UNA VOCACIÓN APASIONADA

La política en la médula

El diputado José I. Blandón Figueroa incrementó su protagonismo a cuenta de la ruptura de la alianza Partido Panameñista-Cambio Democrático. Aquí explica su trayectoria y el alcance de su proyecto político.

Le calza perfecto lo de “animal político”. Vive la política como vocación apasionada. Nadie lo ha visto en algo diferente. Desde bebé, mamó política, como cuenta aquí. Iba para estudioso de la historia y las ciencias políticas, pero fue atrapado por el debate parlamentario. El suyo es un proyecto de aliento largo con meta ya identificada, y paradas previas a las que aquí se refiere.

En virtud de asuntos conocidos, cobró una notoriedad que bien puede engrosar el capital de su imagen. Ideológicamente de centro izquierda, considera que el desinterés de los jóvenes en Panamá por la política es otra expresión de la crisis de nuestro sistema educativo. Acaba de terminar las más de mil páginas de Los pilares de tierra, la saga histórica de Ken Follet. Es padre de cuatro hijos: dos varones y dos niñas, que nacieron intercalados.

En campaña le veía con el hoy Presidente, dando la idea de una alianza perdurable. ¿Qué pasó?

Fue evidente, casi desde el principio, la intención del Presidente y de Cambio Democrático de cambiar el balance de poder a lo interno de la alianza y entrar en una en cuanto a inscritos y a cantidad de diputados en la Asamblea. La intención era incumplir el acuerdo de ir a las elecciones de 2014 con candidato panameñista a la cabeza.

¿Qué precipitó el final?

Fueron varias cosas. La disputa, que ya llevaba varios meses con respecto al tema de la segunda vuelta electoral, y que el Presidente sintiera que con 36 legisladores ya tenía la mayoría necesaria para controlar la Asamblea. Eso, a su juicio, hacía prescindibles a los panameñistas.

Aún así, usted mismo dijo al salir de esa reunión que la alianza se mantendría hasta 2014...

Acordamos que aunque fuéramos con candidatos propios en 2014, haríamos un esfuerzo por mantener la alianza. Es más, acordamos reunirnos la semana siguiente para ver las reglas de esa convivencia, pero ya no fue posible.

El Presidente lo responsabilizó con nombre propio de quebrar la alianza...

Me hace mucha gracia, cuando eso era un secreto a voces. Donde yo iba, la gente me decía: “ustedes no llegan juntos a 2014; Cambio Democrático no va a respetar la alianza”. Creo que todo el mundo lo sabía. La diferencia conmigo fue que en una entrevista hice pública mi desconfianza hacia Cambio Democrático. Desde ese momento tuve diferencias más abiertas con la dirección de Cambio Democrático.

¿Se siente o lo han hecho sentir como el enemigo público número uno?

Sí. Incluso en la dirigencia de CD y altos personeros de la administración me ven como el principal opositor al gobierno y me incluyen en su discurso oficial, ahora buscando que el alcalde, del que soy asesor, se desvincule de mí.

Debe ser triste ver que la política termine distanciando a quienes eran amigos...

Yo en verdad no tenía amistad con el Presidente de la República ni con sus asesores. Nunca dije que Ricardo Martinelli fuera mi amigo.

¿Y Juan Carlos Varela?

Éramos copartidarios, pero en distintos escenarios. Él apoyó a Alberto Vallarino, yo a Mireya. Pero a partir de la campaña y luego en el gobierno hemos desarrollado una confianza mutua.

Qué es lo que está en juego con el proyecto político de CD y que ustedes no comparten como para estar ahora en la oposición?

La democracia. Ricardo Martinelli tiene un estilo de gobierno que busca el poder. Él no entiende una negociación si el otro no está arrodillado. Eso no es bueno para la democracia.

Ha hablado de amenazas...

De que han hecho amenazas, las han hecho. Y desde lo más alto. No siento temor ante eso. Estuve opuesto al régimen militar cuando tenía 19, 20 años y eso significó diferencias, incluso dentro de mi familia. Estuve detenido y fui exiliado. Ahora está en riesgo la democracia. Hay que ver cómo han logrado la mayoría en la Asamblea.

Cómo lo han conseguido?

Todos los presidentes han podido utilizar las facilidades del gobierno para buscar el apoyo de los diputados, pero ninguno ha llegado al extremo del actual. Cuando hemos estado en oposición dialogamos con el Ejecutivo y hallamos puntos de convergencia y de colaboración para apoyarnos en nuestras tareas respectivas. Pero Martinelli hace un uso arbitrario del poder que tiene la Presidencia para ir comprando diputados.

Y la segunda vuelta electoral...

Como ellos no se ven ganado las acciones en 2014, buscan un mecanismo que convierta a Cambio Democrático en una bisagra que les dé poder de negociación.

¿Y a quién ve como candidato de CD en esas elecciones?

La primera opción de Ricardo Martinelli, es Ricardo Martinelli.

Pero significaría reelección inmediata...

Ellos han tratado de meterla varias veces. Tal vez lo intenten a través de las consultas populares, planteando la pregunta en los términos que mejor les convenga, pero creo que se les pasó el tiempo. Las encuestas dicen que han perdido popularidad, y eso es irreversible.

Cree, entonces, que el Presidente no va a recuperar su popularidad.

Es posible que con populismo, con la entrega de dádivas y subsidios recupere levemente la popularidad, pero ya perdió algo irrecuperable: credibilidad.

¿Y cuál otro podría ser el candidato de CD?

Él ya ha señalado a Ferrufino, Henríquez y Papadimitriu, a los que no les veo ninguna posibilidad.

¿Y una alianza panameñismo-PRD?

No veo esa alianza con miras a 2014, pero sí acuerdos de coyuntura para enfrentar las acciones arbitrarias del gobierno.

¿Cómo ha visto la actuación del Tribunal Electoral en esta circunstancia?

Ha demostrado independencia en un momento bastante crítico para el país.

¿Cuánto se perdió con las reformas al Código Electoral que frustró la Asamblea?

Dejamos de avanzar en transparencia y en fomento de la participación de sectores independientes que harían de catalizador importante en el próximo torneo electoral.

Y los disputados nacionales.

La figura de diputados provinciales sería más conveniente para el país, pero tendría que ir en una reforma constitucional.

La participación de la mujer...

No se avanzó todo lo deseable, pero ahora el Tribunal Electoral puede hacer cumplir la cuota del 40% de participación femenina en las listas de los partidos.

No me vaya a decir que no aspira a ser presidente de la República...

Definitivamente como todo político me gustaría algún día poder aspirar a la Presidencia de la República.

¿Y con qué respaldaría esa aspiración?

Con una trayectoria política coherente y experiencia en la gestión parlamentaria, lo cual significa capacidad de concertación para construir consensos. Además, en la vida política del país no ha habido un Presidente que antes haya pasado por el Legislativo.

Todo indica que piensa hacer escala primero en la Alcaldía de Panamá...

La capital requiere de iniciativas innovadoras que abran espacio a la sociedad para que tome parte en su desarrollo. La inclusión es la base de la experiencia transformadora que viven varias ciudades de América Latina como Curitiba, Medellín, Bogotá, Lima o Tegucigalpa. Calidad de vida basada en la inclusión; esa es la apuesta.

Demostrar que puede dar más allá de la política...

Así es. Sería una oportunidad para demostrar que puedo ser buen administrador y un buen ejecutor, y no solamente el político que usualmente se ve en mí.

Y créame que lo ven así.

Es que yo crecí con la política en mi familia. Muchos piensan que esto proviene solo de mi papá. Pero mi mamá también fue una activista política (del Partido del Pueblo) en los 70. Tuvo que salir del país correteada por los militares. Yo me recuerdo, de pequeño, en reuniones políticas de comunistas en la clandestinidad, y en la universidad donde ella era profesora. Fue Miguel Antonio Bernal, mi profesor y mi compadre, el que ayudó a que mi mamá pudiera salir del país. Cuando ingresé a estudiar derecho, ella me dijo: “recuerda, si tienes que escapar por problemas políticos, dile a Miguel Antonio que te ayude; él tiene experiencia en eso”. Después vinieron la Cruzada Civilista y la lucha final contra la dictadura.

¿No es de lamentar el poco o ningún interés que los jóvenes muestran hoy sobre el hacer de la política?

Creo que ese desinterés es una expresión más de la crisis de nuestro sistema educativo. Cuando viajo, me resulta duro contrastar la pobreza de nuestro discurso político frente al resto de América Latina, incluyendo a Centroamérica. Algo compensa esto: nuestro espíritu práctico nos permite ponernos de acuerdo y resolver asuntos de trascendencia, por encima de las diferencias ideológicas.

¿Escucha consejos de papá Blandón?.

Hablando en buen panameño, de vez en cuando intercambiamos figuritas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos La luz de la Navidad

La luz de la Navidad La luz de la Navidad Vídeo
La luz de la Navidad LA PRENSA/Richard Bonilla

La ciudad de Panamá le dio la bienvenida a la Navidad. La Alcaldía de Panamá adornó ocho puntos con luces y figuras alusivas a ...

Fidel Castro Díaz-Canel: ¿el hombre de la transición?

¿SUCESOR? Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba, aquí junto a Raúl Castro. ¿SUCESOR? Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba, aquí junto a Raúl Castro.
¿SUCESOR? Miguel Díaz-Canel, vicepresidente de Cuba, aquí junto a Raúl Castro. REUTERS/Enrique de la Osa

Luego de la muerte del líder revolucionario Fidel Castro y de la promesa de su hermano Raúl de dejar la presidencia de Cuba en ...

NUEVA CAMIONETA Chrysler anuncia la minivan híbrida de mayor rendimiento

La Chrysler Pacifica híbrida cuesta 41 mil 995 dólares. La Chrysler Pacifica híbrida cuesta 41 mil 995 dólares.
La Chrysler Pacifica híbrida cuesta 41 mil 995 dólares. AP/Paul Sancya

Una nueva minivan híbrida con motor a gasolina/eléctrico tendrá un desempeño equivalente a 84 millas por galón (35 kpl) en ...

Destacados