reunión de la sociedad interamericana de prensa

Analizan libertad de prensa y futuro de medios impresos

¿Sobrevivirán los medios impresos ante la revolución digital? ¿Cuál es la frontera ética entre el interés público, la privacidad y los derechos de autor? Estos son algunos de los temas que aborda desde el pasado viernes la sexagésimo octava asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Sao Paulo, Brasil, con la mayor asistencia en los 70 años de vida de la organización: 550 delegados entre representantes de medios de 21 países y observadores de organismos internacionales.

Por parte de Panamá asisten delegados de las casas editoriales Corprensa (La Prensa y Mi Diario), Epasa (Panamá América, Crítica, Día a Día y PM) y Genesa (La Estrella y El Siglo).

El foro, cuya inauguración formal (mañana) estará a cargo de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pasa revista al estado de la libertad de prensa en las Américas. También muestra las últimas plataformas tecnológicas para contenidos informativos; ausculta tendencias, y analiza las perspectivas futuras de la industria mediática en sus múltiples componentes. A la vez, se comparten experiencias notables alcanzadas o en desarrollo ya sea por empresas periodísticas afiliadas a la SIP, o por terceros.

Además, en seminarios y conferencias dichos aspectos se analizan con la participación de figuras notables de Iberoamérica y Estados Unidos. Este año han sido invitados los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Alan García (Perú), y el excanciller de México Jorge Castañeda.

Medios asediados

Este año la SIP dispuso un tratamiento para los “informes por país”, a través de paneles temáticos. Así, en uno de ellos se abordará “el énfasis que algunos gobiernos ponen en leyes para blindarse frente a las críticas y controlar los medios, antes que cumplir con las leyes y las constituciones”, en cuyo marco se estudiarán los casos de medios de Argentina, Ecuador, Panamá y Venezuela “que deben lidiar –según la convocatoria de la SIP– con trabas constantes al acceso a la información pública, discriminación en el otorgamiento de publicidad oficial y persecución judicial”. La discusión será moderada por el presidente de la comisión de expresión y director de La República de Perú, Gustavo Mohme.

La reunión se ocupará igualmente de la intención de “varios gobiernos de la región de imponer límites y restricciones operativas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, que de aprobarse dañarían el eficiente sistema de vigilancia, protección y promoción de los derechos humanos y la libertad de prensa en las Américas”.

derecho a la privacidad

“La libertad de prensa y el derecho a la privacidad” será otra de las aristas a tratarse en el encuentro. El asunto se plantea bajo las interrogantes: “¿dónde termina el interés público y comienza la invasión de la privacidad?, ¿en qué situaciones la intención de proteger al individuo puede transformarse en restricción o censura?”. Aquí participan figuras públicas que suelen ser asediadas por los periodistas, abogados y editores de medios.

¿Sobrevive el impreso?

Este sábado, Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa que edita El País, de España, y Rosental Calmon Alves, de la Universidad de Texas, Austin, EU, en un auditorio colmado para escucharles hablar (como los reconocidos gurús mediáticos que son) presentaron un panorama sobre el cual se impone de manera cada vez más impactante el formato digital. Cebrián se refirió a la transformación que debió hacer el rotativo español para convertirse en un medio global, con más lectores en América Latina que en la misma España. Atribuye esto más a la realidad de la revolución digital que a la misma crisis en el país, a cuya cuenta ya han perdido empleo 700 periodistas, con la perspectiva de que sean 7 mil en los próximos tres años, con el cierre de un gran número de impresos regionales y locales. “Hay una amenaza real debido a la estructura económica del sistema si no encontramos un modelo o varios modelos (no hay modelo, no existe un modelo) que permitan monetizar toda nuestra actividad en la red”, explica.

El País ha tenido en el último período una pérdida de 200 millones de euros ($259 millones) que trata de equilibrar con una reducción en gastos de 100 millones de euros ($129 millones). Cebrián apuntó que los influyentes The Guardian, Le Monde y la Repubblica han debido llevar a cabo “iguales reconversiones”.

La revolución digital

Calmon Alves, por su parte, se refirió a la crisis en el sector de Estados Unidos que acumula una cesantía de 40 mil personas de la industria, entre otras razones por la desaparición de numerosos periódicos. “El problema no es si los diarios circulan; el problema es cómo siguen generando publicidad para seguir existiendo”, recalca. Al hablar de lo vertiginoso con que se imponen las redes sociales en el orbe, destacó que a estas alturas la @ es un símbolo ya obsoleto para los miles de millones de jóvenes que hoy navegan en la red.

Como Cebrián, Calmon Alves termina por mostrarse exultantemente optimista si la industria comprende y asume esta revolución, similar por lo histórica a la que trajo consigo la imprenta de Johannes Gutenberg (1450), y pone como ejemplo de esto la experiencia exitosa de The Dallas Morning News. “Esta revolución, dice, plantea desafíos que los periodistas y las empresas pueden enfrentar con estrategias que no luchen contra la realidad”.

Más compromiso

“Una mayor presión de los gobiernos democráticos de la región en defensa de las instituciones que tutelan la libertad de expresión”, pidió el ensayista, catedrático y ex canciller de México Jorge Castañeda, al hablar ayer sábado ante la Asamblea.

Se refería en concreto a las exigencias de Venezuela y Ecuador de reducir y limitar el marco de acción de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría para la Libertad de Expresión.

Castañeda alabó por experiencia propia –debió llevar a la Corte Interamericana de Justicia, en San José, un caso contra la justicia de su país– la validez y la eficiencia de estos organismos y dijo que si los gobiernos mencionados sacan a sus países de esas instancias, perderían autoridad moral para criticarlas desde adentro y, por cierto, “tampoco la tendrían para pedir reformas desde afuera”. También indicó que si Venezuela termina por concretar esa salida, de una manera paradójica serían solo tres los países de la región en no respaldar ese sistema jurídico: Estados Unidos, Cuba y Venezuela.

El excanciller y excandidato presidencial, advirtiendo de que podría incomodar a algunos en la audiencia (los anfitriones), dijo que esperaba ver más energía en esto de parte de Brasil. Explicó que no basta con argumentar que el país goza de plena libertad de expresión para restarse donde hace falta, y subrayó que los principios que fundamentan la libertad de expresión están arraigados “en la presidenta Dilma Rousseff y los expresidentes Lula da Silva y Fernando Henrique Cardozo”, y que Brasil, en su nuevo papel de líder continental, debe comprometerse con causas como estas.

El orador también se ocupó de hacer referencia al clima de inseguridad en que viven y trabajan los periodistas de México, al no contar con una seguridad garantizada desde el Estado. “No hay quien los defienda; no se destinan recursos para ello”. En este punto reconoció los esfuerzos de Colombia que, aun con sus imperfecciones, va en la dirección de salvaguardar a los comunicadores que se atreven a denunciar las actividades de los narcocarteles.

Castañeda, al hablar del riesgo implícito en la autocensura, explicó cómo el gobierno de Felipe Calderón intentó poner en práctica un acuerdo similar del gobierno de Álvaro Uribe con los medios colombianos para “bajarles el tono” a las noticias sobre la violencia. “Personalmente me opuse a ello porque la libertad de prensa en Colombia es una larga tradición, y en México no sucede lo mismo”. Además, ironizó, “la violencia en México es de una magnitud que no puede enviarse a las últimas páginas de los periódicos ni al último minuto de los noticieros de televisión” y puso como ejemplo las imágenes de las víctimas colgadas de un puente en su país, que muchos medios mexicanos no reprodujeron, mientras aparecieron en la portada de El País, de España, y reproducidas por internet.

´Un Cartel de medios´

Como en oportunidades anteriores, la asamblea de la SIP provoca la reacción airada de sectores que ven en la organización “un cartel formado por los dueños de los grandes medios de difusión corporativos”, que esta vez –según despachos de medios alternativos a través de internet– tiene “el explícito propósito de sentar en el banco de los acusados a todos lo gobiernos que han asumido la responsabilidad de abrir caminos en la perspectiva de avanzar hacia la democratización de la comunicación”.

El pronunciamiento es atribuido en los envíos, entre otros, a Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz (Argentina), Ignacio Ramonet (Francia), Altamiro Borges (Brasil), Néstor Busso (Argentina) y Oscar Ugarteche (México/Perú).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos La luz de la Navidad

La luz de la Navidad La luz de la Navidad Vídeo
La luz de la Navidad LA PRENSA/Richard Bonilla

La ciudad de Panamá le dio la bienvenida a la Navidad. La Alcaldía de Panamá adornó ocho puntos con luces y figuras alusivas a ...

Fidel Castro Díaz-Canel: ¿el hombre de la transición?

¿SUCESOR? Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba, aquí junto a Raúl Castro. ¿SUCESOR? Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba, aquí junto a Raúl Castro.
¿SUCESOR? Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba, aquí junto a Raúl Castro. REUTERS/Enrique de la Osa

Luego de la muerte del líder revolucionario Fidel Castro y de la promesa de su hermano Raúl de dejar la presidencia de Cuba en ...

NUEVA CAMIONETA Chrysler anuncia la minivan híbrida de mayor rendimiento

La Chrysler Pacifica híbrida cuesta 41 mil 995 dólares. La Chrysler Pacifica híbrida cuesta 41 mil 995 dólares.
La Chrysler Pacifica híbrida cuesta 41 mil 995 dólares. AP/Paul Sancya

Una nueva minivan híbrida con motor a gasolina/eléctrico tendrá un desempeño equivalente a 84 millas por galón (35 kpl) en ...

Destacados