Los recuerdos de la gesta patriótica de 1964

OPINIONES. Hoy, recordando la conversación que sostuve hace algunos años con la señora Marcelina Chávez, viuda de Arosemena, madre de Ascanio Arosemena, primer caído en la gesta patriótica del 9 de enero de 1964, vienen a mí sentimientos en
El 9 de enero de 1964, cerca de 200 estudiantes del Instituto Nacional marcharon hasta la Zona del Canal. El 9 de enero de 1964, cerca de 200 estudiantes del Instituto Nacional marcharon hasta la Zona del Canal.
El 9 de enero de 1964, cerca de 200 estudiantes del Instituto Nacional marcharon hasta la Zona del Canal.

Hoy, recordando la conversación que sostuve hace algunos años con la señora Marcelina Chávez, viuda de Arosemena, madre de Ascanio Arosemena, primer caído en la gesta patriótica del 9 de enero de 1964, vienen a mí sentimientos encontrados de tristeza, dolor y patriotismo.

Con lágrimas en los ojos y cargando en sus manos la última camisa y suéter que tenía Ascanio el día de su muerte, sujetando el orificio de bala como testigo material del proyectil que asesinó a su hijo, la madre de ese joven caído me decía que hubiese preferido mil veces tener a su hijo en sus manos –actitud propia del cariño eterno de una madre–, pero que fue consciente de que el deber patriótico se lo quitó de sus manos para inmortalizarlo en bronce y en el recuerdo de toda una nación y de muchas generaciones.

Quizás lo más dramático de este escrito consiste en que no puedo hablarle de cifras frías y datos precisos de lo que ocurrió esos 9, 10 y 11 de enero de 1964, empero, sí puedo transmitir el sentimiento de una generación distinta pero responsable que rinde homenaje a aquellos mártires, tal como decía Martí: "Los mártires son el altar más hermoso de la patria y cuando se muere en brazos de la patria agradecida, la muerte acaba, la prisión se rompe y empieza al fin con el morir la vida".

Hace 49 años, esos jóvenes que decidieron con dignidad levantar la bandera panameña junto al estandarte norteamericano en la antigua escuela de Balboa actuaron con desprendimiento, dejando a un lado actitudes estériles propias de muchos jóvenes sin ideales, y tomaron acciones que cambiarían el rumbo del país, pero teniendo consigo el costo de haber escrito esa parte de la historia en "tinta roja", por toda la sangre derramada y el sacrificio de muchas generaciones y vidas panameñas.

Siento tristeza al pensar que muchos jóvenes de hoy vean el 9 de enero como un día de asueto, de fiesta o de paseo, cuando hace 49 años la juventud panameña, con coraje, dignidad y valentía, tomó la decisión patriótica más importante de la historia.

Ese 9 de enero inyectó fibras de nacionalismo a lo largo y ancho del país, luego de que nuestros jóvenes recibieran una bandera pisoteada ante hechos confusos que desembocaron en empujones y la insignia panameña rota en pedazos; este suceso despertó el sentimiento nacionalista de todo un pueblo que culminó en una violenta masacre, en la que unos pusieron las balas y nosotros pusimos los muertos, como decía Omar Torrijos Herrera.

Sabio y estadista fue Torrijos cuando dijo que "nuestros mártires ya han muerto de bala, que no vuelvan a morir de indiferencia", teniendo presente que la verdadera muerte no es la desaparición física, sino el olvido.

Creo que sin un 9 de enero de 1964 no hubiesen existido las condiciones para que la potencia más grande del mundo cediera con desprendimiento a las pretensiones de nuestra pequeña nación en aquellos tratados Torrijos-Carter, en los que un hombre llamado Jimmy Carter, como mandatario de Estados Unidos, y otro llamado Omar Torrijos, por Panamá –ambos humanistas y estadistas por excelencia–, decidieron reconstruir los cimientos de una lucha que en su momento dejó resquebrajada la buena y armónica relación que debieron haber tenido ambos países a lo largo de nuestra historia.

Hoy reconozco el cumplimiento y la colaboración de Estados Unidos para que los tratados se llevaran a cabo en su totalidad, y la madurez política de los panameños para administrar un Canal cuyas ganancias generan riquezas para la ejecución de proyectos y obras en todo el país.

Nos tocará a esta generación hacer cumplir el sueño de nuestros mártires obligando a los gobiernos a distribuir las riquezas que genera el Canal de Panamá de forma equitativa para todos los panameños, no dejando de ser una colonia extranjera para convertirnos en colonos con aquellos políticos que se vuelven  piratas de tierras y pretenden apoderarse de las mismas y de los beneficios de nuestro Canal, que debe ser para todos los panameños.

Solo así podremos cumplir la memoria de Omar, de los mártires, de nuestros héroes de la patria, y teniendo nuestro Canal generando recursos para el país se puede afirmar con veracidad que de soberanía sí se come y que gracias a sus luchas somos un país libre, soberano e independiente, con un Canal único y exclusivamente para todos los panameños.

El reto más grande de nuestra generación es velar por una mejor distribución de la riqueza y de los recursos que proporciona el Canal de Panamá, y que tengamos una educación de calidad de primer mundo. No obstante, antes de tener infraestructuras de primer mundo, el panameño en su preparación intelectual y académica debe ser de primer mundo; solo así honraremos la memoria de los mártires de enero y de los próceres de la patria. 

(El autor es secretario de la Juventud del Partido Revolucionario Democrático)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

ESTUVO 19 DÍAS DETENIDO Liberado Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas contra Maduro

Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’.
Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Tomado de Twitter

El joven venezolano que toca el violín en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro fue liberado la noche de este ...

Mundo ¿Quién es Mike Pence?

¿Quién es Mike Pence? ¿Quién es Mike Pence? Vídeo
¿Quién es Mike Pence?

Este jueves el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, visitará Panamá para una reunión con el presidente de la ...

Provincias Los Santos: tres nuevos casos de fiebre por virus hanta

Carlos Muñoz, jefe del departamento de epidemiología de la región de salud de Los Santos. Carlos Muñoz, jefe del departamento de epidemiología de la región de salud de Los Santos.
Carlos Muñoz, jefe del departamento de epidemiología de la región de salud de Los Santos. Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Tres nuevos casos de fiebre por virus hanta, entre ellos dos menores de edad, han sido diagnosticados en la provincia de Los ...