Hoy por Hoy

28/11/2014 - El oficio del periodismo y las actividades relacionadas con la libertad de expresión en Panamá están viviendo uno de sus mejores momentos.

Por una parte, las investigaciones y denuncias que tanto medios como comunicadores y ciudadanos vienen realizando han obligado a las autoridades a adelantar investigaciones e incluso a iniciar procesos penales contra figuras emblemáticas del gobierno anterior.

Sin embargo, los riesgos y amenazas constantes que reciben quienes participan de estas labores han ido aumentando en las últimas semanas como resultado obvio de las publicaciones, reportajes y trabajos de investigación que han sido divulgados.

Nuestro país no cuenta ni con el marco legal ni con los recursos humanos o financieros dedicados a la protección de los periodistas, y solo basta recordar el triste caso del exgobernador de Coclé y comunicador social Darío Fernández, para percatarnos acerca de lo peligroso que es el ejercicio del oficio y los riesgos tan elevados que el mismo tiene en nuestro propio país.

Esa realidad debemos corregirla y atenderla para poder aspirar a convivir en una sociedad democrática.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES