Está navegando en la edición del Sabado 3 de Septiembre del 2011. Para volver a la versión actual presione aquí.

Opinión

DE CARA AL FUTURO

Estrategia para el desarrollo nacional: Omar Jaén Suárez

03/09/2011 - En junio de 1966, Rodrigo Miró afirmaba que “para la planificación de nuestro inmediato futuro una clara conciencia del pasado es indispensable” y abogaba por una “historia económica de Panamá”, a la que llamaba “verdadera terra incógnita”.

Hoy ese voto ha sido cumplido cuando Nicolás Ardito Barletta nos entrega una obra en la que pasado, presente y futuro están íntimamente vinculados, en alianza indispensable.

El libro Estrategia para el Desarrollo Nacional contiene tres elementos esenciales para propiciar la necesaria y urgente acción con efectos en el futuro cercano, su objetivo primario. La primera parte es la visión estratégica del desarrollo nacional 2011-2025, ejercicio de prospectiva. Los objetivos estratégicos nacionales serían: el crecimiento económico con exportaciones, el desarrollo humano con integración social, la integración del territorio nacional, la modernización y desarrollo institucional y el desarrollo cultural.

Cinco grandes temas tratados con un enfoque novedoso y actual, y en base a la experiencia de las últimas décadas y, también, con información de primera mano que el autor maneja con destreza. Ofrece, primero, una visión estratégica del desarrollo nacional hasta el año 2025, es decir, en el término de la primera generación del siglo XXI.

Fundamentalmente conceptual, la primera parte del libro ofrece un esquema lógico, personal, de lo que debe ser el resultado del desarrollo ordenado de Panamá en los próximos años, aprovechando lo mejor de nuestros recursos, naturales, humanos e institucionales.

Sugiere direcciones y modos de acción para lograrlo. Planteamiento optimista y positivo de gran utilidad para todos los panameños, especialmente los que tien en las mayores responsabilidades en la toma de decisiones que afectan nuestro bienestar, como individuos y como pueblo. Reflexiones que parten de un conocimiento de nuestra realidad y de la del exterior y de una experiencia dilatada del autor, tanto del ámbito interno como del internacional.

La segunda parte de la obra reúne 10 escritos diversos, pero sobre temas que van desde una selección de aspectos relevantes de la estrategia para el desarrollo nacional 1970-1980, en la que tuvo un papel protagónico junto con un grupo de colegas en planificación, hasta el impacto económico de la consolidación del conglomerado económico de la posición geográfica, de 2009, parte de su más reciente contribución conceptual. Se refiere a cuatro décadas de trabajos diversos sobre temas cruciales de nuestra economía y sociedad.

Sabemos que no hay nada más poderoso que una idea. Pero así como una mala idea, como la imposición por dogma de una economía centralizada, planificada por un Estado totalitario llevó a sociedades de gran parte del planeta a la miseria y la opresión en el siglo XX y que, aún, algunos pequeños reductos permanezcan en el mundo y en el siglo XXI, bajo este concepto fallido, una buena idea puede llevarnos, por un camino opuesto, al éxito y la prosperidad.

Es la idea de aprovechar las bondades de la planificación, que no es más que la previsión racional y ordenada del futuro en base a información científica para orientar, desde una visión conceptual que adopten los líderes ilustrados de un Estado democrático, el desarrollo de una sociedad total, con la optimización de la utilización de sus escasos recursos, hacia mayores estadios de bienestar y de libertad.

Ese es el concepto que manejaron en Panamá grupos de expertos en planificación, comenzando por los del equipo que reunió David Samudio, en la década de 1960, y que amplió Ardito Barletta desde la de 1970.

Concepto que encuentra resistencia en un país con un Estado débil, siempre sometido a los apetitos de los propietarios de valiosas tierras urbanas y rurales, a una población que teme la competencia en todos los órdenes. País todavía dominado por el desorden, la imprevisión, la improvisación y la superficialidad, la deshonestidad sin freno que, desde cimas públicas y empresariales, corroe el cuerpo social. Sociedad que clama por una verdadera revolución de su sistema educativo obsoleto, fuente de sus mayores y graves problemas, que nos condena al subdesarrollo material y espiritual.

La tercera parte del libro trata de la economía de Panamá en el siglo XX y sobre el sistema monetario y la banca. Hay que recordar que Ardito Barletta es autor principal de nuestro centro bancario y financiero, que se ha convertido en uno de los más importantes del continente.

El libro tiene pluralidad de usuarios: desde el individuo educado que quiere saber más sobre nuestra historia económica, los esfuerzos de planificación y la visión de un estadista panameño sobre nuestro porvenir al inicio del tercer milenio, hasta el profesor y estudiante universitario, de ciencias sociales en especial, pasando por los “políticos”, los electos y los demás, sobre todo, las autoridades que ejercen mando y jurisdicción, con consecuencias en las personas y en nuestra geografía, en nuestra tierra y en nuestra vida cotidiana, en nuestras relaciones con los vecinos y con el resto del mundo. Libro joven, dedicado a la juventud, último reducto de esperanza.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios que no cumplan con diferentes puntos.
Estos serían:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES