Fuerte y Al Medio Fuerte y Al Medio

23 dic Encomendado al señor Bolillo Gómez

ALEXANDER DA SILVA adasilva@prensa.com

OPINIÓN

Señores y señoras, se acabó la espera.

Panamá vuelve este viernes a las andanzas de las eliminatorias y el bendito sueño de avanzar a su primer Mundial.

No es ningún secreto que el ambiente no es el más positivo para el choque de este viernes ante Jamaica, pero si algo tiene el fútbol es que muy rápido se olvida todo.

Un triunfo este viernes sobre los Reggae Boyz y nadie recordará los 12 partidos seguidos sin ganar.

No hay duda de que el año y medio que va del proceso del técnico Hernán El Bolillo Gómez ha tenido sus altas y muchas bajas.

Buenos momentos como las victorias en los amistosos sobre El Salvador y Costa Rica y amargos recuerdos como los goles en los últimos minutos ante los ticos en la Copa Centroamericana y la reciente caída en casa ante Trinidad y Tobago.

También debemos reconocer el espíritu de lucha y la unión del equipo en la pasada Copa Oro, donde a pesar de no haber ganado un solo partido, no hay duda de que se vio un estilo distinto, con mucha posesión de pelota y que sobre todo siempre sudaron la camiseta.

Lastimosamente todo lo bueno quedó opacado por lo ocurrido fuera de la cancha, con un técnico que nos agarró de tontos con su largo silencio y con un grupo de jugadores desubicados que lanzaron un comunicado exigiendo respeto cuando en la cancha todavía no han hablado.

Pero así es esto.

Todos somos Panamá.

Y aunque suene como un eslogan cursi por el mes de la patria, lo cierto es que este viernes todos vamos a estar remando por un triunfo de la selección nacional.

Desde el que ya está cansado del discurso mareador de El Bolillo, hasta el que pide a gritos por un relevo generacional, todos estaremos más que contentos de comernos nuestras palabras si la historia negativa cambia en estos dos primeros partidos rumbo a Rusia 2018.

¿Y si perdemos?

Ya habrá tiempo para analizar dicho panorama.

Hoy, con un ojo abierto y el otro cerrado, me encomiendo al señor Bolillo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autor