Está navegando en la edición del Domingo 30 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Economía

balance INSTITUCIONAL

El silencio impera en la Contraloría

Malversación de dinero del Estado y supuestos sobrecostos en los contratos de ciertas instituciones, son algunas de las denuncias.

30/12/2012 - Después de casi cuatro años de gobierno y al cierre de 2012, un año maltrecho por denuncias de corrupción, la contralora, Gioconda Torres de Bianchini, no ha dicho que va a iniciar una investigación y se aferra al código del silencio ante el torbellino de escándalos.

Representantes de la sociedad civil y grupos de oposición afirman que Torres de Bianchini no ha cumplido con las funciones que le ordena la Ley 32 del 8 de noviembre de 1984 de fiscalizar, regular y controlar los movimientos de los fondos y bienes del Estado.

Aunque en administraciones anteriores también se ha cuestionado el ejercicio de la Contraloría, en esta ocasión hay una mayor preocupación, porque este gobierno ha manejado el mayor presupuesto de inversión, aproximadamente 14 mil millones de dólares.

Los críticos señalan las constantes denuncias de malversación de fondos del Estado, supuestos sobrecostos en contratos que se firman en algunas instituciones estatales, entre otros casos de corrupción en los que se involucra a funcionarios.

El caso más reciente que explotó en la opinión pública, a raíz de una publicación de La Prensa, es el uso de dinero del Estado por parte del presidente de la Asamblea Nacional, Sergio Chello Gálvez, para la compra de 30 mil jamones a un costo de 675 mil dólares, que regaló a residentes de su circuito electoral con motivo de las fiestas de fin de año.

El 17 de diciembre, a pesar de severas críticas y a la insistencia de la sociedad civil para que se abriera una investigación, Torres de Bianchini le dejó saber a los medios, a través de una fuente de la Contraloría, que no investigaría. No explicó por qué. Según el excontralor Alvin Weeden, la contralora obvia ciertas de sus responsabilidades y no toma las acciones pertinentes antes que se den las polémicas.

Weeden explicó, por ejemplo, que en el caso de Gálvez “ni siquiera existe el estudio socio económico para determinar cuántas personas necesitadas iban a recibir dichos jamones (...), porque no le corresponde al Estado regalar los fondos y bienes públicos a personas que no lo necesiten”.

“Lo importante de la Contraloría es no tener necesidad de denunciar, sino que su función primordial es fiscalizar los actos de manejo de fondos y bienes públicos, a fin que los mismos se realicen con corrección y apegados a la ley”, dijo.

Con respecto a este caso, el abogado y analista político Ebrahim Asvat también criticó a la contralora en su columna La Bitácora: “En cualquier país decente ya se hubiese iniciado una investigación, tanto de la Contraloría como de las autoridades judiciales”.

Otro escándalo reciente que Torres de Bianchini prefirió no investigar fue el de los contratos del Programa de Ayuda Nacional (PAN), gestionados y ejecutados bajo el mando de Giacomo Tamburrelli (ahora sustituido en el cargo por Rafael Guardia).

En agosto y octubre de este año, La Prensa destapó las irregularidades e inconsistencias en la contratación directa de la empresa Rodsa para la construcción del sistema de alcantarillado de Chitré, Herrera, por el PAN. También expuso el contrato por 19 millones de dólares a la empresa Administración de Construcciones Civiles (ACC) Corp., ejecutado por el PAN, para 42 vías de acceso en el interior del país, que estaban seriamente deterioradas y no cumplían los estándares prometidos. Sobre este caso, la contralora tampoco quiso explicar por qué no ejecutaría una auditoría.

A través de su oficina de relaciones públicas, la contralora alegó que los detalles del contrato del alcantarillado de Chitré eran secreto de Estado, pero juristas, entre ellos Weeden, afirmaron que eso es categóricamente falso.

Poco acceso

Desde que asumió el cargo como contralora, la relación de Torres de Bianchini con los medios de comunicación ha sido casi nula.

La Prensa ha insistido en varias ocasiones, a lo largo de 2012, para obtener una entrevista sobre su gestión frente a la principal entidad de fiscalización del Estado. Hace dos semanas y media se hizo una de las peticiones más recientes por correo electrónico y a través de una carta entregada personalmente en su despacho para obtener su versión para esta publicación, pero no hubo respuesta.

Con relación a esta falta de acceso para los medios, Guillermo Adames, expresidente del Consejo Nacional de Periodismo, dijo que la contralora ha fallado. “Se puede sospechar que se actúa dentro de un concepto de coartada para encubrir actividades oficialistas”, dijo Adames.

“A veces da información incorrecta, narra las cosas de manera fragmentada, no es puntual cuando se le preguntan cosas de lo que es su área de responsabilidad”, indicó.

“Creo que se requiere una política informativa más eficiente por parte de la jefa de la Contraloría, añadió el comunicador y empresario. “El país exige, ella tiene el compromiso de ser más clara en cuanto a lo que es el rol que juega en ese despacho”.

Lazos estrechos entre de Bianchini y Martinelli

En 2009, luego de cumplir 100 días en el poder, el presidente Ricardo Martinelli dijo, durante un programa especial en TVN, que no designaría a un allegado o familiar como contralor general de la República. No obstante, la afirmación no se cumplió, porque se designó a Torres de Bianchini, quien laboró por 15 años en su empresa.

De acuerdo al artículo 161 de la Constitución panameña, el nombramiento del contralor es responsabilidad de la Asamblea Nacional. El artículo 279 también establece que el contralor debe ser una figura independiente.

La Asamblea, en ese entonces controlada por 44 diputados oficialistas (antes de la ruptura de la alianza), nombró sin obstáculos a Gioconda Torres de Bianchini, que trabajó en Importadora Ricamar, empresa del Presidente, donde llegó a ser jefa del departamento de auditoría interna. De Bianchini también fue tesorera del partido del presidente, Cambio Democrático, y durante la campaña presidencial fue subalterna del entonces candidato presidencial.

Además, cuando Martinelli era director de la Caja de Seguro Social, de Bianchini fungió como directora de auditoría de la institución.

Luego de que la Asamblea la considerara para el puesto de contralora, Martinelli declaró su apoyo públicamente el 16 de octubre de 2009, días antes de que fuera ratificada por la Asamblea de control oficilista.

Según declaraciones de esos días, documentadas por La Prensa, Martinelli se refirió así a la nueva contralora: “Tendrá una gestión de honestidad como nunca han visto en Panamá, la próxima contralora es una persona honesta y correcta”.

ANA GRACIELA MÉNDEZ


ahadames
Hace 2 aos

cuanto extrañamos a Ruben Dario Carles en la contraloria...

eric
Hace 2 aos

Ya sabemos que su papel, es el de atrincherarse, detras de su escritorio en la contraloria y dejar que el jefe y su comparsa se atiborren los bolsillos con la mayor cantidad de recursos que encuentren.

Casas Viejas
Hace 2 aos

por ahí anda de louis vuitton hasta en el panty. y más escoltas que jennifer lópez. parece una ratita enjoyada protegida por elefantes.

Edmundo
Hace 2 aos

yo no siento pena por esta mujer que tiene a us hijo como embajador en Argentina y esta robando a manos llenas como el capo....en el 2014 tiene que ir presa.

ºalejandro
Hace 2 aos

Elecciones democráticas, estructuración gubernamental personalizada x una Asamblea servil y servilismo de profesionales legales ineptos--->gobierno q les quita a los panameños derecho al bienestar y la prosperidad---si se repartieran mil millones$ = $350 mil x panameño y x familia d 4=$1.4 millones--y x millones$ los Kuna Yala, Emberá y Kgöbe Buglé 197,592 habitantes--$70--x colón con 250,802--$88=$150 millones,+más d los 90 mil-->al 20/30 y robádos son,varios--miles d millones

ºalejandro
Hace 2 aos

Ahora el partido del-frente-–amplio--para la democracia---q para inscribirse hacen ir al pueblo al tribunal electoral obstaculizando, la protesta, contra el capo q promueve el gansterismo capitalista---y x quiebra-arrebata millones vendiendo al país y quitándole a la CSS-- despiden gentes, 0 colección d basura,ni carretera divisa/LSantos + encarecerán el agua- y-la asamblea, partidocratica neo-oligarca+traidora carga++impuestos+se dá auto impunidad x crímenes y robos x jamones robados

ºalejandro
Hace 2 aos

y nó se ocupan d los sueldos d los pobres ni hacer q la educación y cultura llegue al más alejado y humilde ciudadano solo pasan leyes x sus vidas d enemigos d la nación y—rechazando la ley disciplina d trabajo x---vagancia---—manteniendo al pueblo---ignorante y en la miseria---el grito d IGUALDAD, JUSTICIA Y FRATERNIDAD—de los miserables, hambrientos y harapientos d la Revolución Francesa exige una constitución democrática--SOCIALISTA--no jamones robados, obligando a los oligarcas

ºalejandro
Hace 2 aos

neo-colonialistas-–a identificarse con las masas de-pobres, miserables y jóvenes delincuentes–que constituyen mucho más del 12 %, y posiblemente el 25% d la población, y q LO SON—x los ladrones ocupados en robos---y no en resolver los problemas d LA NACIÓN--que es la distribución d las riquezas bajo un sistema socialista-capitalista con una constitución q impida en principio los robos y las prebendas d los gobernantes quienes no deben d tener caducidad en sus delincuencias

Abuela4ever
Hace 2 aos

Siento pena por esa señora. tiene orden de callar y ocultar todo lo que sabe de su amo.
 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES