Está navegando en la edición del Lunes 10 de Marzo del 2014. Para volver a la versión actual presione aquí.

Hoy por Hoy

10/03/2014 - Tijera en mano, el presidente Ricardo Martinelli acelera a paso febril los trabajos de construcción de costosas infraestructuras públicas con el propósito de obtener de ello provecho político, al tiempo que fragua contratos que comprometen ingresos que podría necesitar el país durante el próximo quinquenio.

Lo que hace la administración de la Caja de Seguro Social y los planes sobre la pomposa ciudad gubernamental, son pruebas esto.

No conforme con darle el nombre del gobernante a la ciudad hospitalaria, la administración de la entidad se apresta con apuro a inaugurar, de cara a las elecciones, lo que aún no termina.

Igual ocurre con toda una serie de inversiones públicas millonarias. Es una epidemia que nos puede salir cara, a corto y largo plazo.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES