Está navegando en la edición del Jueves 11 de Abril del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Hoy por Hoy

11/04/2013 - Nadie está en contra de que se mejoren las infraestructuras de las instituciones públicas. De hecho, hay casos en que estas renovaciones son fundamentales para que los funcionarios sirvan con mayor productividad y eficiencia al usuario.

Lo que incomoda de anuncios como el de la procuradora, Ana Belfon, en el sentido de que ya fue aprobada la construcción, a un costo de 40 millones de dólares, de un nuevo edificio para la Procuraduría, es la total discrecionalidad que hay en la asignación de recursos.

A falta de un plan que determine necesidades y prioridades a corto, mediano y largo plazo, lo que tenemos es una constante improvisación.

Los proyectos que logran financiamiento no siempre son los más urgentes, sino los que más ruido político generan o aquellos cuyos promotores tienen más acceso al centro de toma de decisiones.

Para decirlo en forma simple, no se entiende por qué para algunos proyectos hay dinero, mientras que para otros –incluida la modernización del Idaan o la continuación de la puesta en marcha del sistema penal acusatorio– no lo hay.


watchman
Hace 1 ao

Yo siempre pense que la mejora de los sistemas de salud y educacion del pais tenian mas prioridad que un edificio en donde vas a poner a un poco de funcionarios corruptos a hacer lo mismo o peor que lo hacen en el edificio que estan ahora. No resuelven los problemas principales del pais y se inventan estos gastos innecesarios.

David31
Hace 1 ao

ya veo hay 40 millones para un edificio faraonico, pero no hay plata para el sistema penal acusatorio, vamos bien!!!

-KAJOL
Hace 1 ao

diste en el clavo, increíble, como vivir en tremenda casa, inmensa pero por dentro sin repellar, sin muebles, sin techo para aguarecer del frío, del sol, del agua?

templario9005
Hace 1 ao

yo quiero saber... còmo este gobierno localiza prioridades??.. hay como mil vainas màs importantes que esto... pero..

john powers
Hace 1 ao

parece que tienen una bolsa como la de jugar bingo,meten la mano,sacan un papel doblado y cantan Bingo!! mientras,el pueblo jodiendose y ellos divirtiendose reidos del gastar.

LuisRo
Hace 1 ao

si del binbin se trata este muchachito tuvo tendencias de tomarse lo ajeno desde mucho antes que aspirara a posiciones politicas, solo recuerden su paso por ancon y la platita de adopta tu hectarea que se fumigo, esa fue una experiencia inicial para emprender una carrera de hacerse de lo ajeno. y quiere ahora el premio mayor!!!!

alazán
Hace 1 ao

si, lo del binbin con el edificio de la actual alcaldía es otro mal ejemplo de como se gastan fondos públicos, pero eso no justifica que los demás lo hagan. Lo que debe proceder es evitar que ese tipejo llegue a la silla.

yiyo
Hace 1 ao

totalmente de acuerdo.

alazán
Hace 1 ao

Las cosas se deben ver como hoy, no siempre como ayer. no podemos justificar malas acciones porque otros las hicieron, ya que eso nos haría cómplices. si se tiene el poder para cambiar malas prácticas, hay que hacerlo. la eficiencia entre funcionarios públicos jamás se reflejaría en un nuevo edificio, sino en quitar el proteccionismo y el amiguismo que permite que una secretaria hable de más en un teléfono estatal o que un director no sepa ejercer su cargo.

Fuerzas independientes....
Hace 1 ao

¿desde cuando el bin bin tuvo transparencia al momento de gastar para adquirir el hatillo y renovar un edificio enfermo? nunca, nunca se supo cuanto gasto en cada transacción y no recuerdo que el medio haya escrito editorial alguno relacionado al tema.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES