Indígenas y Gobierno siguen sin ceder posiciones

El presidente Ricardo Martinelli reiteró hoy que “no habrá minería en las áreas comarcales” e hizo otro llamado al diálogo en el Palacio de las Garzas. Los indígenas siguen esperándolo en San Félix.
Cientos de personas esperaban a ser trasladadas el sábado desde la terminal doméstica de aeropuerto de Tocumen. Cientos de personas esperaban a ser trasladadas el sábado desde la terminal doméstica de aeropuerto de Tocumen.
Cientos de personas esperaban a ser trasladadas el sábado desde la terminal doméstica de aeropuerto de Tocumen.

El cierre de la carretera Interamericana cumplió este sábado, 4 de febrero, su quinto día. A pesar de las pérdidas materiales y de las afectaciones a los cientos de personas que han quedado varados por el bloque de la carretera internacional, no se ha podido concretar una reunión entre el grupo que protesta y el presidente de la República. 

Las expectativas estaban fijadas para las 10:00 a.m. de hoy, cuando se tenía previsto un encuentro entre una comitiva gubernamental y representantes de la Coordinadora por la Defensa de los Recursos Naturales y Derechos del Pueblo Ngäbe Buglé y Campesino. 

La cita era en el centro infantil de San Lorenzo, en la provincia de Chiriquí. Allí aguardaban los representantes de los indígenas, el obispo de David José Luis Lacunza y otras autoridades locales. Pero la comitiva del gubernamental nunca llegó. 

Posteriormente, la gobernadora de la provincia de Chiriquí, Aixa Santamaría, se haría eco de las palabras dadas por el presidente de la República, Ricardo Martinelli. Como el mandatario ya había ido a San Félix el año pasado -cuando se firmó el acuerdo que puso fin a las protestas que causaron muertos, cientos de heridos y pérdidas millonarias-, ahora le tocaría ir a los indígenas al Palacio de las Garzas, fue lo que explicó la gobernadora. 

La reacción de los líderes indígenas no se hizo esperar. De inmediato, dijeron que se sentían decepcionados por la acción del Gobierno. 

EL RECORRIDO DEL PRESIDENTE

A pesar que los indígenas habrían querido que estuviera en Chiriquí, el presidente Martinelli permaneció en la ciudad capital. Visitó específicamente el hangar presidencial en el aeropuerto Marcos A. Gelabert, de Albrook. A este lugar fue donde llegó el primer avión de carga de Air Panamá que transportó los primeros 80 quintales de vegetales desde la provincia de Chiriquí.

En declaraciones a los medios locales, el Presidente recalcó que “no habrá minería en las áreas comarcales”. En ese momento hizo un nuevo llamado al diálogo, ya que, añadió, son miles las personas afectadas por el cierre de la carretera. 

El recorrido lo hizo con parte de su Gabinete, entre ellos el titular de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, y el de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano.

Mientras esto sucedía, la jornada de este sábado transcurrió sin enfrentamientos entre los manifestantes. Al final de la tarde, los grupos indígenas reiteraron su voluntad de entablar un diálogo, pero en la provincia chiricana.

A la par, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Henríquez, reiteró a los manifestantes un llamado para buscar una solución al conflicto en el sector de San Félix. 

"Hacemos un nuevo llamado al diálogo… Le pedimos a la coordinadora indígena que venga a la Presidencia para dialogar", aseveró Henríquez, a través de una nota de prensa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Knockout Fernando Fontane: "Algunos no entendieron bien lo de ‘no robarás’..."

Fernando Fontane, el padre que saltó a la fama cuando le ofreció a Martinelli agendarle una cita para confesión, aborda hoy ...

Judiciales Ocho europeos, detenidos por clonación de tarjetas

Una banda de ocho ciudadanos de Europa del Este se encuentra bajo investigación de la Fiscalía Tercera de Circuito, por el ...