Está navegando en la edición del Domingo 18 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

SOMBRAS SOBRE EL MEDIO ORIENTE

En camino a la guerra

Surge la pregunta de si los frágiles acuerdos de paz soportarán el peso de un enfrentamiento en la franja.

18/11/2012 - Israel y los palestinos de la franja de Gaza parecen estar encaminándose a lo que podría ser otro devastador horizonte de guerra.

“Continuaremos nuestra ofensiva hasta que esté garantizado que nuestros ciudadanos en el sur del país puedan vivir en paz y seguridad”, dijo Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ayer sábado por TV.

Regev no descartó que se ordene una incursión terrestre de las tropas ya posicionadas frente a la pequeña franja. Pero tampoco parecía muy decidido. Y por buenas razones.

Repetir la ofensiva “Plomo Fundido” de 2008/2009 en el contexto de la actual situación del mundo árabe significaría correr un riesgo sin parangón.

Por entonces, en los encarnizados combates murieron al menos mil 400 palestinos del enclave, en su mayor parte civiles. “Lo que en el pasado estaba permitido, ahora está prohibido por la evolución de los acontecimientos en el mundo árabe”, advirtió el ministro de Exteriores tunecino, Rafik Abdel Salam, al visitar la ciudad de Gaza en gesto de solidaridad.

Para Netanyahu, que se encuentra a pocas semanas de las elecciones anticipadas que se celebrarán el 22 de enero, está todo en juego. Debe poner punto final a los ataques que en los últimos meses han ido in crescendo. No obstante, existen dudas de que su decisión de atacar frontalmente a Hamas, sea la correcta.

En los últimos meses, el propio gobierno de Jerusalén admitió que los cohetes eran lanzados por pequeñas agrupaciones disidentes o insurgentes como la Jihad Islámica o los salafistas. Hamas observaba a lo sumo estas acciones sin intervenir.

El exembajador de Alemania en Israel Avi Primor coincide en que no fue Hamas la agrupación que desató la violencia. Según el diplomático, los responsables son “agrupaciones fundamentalistas extremistas” que luchan por el poder en la franja.

Al parecer Hamas llevaba adelante negociaciones secretas con Israel por un alto el fuego a largo plazo, y lo hacía junto con el jefe de su brazo armado, el palestino Ahmed Yaabari, que recién murió en una “ejecución selectiva” de Israel.

La política de mano dura israelí es respaldada por sus más estrechos aliados: el presidente estadounidense Barack Obama y la canciller alemana Angela Merkel tildaron a Hamas de responsable y destacaron el derecho de Israel a la defensa.

No obstante, cabe preguntarse si los frágiles acuerdos de paz con Egipto y Jordania soportarán el peso de un enfrentamiento sangriento que dejara numerosas víctimas civiles en la franja.

Netanyahu y muchos de sus compatriotas consideran poco probable que se produzca una paz con la parte palestina. La política de Jerusalén está más bien centrada en poner coto o reducir al máximo los daños sufridos, sin siquiera esperar que se logre una solución definitiva a los problemas de seguridad.

The New York Times describió la política de las reiteradas operaciones militares con la metáfora de “cortar el césped”: si no hay paz, los enemigos, que siempre vuelven a crecer, deben ser mantenidos al ras, tal la pesimista lógica.

Señal de invasión

Aviones de guerra de Israel bombardearon el sábado edificios de Gobierno del grupo palestino Hamas en la franja de Gaza, incluyendo las oficinas del primer ministro, luego de que el Gabinete israelí aprobara la movilización de hasta 75 mil reservistas para una posible invasión terrestre.

Militantes palestinos en Gaza siguieron lanzando ataques a través de la frontera y dispararon un cohete hacia Tel Aviv, por tercer día consecutivo. El proyectil fue destruido por el sistema antimisiles y no hubo heridos.

Hamas, el movimiento militante que gobierna Gaza, dijo que misiles israelíes destruyeron el edificio de oficinas del primer ministro Ismail Haniyeh y que el Estado judío atacó la sede de la policía. El Ejército israelí lo confirmó.

Mientras, los tanques y artillería están apostados junto a la frontera con Gaza y no hay señal a la vista de que las hostilidades vayan a cesar, más bien al contrario. Funcionarios en Gaza dicen que 43 palestinos, casi la mitad civiles, han muerto desde que Israel comenzó sus ataques aéreos.

Tres civiles israelíes perdieron la vida el jueves por el impacto de un cohete.


Michael S
Hace 2 aos

a todo el que interesa y lee noticias sobre el conflicto en el medio oriente: les pido que no juzgue la situacion con solo la mitad de la informacion. la otra mitad, lo que esta pasando en israel, por algun motivo no es tema frequente en los noticieros. averigue bien sus fuentes! no sean ignorantes
 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES