Está navegando en la edición del Domingo 14 de Julio del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Hoy por Hoy

14/07/2013 - Ausentarse del lugar de trabajo y mentir, con la complicidad de médicos, familiares, amigos e incluso compañeros de trabajo, se ha vuelto una práctica tan común en Panamá que pone al desnudo, una vez más, esa desconcertante falta de valores nuestra, al frenar el desarrollo basado en el trabajo y la honestidad.

Hace poco un periodista de este diario visitó varias clínicas en la capital y logró, sin mucho esfuerzo, que profesionales de la medicina avalaran certificados de incapacidad a sabiendas de que se podían usar con intención fraudulenta. Alguien podría decir que los “líderes” del país, como lo hemos visto en los últimos días, dan malos ejemplos. Pero la base, el fundamento de la Nación la constituyen sus ciudadanos y sus principios.

Son ellos los que al final de cuentas ponen o quitan a sus gobernantes. Tristemente, como queda en evidencia, hay campo fértil para la corrupción. En el caso particular de la abierta comercialización de certificados de salud, es de esperar que las autoridades tomen cartas en el asunto, ya que se trata de un documento que representa una salvaguarda para el trabajador en tiempos de adversidad.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES