Página del lector

[FOTODENUNCIA]

BASURERO EN LA 5 DE MAYO


LA PRENSA/Roberto Cisneros.

 

 

La inservible fuente de agua del monumento a los bomberos héroes del incendio de El Polvorín, en la plaza 5 de Mayo, en la histórica avenida Central, se ha convertido en un estanque lleno de basura, un criadero de mosquitos, sapos y toda clase de bichos. Hace apenas unos años, el lugar era un sitio frecuentado por las personas que tomaban un descanso en su tránsito por la peatonal. El sitio ha sido abandonado ante la mirada indiferente de las autoridades del Municipio de Panamá.

 

 

´Cinismo y desfachatez olímpica´

 

Nos parece el colmo del irrespeto y descaro que un mandatario tan irresponsable como el que tuvimos (Ricardo Martinelli) salga a dar declaraciones públicas y calificar de exabruptos jurídicos las actuaciones de algunas autoridades, y pedir hasta renuncias cuando él, personalmente, se encargó de pisotear y destruir la institucionalidad del Estado panameño como nunca antes nadie lo había hecho.

Vaya cinismo, vaya desfachatez olímpica. Verdaderamente que la ignorancia es osada. Todavía puede creer este señor que los panameños seguimos pensando igual que en tiempos de la patria boba. Cuando todos fuimos testigos de cómo el poder literalmente los embriagó y se creyeron que la fiesta con los recursos del Estado les duraría eternamente. “¡Qué vida para que no se acabe. Lo que no nos cuesta hagámoslo fiesta!, así se pasaron casi cinco años disfrutando de las mieles del poder.

Cómo se atreven ahora a salir del clóset para hacernos manifestaciones públicas, cuando deberían estar muchos de ellos presos por haberse aprovechado de los fondos del erario público, cual aves de rapiña.

Todo ello con la complicidad de diputados, tránsfugas corruptos y magistrados pusilánimes que actuaron con el mayor desprecio por la separación de poderes, la independencia judicial y, en fin, contra la institucionalidad estatal.

Por estas razones la rendición de cuentas en la pasada administración fue un total fracaso. Para muestra un botón. No hubo una respuesta coherente de parte de la contralora general de la República (Gioconda Torres de Bianchini) que justificara la lluvia de preguntas que se le formularon ante tanto despilfarro y derroche de las arcas públicas, sin mayores controles.

Su intervención en la Asamblea Nacional fue tan mediocre y ridícula, tal como lo hizo la triste y célebre exdefensora del Pueblo (Patria Portugal) cuando trató de justificar aquel astronómico valor del contrato de la famosa página web institucional.

Da tristeza pensar que la señora Gioconda nunca tuvo el valor de objetar o demandar la inconstitucionalidad de contratos megaonerosos con la actual administración. Cuando tuvo todo el poder que la Ley le confería para oponerse, objetar, demandar: adendas, acuerdos directos y demás actos que lesionaban el patrimonio público.

Pero definitivamente hizo su trabajo, igual que Patria. Ponerse de pie y decir cualquier cantinflada, y quedar como valiente ante los padres y madres de la patria, por haber tenido el valor de asistir a ese hemiciclo parlamentario cuando realmente su comparecencia fue de carácter obligatorio.

“¿Y por qué el término “de rapiña”? La definición de diccionario para rapiña señala a alguien que arrebata con astucia o violencia algo que no es suyo, y de allí la denominación, un poco injusta, para estas aves, que en realidad no hacen más que cazar como modo de vida.

 



JOSÉ ESPINOSA RIQUELME
 ABOGADO


Se refieren a noticia de Darién

 

La presente nota tiene como objetivo saludarlos y a su vez aclarar que las declaraciones citadas en La Prensa del día de hoy (13 de agosto de 2014), en la sección de Nacionales (titulada “Darién, sin esperanza de mejorar carretera”), donde se citan textualmente y tajantemente unas declaraciones de la viceministra de Obras Públicas Marietta Jaén: “no hay dinero para construir la carretera y todas las licitaciones están congeladas” fueron sacadas de contexto.

La carretera mencionada en la nota de Isabel Castro, corresponsal de su periódico, es la carretera Agua Fría–Zapallal, y está incluida en el plan quinquenal del ministerio e, incluso, el mismo día de la reunión se había enviado una nota de prensa a todos los medios, incluyendo su prestigioso diario.

ENRIQUE AROSEMENA
DIRECTOR DE RELACIONES PÚBLICAS DEL MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS

NOTA DEL DEFENSOR: En relación con la versión de la Oficina de Relaciones Públicas del Ministerio de Obras Públicas, la periodista Isabel Castro ratificó que esas expresiones fueron vertidas por la funcionaria en la reunión sostenida con la Comisión de Obras Públicas del Consejo Provincial de Coordinación. El presidente del Consejo Provincial, el representante de corregimiento Efrén Ibargüen, y su homólogo de Setegantí, Yistón Cedeño, fueron las fuentes que permitieron redactar la noticia sobre el resultado de la reunión con la viceministra Jaén.

 



 


Panamá dice sí a su historia

 

El Canal de Panamá es nuestro, lo administramos mejor que los estadounidenses con eficiencia y seguridad.

Hoy comemos soberanía, pocos, muchísimo. La mayoría espera una distribución con justicia social. Hoy el crecimiento económico es envidiable en el ámbito latinoamericano. Somos un país próspero, con un futuro de grandes posibilidades y de una democracia participativa. El presente que disfrutamos se lo debemos a la lucha heroica de la juventud panameña.

El acto separatista de 1903 propicia el nacimiento de una república manca, coja y tuerta. El tratado Hay-Bunau Varilla impuso una relación de protectorado, con un enclave colonial a perpetuidad. Las bases militares del imperio de Wall Street en todo el territorio nacional nos hicieron un país ocupado, intervenido en nuestra vida cotidiana. Los zonians con su agresión psicológica nos hicieron creer que la región canalera era un área vedada a los descendientes de Quibián, Urracá, Bayano y Victoriano Lorenzo. El gold roll y silver roll fueron la expresión máxima de su apartheid. La discriminación era la norma.

Los panameños con dignidad, honor y determinación iniciamos una gesta cidiana y quijotesca. Actuamos con plena conciencia de un proceder justo y patriótico, sin odios ni rencores, sin violencia, siempre cívicos y pacíficos al estilo de Gandhi, Luther King y Mandela.

La épica de la soberanía surge cuando se firma el Panamá Cede. Los poetas y narradores como Amelia Denis de Icaza, Gaspar Octavio Hernández, Rogelio Sinán y Joaquín Beleño enriquecen el alma nacional. Eusebio Morales, Guillermo Andreve, José Dolores Moscote y Manuel Roy hacen del Instituto Nacional el eje emocional de la nacionalidad.

Acción Comunal dirige el rechazo popular contra el tratado Kellog-Alfaro de 1926. La Federación de Estudiantes y el Frente Patriótico de la Juventud dicen no al Convenio Filós-Hines de 1947. La Generación de 1958 el 2 de mayo de ese año siembra banderas panameñas en la Zona del Canal. En 1959 se da la gran marcha patriótica en la avenida 4 de Julio, hoy avenida de los Mártires. Y el 9 de enero de 1964 se inicia la auténtica independencia que se concreta con el tratado Torrijos-Carter y la eliminación del enclave colonial con su perpetuidad y zonians, el Canal es panameño.

Panamá es una nación aluvional, la más antigua de tierra firme, con un devenir de más de 500 años. Panamá es su geografía, historia, literatura, folclor, con una identidad múltiple y una cultura pluriétnica, somos muchos rostros en uno. Y la cátedra de Panamá con Estados Unidos, con el aval de la intelectualidad universitaria, representada con Ernesto Castillero Pimentel y Julio Linares, recoge el sentimiento de una comunidad orgullosa de su identidad y memoria histórica. La cátedra suma el imaginario de panameños ejemplares como Belisario Porras, Octavio Méndez Pereira, José Daniel Crespo, Ricaurte Soler, Roque Javier Laurenza, Acracia Sarasqueta, Gumercinda Páez, Sara Sotillo, Jorge Illueca, Carlos Iván Zúñiga y muchos otros que fortalecieron nuestro sentido de pertenencia.

La restauración de la cátedra (Relaciones de Panamá con Estados Unidos) por el Ministerio de Educación es el mejor homenaje a los mártires de enero de 1964 y el desagravio a una ciudadanía ofendida cuando se eliminó como consecuencia de una postura antinacional y antipatriótica.

 



RICARDO ARTURO RÍOS TORRES
ESCRITOR Y DOCENTE UNIVERSITARIO


EDICIONES ANTERIORES