todo en la vida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Salud y Ciencia Nestlé anuncia nueva tecnología para reducir azúcar en el chocolate

Nestlé y sus pares han estado trabajando para reducir el azúcar, la grasa y la sal mientras los consumidores optan cada vez más por opciones más frescas. Nestlé y sus pares han estado trabajando para reducir el azúcar, la grasa y la sal mientras los consumidores optan cada vez más por opciones más frescas.
Nestlé y sus pares han estado trabajando para reducir el azúcar, la grasa y la sal mientras los consumidores optan cada vez más por opciones más frescas. Imagen tomada de internet

Nestlé, el mayor grupo mundial de alimentos procesados, dijo que concibió una nueva tecnología que tiene el potencial de ...

Sociedad Anuncian medidas para mitigar los tranques en la capital

El ministro indicó que esta medida fue tomada tras una reunión en la que participaron el director de la Dirección de Operaciones del Tránsito de la Policía Nacional, Javier Fanuco. El ministro indicó que esta medida fue tomada tras una reunión en la que participaron el director de la Dirección de Operaciones del Tránsito de la Policía Nacional, Javier Fanuco.
El ministro indicó que esta medida fue tomada tras una reunión en la que participaron el director de la Dirección de Operaciones del Tránsito de la Policía Nacional, Javier Fanuco. LA PRENSA/Archivo

El ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, confirmó la mañana de este jueves 1 de diciembre que desde este 5 de diciembre ...

UNO DE LOS HOMBRES MÁS BUSCADOS DE PANAMÁ Director de la Policía Nacional confirma captura de David Viteri

Viteri fue puesto a órdenes de las autoridades competentes. Viteri fue puesto a órdenes de las autoridades competentes.
Viteri fue puesto a órdenes de las autoridades competentes. Tomada de la cuenta @ProtegeryServir

El director general de la Policía Nacional, Omar Pinzón, confirmó la mañana de este jueves 1 de diciembre la detención de ...

Destacados