Está navegando en la edición del Sabado 18 de Febrero del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN FORZARON LA RENUNCIA DEL PRESIDENTE ALEMÁN

Cae Christian Wulff

El caído en desgracia admitió que perdió la confianza del pueblo, por lo que era imposible seguir en un puesto en que se supone sea la ´brújula moral´ del país.

REUTERS-DPA. BERLÍN, ALEMANIA

18/02/2012 - El político elegido por Angela Merkel para el puesto simbólico de Presidente de Alemania renunció ayer viernes por acusaciones de que aceptó favores, asestando un golpe a la canciller en medio de la crisis de la zona euro.

En un breve comunicado de cinco minutos en el palacio presidencial Bellevue, Christian Wulff dijo que había perdido la confianza del pueblo alemán, lo que hacía imposible continuar en un rol que se supone debe servir como una brújula moral .

“Por esta razón ya no me es posible ejercer el cargo de presidente en el país y en el exterior como es debido”, declaró, parado al lado de su esposa Bettina.

La búsqueda de un sucesor podría convertirse en una distracción para Merkel, justo cuando su gobierno está inmerso en duras negociaciones por un segundo paquete de rescate para Grecia, aunque los analistas creen que cualquier impacto en el proceso será limitado.

Merkel pospuso un viaje a Roma, donde iba a dialogar con el primer ministro italiano, Mario Monti, e hizo un breve comunicado luego de las declaraciones de Wulff, diciendo que lamentaba su partida y que conversaría con los partidos de la oposición para encontrar un reemplazo. El sucesor de Wulff deberá ser elegido en el plazo de un mes, hasta el 18 de marzo, por la Asamblea Federal, que componen los diputados alemanes y representantes de las 16 regiones.

La jefatura de Estado será asumida de forma interina por el actual presidente de la Cámara Alta, el primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, como lo contempla la Constitución germana.

Hasta el viernes, Wulff, un conservador que fue premier del estado de Baja Sajonia antes de ser presidente, había dicho que se quedaría en el puesto para limpiar su nombre. Pero su situación cambió drásticamente el jueves por la noche, cuando fiscales estatales en Hannover pidieron al Parlamento que removiera su inmunidad legal por las acusaciones de que aceptó favores, en el preludio de una investigación que se abrirá en su contra. Es la primera vez que los fiscales piden investigar a un presidente alemán, por lo cual la decisión desató reclamos directos de la oposición para que Wulff, de 52 años, presentara su renuncia.

Caído en desgracia

Las denuncias contra el hoy expresidente Christian Wulff se remontan a la época en la que fue primer ministro del estado de Baja Sajonia (2003-2010).

La caída del político demócratacristiano no tiene parangón en la historia de Alemania. Nunca antes se había pedido el desafuero del máximo representante del Estado.

Wulff sostuvo que siempre ejerció sus cargos de forma correcta y honesta y se manifestó convencido de que la investigación de las denuncias en su contra obraría en su descargo.

Se lo acusa de haber sacado ventajas personales de su posición en el poder con vacaciones gratuitas, créditos bancarios ventajosos y beneficios en la adquisición de automóviles y otros bienes de consumo.

La analista de la DPA María Laura Aráoz comentó que “la renuncia de Wulff es señal de la buena salud de que goza el estado de derecho en Alemania y de que todos son iguales ante la ley, también el primer representante del país”. También puso de manifiesto el papel de control que juegan en la democracia los medios, sin cuyas investigaciones no habría salido todo a la luz.

SERVICIOS INTERNACIONALES


No comemos cuentos
Hace 3 aos

mentirelli no hubiera durado en alemania ni tres días !!

Panamaischen
Hace 3 aos

En todas partes hay corrupción ciertamente. La gran diferencia entre los países es, que mientras que en unos se vanaglorian de sus logros en el mundo del "juega vivo" (como los de Latinoamérica) en otros (como Alemania) se ve en acción al Estado de Derecho vía la investigación judicial y además la altura política del funcionario investigado (etapa inicial, sin condena) de renunciar y someterse al proceso. Es un ejemplo de verdadero desarrollo, que nada tiene que ver con que se trate de un país rico o pobre, es una cuestión de fortaleza legal.

Mela Garro
Hace 3 aos

...ya supieran que todo el escandalo fue destapado por el diario "bild" (proporciones guardadas equivalente a "la prensa", perdon a quienes ofendo) a quien wulff inclusive amenazo telefonicamente...que parecido no?

horemheb
Hace 3 aos

esta clase de actos van en contra de todo lo que significa ser panameño, en contra de todo nuestro "lujo y esplendor". nuestros politicos, de hecho, la gran mayoria del pueblo panameño ni entenderan porque Wulff renunció.

Trademark
Hace 3 aos

¿Cuándo podremos escribir algo como "la buena salud del estado de derecho en Panamá?...(suspiro)

Trademark
Hace 3 aos

Oh Dios!, si Martinelli siguiera este ejemplo... No el de las ilegalidades (esas ya las tenemos), el de renunciar por la falta de confianza del pueblo!
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES