Algo más personal

Temas:

El nombre de Francis Ford Coppola se escribe en Hollywood con mayúsculas. El genio director de Apocalipsis Now y El Padrino impuso una marca registrada en los clásicos del cine.

Con una hija directora, Sofia Coppola, y un famoso sobrino como Nicolas Cage, conforman la familia con más premios Oscar en el mundo del espectáculo. Aunque el éxito parece haberse apagado en su carrera, Francis Ford Coppola sigue manteniendo encendida la gran pasión por el cine.

-¿A lo largo de los años cambió su estilo de cine?

-Hace bastante tiempo que trabajo y uno de los más obvios comentarios que escucho es ´bueno, las películas que hace hoy, no son tan buenas como las que hacía 30 años atrás...”.

-¿Y qué opina ante el comentario?

-Digo la verdad: 30 años atrás, esas películas que hoy te parecen tan buenas, no habían sido tan bien recibidas. El Padrino tuvo una crítica terrible en el Daily Variety. Y todas las películas siguientes desde The Conversation y Godfather II o Apocalypse Now, nadie decía que eran películas interesantes, todo lo contrario. Llegaron a decir que era el mayor desastre que se había hecho en los últimos 40 años de Hollywood. Pero 30 años después, recién ahora dicen: “esas películas son interesantes”.

-¿Tiene que esperar 30 años para saber si realmente gustan las películas que hace hoy?

- Exacto. No voy a estar vivo dentro de 30 años, así que nunca lo sabré. Y en cierta forma me tranquiliza, porque puedo trabajar en el cine sabiendo que el tiempo realmente es la verdadera evaluación de mis películas.

-¿Está orgulloso de sus películas?

-Mi carrera es muy extraña. La gente siente que es un honor, son muy buenos conmigo, ahora que estoy viejo. Siempre tuve que enfrentar la crisis de preguntarme cómo iba a poder mantener a mi familia, con tantas críticas malas. De verdad, hubo un periodista llamado Frank Rich, del New York Times, que dijo que Apocalypse Now había sido el mayor desastre de Hollywood. Yo no podía creer que no había nada peor que la película mía. ¿Qué le habrá parecido la segunda película de Superman que se había estrenado casi al mismo tiempo? ¿No es un desastre peor? No, yo tuve que serlo. Y ahora, Apocalypse Now es considerada un clásico. ¿Qué puedo pensar? Hay que aceptar que nuestra cultura sigue su curso y si tratas de mostrar algo diferente, te van a pegar en la mano. Pero 30 años después, te van a premiar por lo mismo que te pegaron. Por eso me siento cómodo con mi estilo. El cine es demasiado maravilloso y demasiado joven, todavía quedan muchas sorpresas por develar.

Buscando un estilo de cine que no siempre aprecian los críticos, hace tiempo que Francis Ford Coppola se alejó del campo de las superproducciones y los primeros puestos de las recaudaciones.

Hasta su hija Sofía Coppola o el sobrino Nicolas Cage parecen tener más éxito hoy en día. Y él lo sabe. Pero tampoco le preocupa. Sin venderse a la más fácil salida comercial.

Francis sigue conservando su estilo propio, dirigiendo ahora la extraña película Twixt sobre el sueño de una historia de fantasmas y vampiros, donde Val Kilmer interpreta a un novelista que llega hasta una alejadísima ciudad para firmar autógrafos y termina descubriendo otra nueva novela en medio de sus sueños... o pesadillas.

-¿Es cierto que usted soñó el argumento de ´Twixt´, tal cual como pasa en la ficción?

-Es verdad. Yo había tenido un sueño bastante real en Estambul. Y mientras lo soñaba pensaba que podía ser una buena película. Por alguna razón estaba bien alerta en miedo del sueño, hasta que alguien me despertó. Estaba muy frustrado, porque quería saber lo que iba a pasar. Traté de volver a dormir, pero cuando no pude, busqué una grabadora para no olvidarme de los detalles.

-¿Pudo recordar el sueño con claridad?

-En ese momento, sí. Después mandé a transcribir la grabación y esa fue la base del guión. Yo tampoco escribo los guiones en forma convencional, para guardar cierta libertad para las ideas que deciden el guión final. Por eso, al principio parecía una historia muy corta, pero así terminó siendo la película Twixt.

-¿Cree que los sueños son pura fantasía o es realmente el subconsciente que nos lleva a otro mundo?

-Si no fuera por el hecho de volver a la misma vida, más o menos al mismo punto, uno pensaría que el sueño es la vida real. Sabemos muy poco sobre la conciencia y nuestra existencia, la verdadera historia. Solo podemos disfrutar nuestras vidas, tratando de especular con lo que nos pueda pasar. Yo duermo muy bien y tengo una vida con sueños bastante buenos. No suelo tener pesadillas, aunque a veces, como todos, tenga cierta ansiedad al dormir por algo que me preocupa y que después se expresa en un sueño. Pero es obvio que necesito ese tiempo, dormir lo suficiente, para volver a ajustar todas las emociones por las que pasamos. Nunca me puse a estudiar el tema, pero me fascina la vida de los sueños.

-¿La escena de la película donde Val Kilmer sueña con la muerte de la hija en un accidente, tiene algo que ver con la muerte de su hijo Gian Carlo?

-Todas las películas con las que trabajo ahora son personales, porque una de las bellezas del cine es que aprendemos tanto sobre ciertos temas en los que trabajamos. En cierta forma, hacer una película es como plantear una pregunta. Yo sabía que iba a tratar un homicidio en la historia de Twixt, pero no me di cuenta de que en el proceso iba a admitir algo mío tan personal. Cada padre se siente responsable de lo que pueda pasarle a un hijo, es inevitable. Y yo no me di cuenta lo responsable que me había sentido por la muerte de mi hijo Gian Carlo, lo que pasó 24 años atrás, yo debería haber estado ahí, por mi hijo.

Ford Coppola se refiere a la muerte de Gian Carlo, que falleció en 1986, cuando iba corriendo en un bote a toda velocidad, tal cual como ahora muestra la película con Val Kilmer.

-¿La película esconde algún otro hecho real?

-Edgar Allan Poe también apareció en mi sueño, tal cual como en la película. No fue ninguna idea nueva. En medio de este sueño que parecía La Divina Comedia, sentí que estaba siguiendo a este poeta extraordinario. Sabía lo suficiente sobre su vida como para saber que su trabajo había sido la expresión de una herida que él mismo había tenido, aunque yo no me había dado cuenta de mi herida. Los dos compartíamos estos pequeños fantasmas y de alguna forma él me dijo: ´La gran razón de la historia está de tu lado´. En ese momento no supe lo que significaba. Pero era hora de darme cuenta de que en lo más profundo de mi corazón yo me sentía responsable. Pude haber ido, mi hijo quería que yo fuera. De alguna forma, aquel sueño me llevó hasta ese razonamiento. Y hoy estoy agradecido.

-¿Podemos soñar con una nueva versión de ´El Padrino´, con su hija como directora?

-Nunca disfruté con El Padrino. Tuve la bendición de haber tenido un elenco de actores extraordinarios en un momento donde al público le interesaba algo así. ¿Pero de dónde surge que hay que hacer seis versiones de una misma película? Es una idea financiera que nada tiene que ver con el cine. ¿Por qué voy a estar interesado en hacer algo que a nivel personal ya estoy exhausto?

-¿Qué opina del éxito de Sofia como directora?

-Sofía era maravillosa en su niñez, siempre tuvo intereses diferentes. Era muy buena pintando. También solía escribir historias y se dedicó a la moda. Estuvo en la portada de Vogue cuando tenía 19 años y después fue fotógrafa de moda. Cuando tenía 19 o 20 años me dijo: ´Papá, quiero pintar, me gusta la fotografía y quiero diseñar moda y escribir, ¿debería enfocarme solamente en algo?´. Yo le dije: ´Sofía, no te preocupes. Yo te diría que hagas todo lo que te gusta y algún día vas a darte cuenta lo que realmente te interesa´. Unos años después, hizo el cortometraje hermoso The Star y ahí me di cuenta de que tenía mucho talento como directora. Después hizo The Virgin Suicides, una novela muy compleja, pero ella logró una película poética y hermosa. Estoy orgulloso de que mi hija sienta que el cine es algo personal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Cultura VIDEO: Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y promotor de la paz

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...

Tecnología Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos

Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Vídeo
Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos AFP

Numerosas compañías como Uber, Tesla y Google están trabajando en vehículos autónomos. Pero, llamando menos atención, ...

Videos El legado de Alfred Nobel

El legado de Alfred Nobel El legado de Alfred Nobel Vídeo
El legado de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...