Está navegando en la edición del Domingo 9 de Octubre del 2011. Para volver a la versión actual presione aquí.

Opinión

EL MANEJO DEL INAC

La cultura y la encrucijada nacional: Carlos Fong

09/10/2011 - El reintegro de María Eugenia Herrera, como directora del Instituto Nacional de Cultura (Inac), lleva una vez más al sector cultura a ser un tema de discusión, y nos obliga, como funcionarios y ciudadanos en un país democrático, a opinar. Los comentarios no se han hecho esperar y muchos hablan mal de Maruja, quien está en medio de los vaivenes de la política partidista. Pero, al margen de todo este escenario político, ¿qué es lo mejor para la cultura?

No se trata de defender a una persona, partido o ideología, se trata de defender los procesos culturales, de la desarticulación y la centralización del poder. La cultura necesita a gente idónea que trabaje al margen de las decisiones políticas. Se trata de potenciar los recursos humanos y sinérgicos indispensables para el desarrollo cultural. No somos subdesarrollados, porque no todos somos ricos; los somos porque no hemos aprendido que el desarrollo sostenible de la cultura a escala humana es nuestra mejor opción de cambio social.

Herrera no es una mujer política, es una artista. Del equipo del Presidente, es la que está más cerca del arte. Nuestra bailarina ha hecho un buen trabajo, que merece reconocerse, y demuestra que se ha esforzado por entender el sector. Con un equipo de gente pensante puede hacerlo mucho mejor. Independientemente de que tenemos derecho a practicar la política partidista o no, su trabajo fue reconocido, sin la ayuda de los políticos. Cada vez que hay cambios en una administración de cualquier institución, los nuevos funcionarios (políticos) llegan con un “librito nuevo”; descubriendo, según ellos, “anomalías”, y dando órdenes sin consideración con los funcionarios que tienen experiencia en determinada unidad. El Inac nunca se ha curado de esto y no es saludable para la gestión cultural, que requiere de articulación y descentralización. Herrera había logrado establecer un diálogo con distintos sectores de la cultura: artes escénicas, escritores, gestores y otros mediadores del proceso cultural. Ya existían convenios, acuerdos y proyectos.

No tenemos nada contra la señora Farank Levy. Ella ha mostrado siempre interés en el tema de la lectura y el trabajo con jóvenes en sectores de alto grado de vulnerabilidad; eso es bueno y lo reconocemos. Pero cuando uno de sus asesores habla con nosotros y no sabe dónde está el museo Reina Torres de Araúz ni que hay un museo antropológico, eso nos deja petrificados.

Ahora que Herrera regresa al Inac, sus principales adversarios y críticos serán los del partido arnulfista y, tal vez, algunos del PRD, como oposición (espero que no se sumen a la fila de insensatos) que tratarán de hablar de dignidad y lealtad. Queremos hablar de estas palabras que han ganado últimamente una representación simbólica muy fuerte en el imaginario del pueblo. Y lo vamos a hacer con estas preguntas: ¿Qué han hecho los políticos por la cultura de este país? ¿La educación y la cultura tienen algo que agradecerle a los políticos? En el contexto de la política partidista, ¿la dignidad y la lealtad tienen un significado existencial de parte de ellos que sirva de ejemplo a la familia panameña? Cada director o directora del Inac, de este tiempo y de los que vendrán, le debe lealtad a la cultura, no a la política. Reconocer la encrucijada en la que está la cultura y la educación y trabajar por reconstruir el tejido social es ser leal a la patria. Tener coraje para regresar y levantar la casa es tener dignidad. En los tres años que quedan de gestión lo que debe hacer la directora del Inac es caminar con la gente que sabe y ama a este país. Debe trabajar en un plan estratégico de acción por la cultura. Articular al sector no es fácil y es una tarea que debe ser apoyada por todos los mediadores de la cultura. De lo contrario, la política gobernará en los pasillos del Inac para siempre.


ismenja
Hace 3 aos

Este es un buen ejemplo de un artículo escrito para congraciarse con el director de la institución u organización donde labora quien escribe; pero que resulta totalmente contraproducente, pues se abre "la caja de Pandora" y salen a la luz pública asuntos que desconocen los que no tienen nada que ver con esa institución. Me imagino que la directora del INAC ya debió haber llamado a su oficina al Sr. Fong y le habrá dicho algo como esto: "¿Quién le pidió a usted que escribiera un artículo de opinión para hacerme ver como la salvadora de la cultura nacional? Debido a esta estupidez, ahora todo el mundo se ha dado cuenta de los escándalos que han pasado en mi administración. Dedíquese a su trabajo y deje de defenderme, que eso lo puedo hacer yo sola." Así pudo haber hablado. Ahora, en lo personal, creo que Fong no escribió esto con toda la seriedad del caso. ¿Cómo es que, trabajando en esa institución, ignorara todo lo que se ha denunciado aquí? No sé, pero desde que Fong, junto con la Directora de la BINAL, propusieron crear un Foro Nacional de Lectura, que fuera administrado por una Secretaría Nacional, cuando no un Ministerio de Cultura, siempre he pensado que en el fondo lo que está buscando es ser, por lo menos, Vice Ministro de Cultura de este país. Pero no es suficiente ser artista para ocupar un cargo así. Y es cierto lo que alguien indicó: el título del artículo queda exageradamente grande para la situación que se plantea. Ni esta Directora, ni ninguna persona por sí sola van a ser los salvadores de la cultura de Panamá; necesita del apoyo del personal que labora con ella. Y si la gran mayoría de éstos no están de acuerdo con su gestión; entonces, para bien del país, mejor es que se busque a otra persona que pueda realizar mejor esta labor.

educadora artistica
Hace 3 aos

Lamentablemente todo lo que se ah dicho de Maruja es cierto, es verdad, abran los ojos, ninguna persona que tenga buen corazón y humildad y sobre todo que goce de ser artista actúe de esa manera. Hay mucha corrupción en el INAC, los robos los acosos sexuales, usted le puede preguntar a cualquier profesor del INAC. Las denuncias se han hecho, claro que sí, por favor, le pedimos al señor presidente que haga una investigación profunda y que se diga la verdad!

Carlos Fong
Hace 3 aos

He leído todos los comentarios a raíz de mi artículo. Los he leído a conciencia y con respeto. Antes me permitiré recordar quién es Carlos Fong. No estoy en ningún partido político, ni le hago ranitas a ningún político, ni a los directores, ni ministros ni al presidente; ni soy baila la vara ni un juega vivo. Ni mucho menos un chupa sangre del INAC. Fui uno de los primeros en oponerse a la fusión del INAC y, por defender la vida de aquellos 5 jóvenes que asesinaron asándolos en el centro juvenil me gané el odio de todas las autoridades del INAC, porque fui catalogado de enemigo del gobierno. Amo a esta institución y lo pruebo cada día con las acciones que hacemos desde la promoción de la lectura. Soy un espartano de la cultura y de mi patria, un chechenio, un sandinista. No voy a defender lo indefendible, porque no me toca. Estamos de acuerdo en muchas de las cosas que han denunciado todos ustedes (muchas no las conocía, lo que me hace pecar tal vez de ingenuo). Lo que me preocupa es que también se comprueba que los artistas que trabajamos en el INAC deberíamos estar unidos, en vez de callarnos y dejar que estas cosas pasen una y otra vez en cada gobierno, en silencio. Apelo a que le demos la oportunidad a Maruja de reconstruir la casa, porque tengo esperanza de que las cosas se reviertan y se hagan mejor. Esto parece una petición aún más ingenua, lo sé, pero el problema radica en que es el sector cultura el que debe articularse también para que las cosas se hagan bien. Con PROCULTURA, me solidarizo con el final de su opinión: ojalá la reintegración de la directora sea para bien; a los PROFESORESDELINAC, sólo me resta decirles que no basta con que deseen que yo salga de la institución que amo para que los vientos soplen a favor del arte. Si tengo que salir un día del INAC, lo haré; ya sea a través del despido o la renuncia (lo más seguro lo primero). Pero mi conciencia estará tranquila porque no fui un cobarde y dije, como escritor y ciudadano, públicamente, lo que tenía que decir. Quizá sea verdad, tal vez la articulación no existe, pero no es culpa de los gobiernos y los políticos, es por culpa de nosotros que no luchamos por unidos por la cultura. Basta con un ejemplo: ¿a cuántos buenos funcionarios se han despedido en los sucesivos gobiernos y no los defendemos? No traten de hacerme sentir culpable por las cosas que ustedes denuncian y que conocen. Culpables somos todos por permitir que pasen y eso también lo saben. Con esta réplica espero ganar amigos y no más enemigos. Pero si van a ser enemigos, me gustaría saber sus nombres, porque un buen enemigo se debe conocer, como se conocen a los amigos. Hoy pude escribirles, mañana no sé si lo haré.

Sandokan
Hace 3 aos

"Un checheno, un sandinista"?

PROCULTURAPANAMA
Hace 3 aos

Seguramente usted, como escritor y representante de la cultura, conocerá esta frase: “… dad al hombre una máscara y os dirá la verdad… ("Give a man a mask and he'll tell you the truth") de Oscar Wilde. Con esta introducción creo que debemos darle una máscara de Diablo Sucio para que nos cuente la verdad que ocultan sus elaboradas palabras. Todos los que nos movemos en la cultura, los que trabajamos por ella y los que nos deleitamos con ella, sabemos que lo que usted ha presentado en este artículo es falso. No totalmente, los grandes beneficiados son los cercanos amigos de Maria Eugenia Herrera, que luego de su vergonzosa salida por destitución, ahora son escasos y la sección de danzas, donde ella dedicó mucho esfuerzo y gran parte de su presupuesto. Estimado Carlos Fong, es obsceno insinuar que luego de 26 meses de administración de María Eugenia Herrera, tengamos algo mejor que lo dejado por el difunto Anel Rodríguez. Hoy tenemos un sinfín de denuncias y querellas interpuestas contra esta, según usted, maravillosa administración. Solo para recordarle y utilizando un dicho muy común, “dime con quién andas y te diré quién eres”, la directora de Cultura, está rodeada de mediocres y usted lo sabe. Con el equipo que le rodeo durante 26 meses solo trabajó para presentarse frente a las cámaras y medios de comunicación. No hizo nada. Le puedo pedir a los gremios de todas las artes que escriban o digan algo, pero estoy seguro que al ver lo que usted escribe, no dudarán en sumar sus comentarios. Ellos escribirán sobre las desviaciones de fondos, como la de las partidas de diputados de Chiriquí y Bocas del Toro, del encubrimiento de denuncias de acosos sexual en la escuela de artes plásticas y de música; de la protección y encubrimiento de alguno de los directores de escuelas acusados de malas prácticas (ver caso del INAM), contratación irregular de personal extranjero, en perjuicio de panameños acreditados y talentosos que no están de acuerdo con la forma en que algunos directores administran los bienes culturales del país, encubrimiento de funcionarios que cobran dos o más salarios trabajando en esta institución y otros que utilizan el nombre y las cédulas de hijos (usurpando identidades) para evitar la detección de la contraloría. Se puede seguir y no terminaríamos: Favoritismos e influencias por encima de las audiciones en la Orquesta Sinfónica (en decadencia desde hace años, pero más deteriorada en los últimos 26 meses), escándalos en los diplomados de música del año 2009, profesores de ballet pagados por el INAC y laborando en escuelas privadas; el Famoso Sistema Nacional de Orquestas, que según la directora del INAC tiene más de 15 mil jóvenes y después de 26 meses no pueden presentar un solo evento sin el apoyo de la orquesta del INAM y la escuela juvenil de música; créditos universitarios falsos que ostentan los directores que la directora del INAC mantiene trabajando en las escuelas, etc, etc, etc…. En verdad esperamos que el reintegro de la antigua directora del INAC sea para el bien de la cultura del país y que ella corrija todas las irregularidades que los que trabajamos en pro de la cultura le hemos dicho y comunicado en el pasado. Por favor, abra sus ojos, sus oídos y todos los sentidos que para esto somos artistas…

horemheb
Hace 3 aos

No me constan estas acusaciones contra Maruja, pero sí se que el Anel Omar ese era un gran maleante, que lo pusieron alli porque no encontraron a nadie bueno que quisiera ese puesto. El tipo lo botaron de Cuba por estar vendiendo visas a cubanos, y esa basura quedo en el INAC y lo pudrio mas. Que lo hayan matado (terrible y lamentable) no lo hace un angelito.

PTY-Brooklyn
Hace 3 aos

Me parece que el título del artículo le queda demasiado grande a lo superfluo del contenido de éste artículo.

horemheb
Hace 3 aos

A los profesores del INAc se les olvido mencionar que Maruja, aparte de que ahora tiene aun menos dignidad y credibilidad, ni sabe que es la direccion de patrimonio historico, a la que tiene totalmente abandonada. No se da cuenta que los museos son la cara de la institucion y los tiene igual o peor de abandonados que Anel Omar, que fue otro desastre para el patrimonio historico de la nacion. Entre los dos terminaron de transformar al museo antropologico en el cementerio de carros y basurero del personal del inac. Que viva la cultura!

Frantisek
Hace 3 aos

La cultura...Bueno, sobre la cultura, la dignidad. Eso para mí es innegociable. ¡Oh,sí! ¡Soy egoísta! Enhorabuena por la cultura, porque existen personas como usted, para quienes la cultura es todo y la dignidad nada.

profesoresdelinac
Hace 3 aos

Es una lástima que un funcionario del INAC, quien ha trabajado por tantos años en esta institución, con los panameñistas y los PRD gobernando, ahora defienda a una artista que no ha articulado a ningún sector. A menos que "articular" sea beneficiar a sus amigos bailarines y a sus secuaces músicos. Señor Fong, nosotros, quiénes nos dedicamos a la enseñanza de educación artística hemos sufrido de mano de esta señora, la indiferencia y el irrespeto por el arte. Primero, se gastó la plata donada por el HD Miller para la Escuela de Changuinola en los arreglos a la Escuela de Danza y del Bachillerato; luego, también se tomó una donación de diputado de Chiriquí para el conservatorio; tiene un sinnúmero de denuncias de profesores de diferentes escuelas a nivel nacional y a nadie ha separado (por robo, mala administración, acoso sexual, apropiación indebida de bienes, etc.); separó a la directora de la Escuela de Chiriquí (David), porque su amigo, el asesor Legal Hugo Bonilla, quería ese puesto para otra persona, irrespetando el proceso y perdiéndolo en la Corte Suprema de Justicia y obviando el fallo. Esa es la Maruja que en 26 meses de "supuesta maravillosa gestión" Usted defiende? Y hay otras cosas que señalarle tanto en Patrimonio, como en la Dirección de las Artes (donde Usted labora y sabe perfectamente las "maravillas" que pasaron bajo la administración de Carles). No desinforme a la comunidad y respete el trabajo de los artistas que formamos artistas. Quienes somos y hemos sido la verdadera cara del Inac y olvidada por todos los gobiernos. Ahora hablan que ella es o fue una gran artista. Qué hizo, dónde bailó, cuándo se graduó, qué gran labor hizo como Directora del Ballet, por qué renunció? Nos conocemos todos los artistas y sabemos quiénes somos. No mienta Usted y que no mienta ella. No sabemos si la subdirectora es mejor o peor que ella; lo que sí sabemos es que ella desgració el INAC en 26 meses y le hizo creer al pueblo y a la comunidad que hizo un gran trabajo cultural. Acaso eso no es política? En menor tiempo, lo hizo mejor Anel Omar (Q.E.P.D.) y Usted bien lo sabe. Lo que pasa es que a la gente buena se los lleva Dios; los malos, saben negociar su reintegro. No la queremos en el INAC; ni a Usted ni a los hipócritas artistas que están con Maruja!
 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios que no cumplan con diferentes puntos.
Estos serían:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES