Está navegando en la edición del Domingo 24 de Marzo del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Hoy por Hoy

24/03/2013 - La organización de Estados Americanos (OEA) vivió este viernes, en Washington, un día histórico que no es de grata recordación. Cuatro gobiernos de vocación totalitaria intentaron imponer sus criterios a una mayoría articulada más con fórmulas de apariencia que con principios trascendentes.

Los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), con Ecuador al frente, buscaban descabezar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos; llegaron al punto de amenazar con salirse del organismo regional si los demás no se plegaban a sus pretensiones.

En cierta medida lograron su cometido al dejar la puerta abierta, con ese lenguaje crípticamente almibarado de la diplomacia, para acosar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, como se consigna en la resolución final de esta asamblea extraordinaria.

Si rigieran los principios que llevaron a su creación y una voluntad democrática genuina de los gobiernos en ella representados; si al menos tuviera en el secretario general un líder capaz, la OEA no solo hubiera resistido indoblegable el embate del cartel del Alba, sino que hubiera despedido sin lamento alguno a quienes, atrincherados en la democracia, la socavan en detrimento de las garantías fundamentales y, muy especialmente, empecinados de manera rabiosa en apagar hasta las cenizas la libertad de expresión, que –se dijo varias veces durante este encuentro– es la piedra angular de todos los demás derechos humanos.

Mención especial ha de hacerse de la posición rotunda y al margen de cualquier duda declarada por Panamá en defensa de la CIDH y de la Relatoría.

El país puede sentirse orgulloso de haber librado esta vez una gran batalla por la defensa de valores trascendentales. De eso se trataba.


robinson
Hace 1 ao

para ser honesto creo en el derecho genuino de libertad de expresion ... pero soy muy claro y honesto con mi comentario y es q este organo mundial es solo puuura habladera y mas habladera pues de allí no pasa ya q no tiene poder de coherción , es como la defensoría del pueblo en panama q solo sirve para q un miembro cualquiera del gobierno se gane 10 mil palos y hable tonterias.

JEHU
Hace 1 ao

la oea--es un organismo inoperante casi desde sus inicios.-- cuando panamá tuvo el problema dictatorial del 1985-1989 nunca dijeron esta boca es mia-- cuando laura chinchilla peleaba los límites costarricenses con daniel ortega tampoco hizo nada, cuando daniel ortega se tomó parte dl mar, tampoco, ahora con los problemas en venezuela ni siquiera ha elevado opiniones--- realmente, para q es ese organismo??

Uther Pendragon
Hace 1 ao

siempre ha servido muy bien a los intereses del gobierno de los EE.UU....

JEHU
Hace 1 ao

creo q ni para eso les alcanza-- a menos q los gringos en su doble discurso soplen la fogata d los ñangaras-- porque esos han sido los mas beneficiados con esa inoperancia.

king kong
Hace 1 ao

La OEA no sirve para nada.... Que la cierren

Amigo
Hace 1 ao

le preguntaré al capo si esta no es otra cueva de ladrones...

Sandokan
Hace 1 ao

La OEA debe ser clausurada, cerrada completamente y no reemplazada. No sirve para nada excepto para extender la inoperancia de políticos quemados que van a pasear sus grandes posaderas y dar discursos pomposos.

Usuario00117
Hace 1 ao

El enredado aquí quiere imponer orden así es imposible que exista la OEA .

Uther Pendragon
Hace 1 ao

un editorial muy propio de la derecha mediática al servicio de las oligarquías y del imperialismo...

Gabbs
Hace 1 ao

Increible que aun hay gente que no crea en el derecho de todos a las libertades individuales.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES