Está navegando en la edición del Lunes 5 de Septiembre del 2011. Para volver a la versión actual presione aquí.

Economía

ENTORNO OBLIGA A CAMBIOS DE ESTRATEGIAS

La recomposición del centro bancario

Pese a que hay menos bancos que a finales de 1980, los fundamentos esenciales de la actividad se han mantenido sólidos en el tiempo.

05/09/2011 - El centro bancario internacional de Panamá, que en 1983 registró su máximo esplendor en cuanto al número de participantes, se ha mantenido estable a través de las décadas, pese a los vaivenes de la economía mundial.

Esta actividad, que fue creciendo a la misma vez que la República, pero que se consolidó en 1970 con la entrada en vigencia de la primera ley bancaria, es uno de los pilares de la economía panameña, con un aporte de más del 10% al producto interno bruto.

En 1983 el centro bancario panameño estaba integrado por 125 bancos, de los cuales 68 operaban con licencia general, 43 con licencia internacional y 12 eran oficinas de representación. Para esa fecha los activos totales sumaban 42 mil 785 millones de dólares, la cartera crediticia, 26 mil 380 millones de dólares; y los depósitos, 34 mil 195 millones de dólares.

La crisis de deuda que afectó en la década de 1980 a América Latina y la Asiática de 1997-98 tuvieron sus repercusiones en el sistema, pero también la actividad pasó por un proceso de fusiones y adquisiciones que consolidó al sector.

Como consecuencias de estos tres elementos el número de bancos se redujo para el año 2004 a 73, de ellos 37 con licencia general, 28 con licencia internacional y 6 oficinas de representación. El menor número en toda la historia del centro financiero panameño.

Pese a esa contracción de jugadores, los fundamentos esenciales de esta actividad se han mantenido sólidos en el tiempo.

Lo que ha sucedido, a juicio del gerente de la calificadora de riesgo Equilibrium, Raúl Castrellón, es que la banca ha demostrado su capacidad de ajuste financiero y estratégico ante cualquier amenaza a su estabilidad.

“El mercado ha logrado sortear de muy buena manera las crisis sobre la base de una estrategia que se ajusta, no obstante no todos los bancos han podido hacerlo”, indicó el analista al tiempo que destacó que a lo interno de la actividad la composición de cartera ha sufrido cambios muy significativos.

Pero en este proceso ha habido ganadores y perdedores y muchos jugadores han tenido que retirarse.

Al cierre del primer semestre las principales actividades de la cartera de crédito interno son: comercio (28.6%), vivienda hipotecaria (27.7%) y consumo personal (21%), composición que ha variado en los últimos dos años como consecuencia de las crisis financiera.

El socio director de la firma consultora Indesa, Felipe Chapman, comentó que el sector bancario sigue aumentando los desembolsos de crédito impulsado por el buen momento económico que vive el país.

Y aunque la situación en Estados Unidos y Europa es complicada, aún las campanas de alarma no han sonado.

MÁS NOTICIAS EN Economía

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES