Está navegando en la edición del Jueves 6 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Deportes

SALIDA DE MESSí

Lesión no es grave

Lo que era un partido de mero trámite, casi termina en una pesadilla cuando la estrella del Barcelona dejó la cancha en camilla.

DPA. BARCELONA, ESPAÑA

06/12/2012 - Lionel Messi solo padece “una contusión ósea en la cara externa de la rodilla izquierda” y su evolución marcará el tiempo de convalecencia, que se espera que sea breve, según comunicaron ayer los médicos del Barcelona.

La estrella del Barcelona se retiró ayer en camilla a los 86 minutos del partido de Liga de Campeones jugado ante el Benfica (0-0), con evidentes signos de dolor y en medio de una gran preocupación de hinchas y club.

La acción ocurrió a cuatro minutos del final, cuando Messi acometió un mano a mano con Artur. En su intento de superar la salida del arquero portugués, el argentino chocó con él y aunque siguió la jugada ya estaba dolorido. Entonces, Messi se fue al piso y se echó las manos a la cabeza, gesto con el cual abandonó el campo en camilla entre el silencio de los 50 mil espectadores que acudieron al Camp Nou.

Messi fue sometido a una primera exploración en el Camp Nou y posteriormente fue trasladado a una clínica para realizarle una resonancia y una ecografía, que descartaron una lesión grave. Al final todo quedó en una contusión ósea y no se perderá más que unos días.

Los más optimistas incluso creen que el domingo podrá jugar ante el Betis en la nueva jornada de la Liga española.

En el corto plazo, Messi perdió ayer la primera oportunidad de alcanzar el récord del alemán Gerd Müller, que en 1972 completó un año natural con 85 goles. El argentino está a solo uno.

La rueda de prensa ofrecida ayer tras el partido por el técnico del Barcelona, Tito Vilanova, fue prácticamente monográfica sobre Messi y el entrenador justificó por qué jugó el argentino la última media hora a pesar de ser un partido intrascedente. “Sea Messi u otro, cuando veo un jugador que cae al césped siempre me preocupo. No hay nada peor que una lesión para un jugador”, explicó. Pero Vilanova ya supo desde las primeras pruebas que la lesión no sería importante. “Tendremos Messi para mucho tiempo”, auguró. Y agregó: “Lo importante es descartar que sea cualquier lesión que lo deje fuera un tiempo más largo. Si al final solo es que lo tengamos que dejar fuera una semana, muy contentos que estaremos”.

En este sentido, el técnico catalán explicó que si tuviera la ocasión, no rectificaría su determinación de hacer jugar a Messi la última media hora. “Volvería a tomar la misma decisión”, aseguró. “No lo haría diferente de cómo lo he hecho. Habíamos hablado con Leo la posibilidad que jugara media hora. Es un jugador que le gusta siempre jugar y no es por el récord, del que todos hablan menos él”, comentó.

Al respecto, añadió con rotundidad: “Si fuera así, habría jugado todo el partido”.

Según Vilanova, a Messi le es útil jugar en cada partido, sea mucho o poco. “Le sirve como una parte de entrenamiento físico y se siente cómodo”, justificó.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES