Está navegando en la edición del Martes 27 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Hoy por Hoy

27/11/2012 - En medio del desastre visto, determinado por la mano del hombre, el Presidente de la República y el titular del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial piden a los promotores de vivienda no levantar casas cerca de los afluentes.

Una reacción de hecho ingenua ante la existencia de la Autoridad Nacional del Ambiente, responsable de aprobar o no los estudios de impacto ambiental de los proyectos y del Miviot, que por ley formula las políticas de desarrollo urbano y orienta las inversiones privadas.

Al caso: una de las barriadas que colapsó en Colón fue promovida por el Miviot y la vía pública hundida (Boyd-Roosevelt) también es manejada por el Estado. Y sucede que en las entidades públicas los titulares duran en el cargo lo que dicten la voluntad o el humor del Presidente.

Porque aquellos funcionarios que deciden aplicar la ley, como lo hizo hace poco el director de la Anam de Panamá oeste al sancionar a una empresa en La Chorrera, terminan destituidos. La naturaleza exige a gritos que hagamos algo simple: cumplir con la ley y ser extremadamente estrictos a la hora de construir en áreas vulnerables a desastres. Solo eso.


Cameljocky
Hace 2 aos

Sr.Antonio:"caso de egipto, se ha volcado la gente a la calle"..esto no lo recomendaria,.porque le facilitaria a los del(pentagono)una entrada prematura, todos los politicos y rabi-blancos de esta pais lo piden a gritos,le facilita el tener que venderle ese(paquete) al pueblo panameno,.hoy dia se estan repar- tiendo,l/q/le deverian pagar al pueblo por los muertos d/la(Invasion)alponerlo a agarrarce de grenas pediran ayuda,los greengos regresara a quedarce (Noriega y Martinelly lo saven)

antonio
Hace 2 aos

Con el perdon de los que opinamos y que muchas veces las palabras se las lleva el viento,tenemos un ejemplo palpable en los paises arabes y ahora en el presente el caso de Egipto, se ha volcado la gente a la calle a defender lo que les costo los treita eneros de mubarak, aqui en mi pais debemos hacer lo mismo,para que estos pelafutanes del estado no escuchen de una vez por todas carajo,es la unica forma que paren de burlarse del pueblo

canalero2
Hace 2 aos

Esto es problema no de este gobierno sino del sistema de gobierno "presidencial" y los cambios de direccion que ocurren cada vez que elegimos a un presidente.Y todo empieza con la toma de posecion,inmediatamente salen o son removidos gran cantidad de funcionarios que son reemplazados de acuerdo a su filiacion politica.

DiablicoSucio
Hace 2 aos

Es cierto que queda en evidencia en trabajo que nunca hicieron las entidades responsables, pero lo que pasó en Hato Montaña fue la cachetada bien merecida que hace rato nos tenía que dar el río Caimito, después de décadas de constante y sistemático abuso. La lección es para todos, no sólo para el presidente, la anam o el miviot...

Valdesdediego
Hace 2 aos

Los estudios de impacto ambiental, en panama, son irrisorios. Con este o cualquier gobierno anterior. Los triste es que las casas que se construyen en los terrenos mas expuestos a los desastres son las mas humildes.

-KAJOL
Hace 2 aos

el capo como siempre hablando babosadas, si se queda callado no se le nota lo bruto.

azucena fillo haro
Hace 2 aos

Una muestra más del fracaso de la presente administración Martinelli. Las instituciones no son otra cosa que entes inoperantes.

Victorlinar
Hace 2 aos

De que diablos sirve una """Autoridad"""" nombre muy elegante pero no sivden para nada, dtodo se va en seuldos para los amigos hy nosogros los pendejos pagando mas impuedsgtos, Ya basta de tanta estjpideces yh pongan gente que ean idoneos y no amiguitos para hacerse mikllonarios.

josedidimo
Hace 2 aos

Cuando los que sirvan al Estado Respeten a la gente...allí se construirá una sociedad en que podamos confiar.

azucena fillo haro
Hace 2 aos

Cierto Jose Dídimo, pero más importante es que sean h-o-n-e-s-t-o-s. Lo demás viene por añadidura.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES