Está navegando en la edición del Viernes 18 de Enero del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Economía

Industria agroexportadora se contrae

Costos presionan la siembra de piña

Cultivar una hectárea de piña este año cuesta $6 mil más en comparación con el ciclo agrícola 2011-2012.

18/01/2013 - Los productores de piña de La Chorrera vislumbran un ciclo agrícola 2013-2014 desalentador.

Los costos de producción se han incrementado y las navieras anunciaron un aumento en los precios del flete para enviar la fruta al mercado internacional.

Cultivar una hectárea de piña en el último año pasó de 22 mil dólares a 28 mil dólares, 6 mil dólares más si se compara con el ciclo agrícola anterior.

El precio de los insumos agrícolas fue uno de los renglones que más aumentó los costos de producción. El quintal de urea, por ejemplo, subió de 37.50 dólares a 42 dólares.

La tonelada de cal, que se utiliza en la preparación del suelo, aumentó 21 dólares y se vende a 100 dólares.

En La Chorrera, 163 productores que se dedican a la siembra de la fruta analizan la cantidad ideal de hectáreas a cultivar este año debido al alza en los costos, informó Julián Díaz, productor del área de Zangüenga.

Otro aspecto que ha incrementado los costos de producción son los fletes que cobran las navieras, manifestó Francis Vergara, gerente administrativa de la empresa agroexportadora Verba Odrec.

Enviar un contenedor refrigerado de la fruta a Estados Unidos o Europa costará mil 500 dólares más que su precio actual. Sin contar lo que hay que destinar al pago de los inspectores que se encargan de supervisar la llegada de la fruta a los puertos de destino y así minimizar los “supuestos reclamos por la entrega del producto en mal estado.

Por supervisar un contenedor el inspector se gana 198 dólares, comentó Vergara.

El 70% de la piña que se exporta desde Panamá proviene del área de Zangüenga, en el distrito de La Chorrera, provincia de Panamá, a una hora de la ciudad capital.

Sin embargo, la exportación de piña en el país se redujo levemente el año pasado en comparación con 2011, debido a que los compradores internacionales están exigiendo una certificación de calidad llamada Global G.A.P. (good agricultural practice).

Este requisito no solo se solicita para la piña, sino para múltiples frutas tropicales como sandía y melón.

Sin embargo, la jugosa fruta panameña lidera las exportaciones en el país, lo que implica que cualquier alza genera fuertes repercusiones. El volumen exportado en 2012 representó una disminución del 7.25% comparado con el total exportado en el período 2011.

Los productores en su mayoría no están certificados y, por esta razón, no se puede exportar la piña, comentó el agricultor Julián Díaz .

“El trámite de certificación es costoso, y se exige su renovación anual, lo que se hace insostenible”.

El precio de la certificación ronda los 4 mil dólares por finca y, como lo dice su nombre en inglés Global G.A.P: good agricultural practice, es un protocolo de buenas prácticas que le da confianza al consumidor en cuanto al uso de agroquímicos, cuidados al medioambiente, buenas prácticas laborales, higiénicas y trazabilidad en toda la producción.

Este año una buena parte de los piñeros de La Chorrera optaron por no exportar directamente, sino vender la producción a alguna de las cinco agroexportadoras establecidas en la región.

El precio de la caja de piña se paga al productor entre 3 dólares y 3.50 dólares.

Mercado de la fruta en cifras

$3,500

costo del flete de envío de un contenedor de piña a Europa.

$4,500

cuesta enviar un contenedor de la fruta a Estados Unidos.

163

productores se dedican a la siembra de la fruta en La Chorrera.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES