Está navegando en la edición del Lunes 1 de Abril del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

Estados Unidos

Migración sigue en el tapete

Trabajadores y empresas logran acuerdo sobre salarios y tipo de empleos a los que pueden acceder los inmigrantes.

REUTERS. WASHINGTON, EU

01/04/2013 - Las posibilidades de una amplia reforma inmigratoria en Estados Unidos aumentaron este fin de semana después de que grandes empresas y grupos de trabajadores alcanzaron un acuerdo sobre un programa de trabajador-huésped, dijo una fuente familiarizada con la situación.

El acuerdo fue alcanzado el viernes por la noche en una teleconferencia entre el jefe de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Tom Donohue, y el presidente de la organización laboral AFL-CIO, Richard Trumka, con el senador demócrata por el estado de Nueva York Chuck Schumer actuando como mediador, afirmó la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

El programa trabajador-huésped ha sido una gran piedra de tope a los esfuerzos por parte un grupo bipartidista de senadores conocido como la banda de los ocho para alcanzar un compromiso sobre la forma de crear un camino a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, la mayoría de ellos hispanos.

Los sindicatos de trabajadores han argumentado en contra de un programa de trabajador-huésped, pues temen que una ola de trabajadores inmigrantes con bajos salarios puedan quitar empleos a estadounidenses.

El acuerdo cubre el pago por trabajadores temporales de baja calificación y los tipos de actividad que serían incluidas.

Schumer informó sobre el avance al jefe de personal de la Casa Blanca, Denis McDonough, dijo la fuente. El acuerdo aún debe ser aprobado por la banda de los ocho senadores, divididos en igual número por demócratas y republicanos. Si lo hacen como está contemplado, se podría avanzar en el senado sobre una amplia ley inmigratoria en las próximas semanas.

En los últimos días, el esfuerzo inmigratorio ha sido detenido por el fracaso a la hora de forjar un acuerdo sobre el programa trabajador-huésped, aunque la Casa Blanca insistió en que se estaban realizando avances.

El presidente Barack Obama quiere cumplir con una promesa de campaña al lograr la aprobación de una ley que crearía una vía a la ciudadanía para inmigrantes ilegales que se encuentran actualmente en el país.

Obama ha prometido que hará lo que pueda en materia de inmigración a través de acciones ejecutivas si no se logra legislar al respecto.

La inmigración ha sido durante mucho tiempo un tema controvertido en Estados Unidos y esfuerzos previos por realizar una amplia reforma de las leyes inmigratorias estadounidenses han fallado, pues demócratas y republicanos han mantenido posiciones muy dispares.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES