Está navegando en la edición del Miercoles 5 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Nacionales

TRAS ESPERA ANGUSTIOSA, RECONOCEN EL CUERPO

David conmovida por crimen de estudiante

Esta ciudad refleja en los últimos meses un incremento antes no visto en la violencia, lo que atemoriza a la población.

SANDRA Alicia RIVERA Flor del Rosario Bocharel
nacionales@prensa.com

05/12/2012 - Familiares de Aira Isabel Guadalupe Guerra, de 18 años, desaparecida desde el viernes 30 de noviembre, en David, reconocieron como el suyo el cuerpo de una joven mujer encontrado este lunes 3 en un paraje de Bágala, Boquerón, el cual se hallaba semidesnudo y con el torso, rostro y brazos calcinados.

Los familiares habían expresado su disconformidad con la actuación del Ministerio Público que no les brindaba información sobre el cadáver encontrado, ni permitían su ingreso a la morgue judicial para hacer el reconocimiento de rigor.

Luego de esperar por más de nueve angustiosas horas, optaron por impedir la salida de los funcionarios de Medicatura Forense de David que realizaban la necropsia para forzar una respuesta de la fiscalía.

La presión fue tan intensa que no le quedó otra alternativa al fiscal superior primero, Luis Martínez, que autorizar el ingreso de la madre y de su abogada, Gisela Vega, al recinto de cadáveres. Ambas salieron del salón con lágrimas y diciendo que la occisa era Aira Isabel Guerra. Eran las 5:30 de la tarde.

Transida de dolor, la madre de la joven estudiante no pudo articular palabra, solo expresar con voz ahogada por el llanto, “es ella, es ella”.

Según la abogada Vega, la madre de Aira Isabel pudo reconocerla solo por sus extremidades inferiores.

Al ser abordado, el fiscal Martínez explicó que el impedimento de ingreso se había generado porque los familiares tenían sus propias opiniones al respecto, lo que a su juicio no ayudaría a lograr la identificación del cadáver, dado que el tiempo transcurrido y las quemaduras que mostraba lo habían dejado irreconocible.

Justicia

Luego de confirmarse la trágica noticia, los familiares prorrumpieron en llanto y gritos exigiendo justicia, y que este crimen no quedara impune como otros. “Maldito asesino”, espetó otro.

El fiscal superior Martínez aseguró que el Ministerio Público de Chiriquí investigaría a fondo este homicidio hasta dar con sus autores, incluyendo al amigo de Aira Isabel con quien se le vio la última vez.

Aclaró que se habían enviado varias muestras de tejido del cadáver al Instituto de Medicina Legal en Panamá, para determinar las causas del deceso.

tESTIGOS

Se tiene entendido que un amigo cercano de Aira Isabel, Rolando Samudio, y otras compañeras de estudios rindieron declaración jurada de los últimos momentos que compartieron de la occisa.

Informe preliminar

Luego del reconocimiento del cadáver, los familiares expresaron su estupor por la saña con que actuó el victimario. El cuerpo de Aira Isabel mostraba quemaduras desde el torso hacia arriba, en sus brazos y manos, así como en el rostro, lo que acabó incluso con su cabello.

La estudiante fue hallada inicialmente por un campesino que pasó y observó un grupo de buitres alrededor de un cuerpo sin vida, al cual ya habían empezado a picotear. Según el testigo, la jovencita yacía tirada boca arriba, tan solo en ropa interior y sostén, pero calzando zapatillas nuevas.

Quién era

Aira Isabel Guadalupe Guerra tenía 18 años. Se había graduado de bachiller en 2011, en el Colegio San Francisco de Asís de David.

Ingresó a la facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Latina de Chiriquí y era hija de la profesora Aira Isabel Guerra, quien ejerce en la Universidad Autónoma de Chiriquí.


poligono
Hace 1 ao

hay que cortarle las estremidades a ese asesino y dejarlo vivo

eloisa
Hace 1 ao

ojala se haga justicia por Dios

Eduardo
Hace 1 ao

desde que se suprimió el requisito de visa a colombianos, venezolanos, ecuatorianos, mexicanos, etc, cualquiera entra al pais, y cada dia la violencia, y la delincuencia es peor, pero eso al gobierno no le importa

MYSY
Hace 1 ao

Que dolor tan grande, de verdad siento una pena tan grande...
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES