Está navegando en la edición del Miercoles 5 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Economía

Congelamiento de fondos

Historias detrás de la intervención

Clientes de Coacecss están preocupados, ya que luego de seis meses, todavía no pueden obtener sus fondos.

05/12/2012 - Atraídos por una tasa de interés extraordinaria, fueron varios los clientes que invirtieron sus fondos en la Cooperativa de Ahorro y Crédito de la Caja de Seguro Social (Coacecss).

Los inversionistas, muchos procedentes de Estados Unidos, vieron con agrado las tasas de interés en depósitos fijos que ofrecía la cooperativa. Pero la intervención de la Coacecss por parte del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (Ipacooop) desde hace seis meses ha dejado en evidencia “irregularidades financieras” que echaron por tierra los retornos de ensueño que habían proyectado.

Georgia Tripp, quien tiene fondos en la cooperativa, indicó que varios de sus amigos habían depositado sus fondos en Coacecss y que estos habían revisado extensivamente los antecedentes de la entidad. Con esto de base confió sus ahorros.

Similar fue el caso de Robert Gates, quien invirtió la mayoría de sus ahorros en la cooperativa, ya que, además de las altas tasas, le daba acceso a un money market account que paga intereses en base a los intereses del mercado monetario. Esto le permitía obtener sus fondos de manera “rápida y sencilla”.

Ipacoop, en tanto, encontró una “alta morosidad”, que ponía en peligro la estabilidad financiera de Coacecss y el otorgamiento de préstamos por encima de los niveles de endeudamiento de los clientes, lo que dio lugar al congelamiento de las transferencias y retiros de fondos en la cooperativa.

Según John Ames, otro inversor, se les había informado que los “préstamos se le otorgaban únicamente a personas responsables, como doctores y enfermeras, con buenos trabajos y la habilidad de repagar sus préstamos”.

Gates también había recibido buenas referencias. Cuenta que se le había asegurado que Coacecss era “una organización estable que había existido por muchos años, tenía una excelente reputación y era regulada de cerca por el Gobierno de Panamá”.

“Fue un sobresalto completo para mí que había problemas. Había estado en la cooperativa hace unas semanas y hablé con el señor que abre las cuentas y no había ninguna señal de que había problemas”, comentó Tripp.

La medida de intervención también tomó por sorpresa a Ames. “Fue una conmoción completa. No tenía absolutamente ninguna idea de que algo así estuviera sucediendo”.

Por su parte, Gates se enteró de la medida a través de la empresa que lo había referido a Coacecss, Offshore CD Network, pero asumió que era una medida administrativa y que no afectaría de forma negativa a los clientes.

La intervención fue justificada por Ana Giselle Rosas de Vallarino, directora del Ipacoop, quien comentó de posibles irregularidades en el manejo de la entidad, por lo cual designó a la abogada Martha Luna Véliz como interventora de la cooperativa.

Luna circuló un comunicado hace un mes a los asociados de Coacecss informando que ha “cerrado los retiros de dinero” para preservar la liquidez de la entidad financiera a la luz de posibles retiros en masa.

La medida ha tenido fuertes repercusiones para estos inversionistas, ya que no tienen acceso a sus fondos.

Para Tripp, el dinero en la cooperativa representa una fuerte parte de sus ahorros, por lo cual “no tener acceso representa una preocupación importante”.

“Desde que Coacecss me ha denegado acceso a mi dinero, no he podido pagar mis cuentas y cumplir con mis obligaciones financieras”, comentó.

De hecho, Gates menciona que luego de un viaje a Estados Unidos se le hizo “desesperadamente” necesario obtener fondos para atender un asunto familiar urgente, por lo cual informó a Coacecss y a Luna de su necesidad, pero estos rehusaron enviar los fondos que necesitaba.

“La única información que me ha dado Coacecss es que tienen problemas serios y que no puedo tener acceso a mis fondos”, agregó.

Ames, quien invirtió en la cooperativa mientras esperaba desarrollar planes para una futura casa en el país, indica que todo lo sucedido va en contraste directo a la forma en que había percibido la reputación de Panamá como un lugar seguro para invertir.

“Se trata de una enorme cantidad de frustración, confusión y preocupación”.

Ames indica que quienes ahora manejan la cooperativa parecen pensar que, por ser extranjeros, ellos disponen ampliamente de recursos monetarios, por lo cual no hay una urgencia para que reciban acceso a sus fondos.

Para muchos de estos clientes, quienes depositaron sus ahorros siguiendo altos intereses y una reputación sólida, la incertidumbre todavía pesa fuerte sobre sus hombros.

MÁS NOTICIAS EN Economía


Amigo
Hace 2 aos

en todas las cooperativas roban. Si no es directamente, es en viajes, seminarios, dietas, etc.

Callahan
Hace 2 aos

Todo los días se para un ahuevao.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES