Está navegando en la edición del Jueves 20 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Nacionales

opositores pronostican un intenso debate por nombramientos del ejecutivo

Protestas por designación de Belfon y Ayú Prado

20/12/2012 - En medio de protestas por la designación de Ana Belfon como procuradora de la Nación y José Ayú Prado como magistrado de la Corte Suprema, la Asamblea Nacional declaró ayer abierto el período de sesiones extraordinarias, que convocó el Ejecutivo, para la ratificación de estos nombramientos.

La sesión solo tomó 15 minutos. El presidente del Legislativo, Sergio Gálvez, luego de declararla abierta, decretó un receso hasta tanto la Comisión legislativa de Credenciales proceda a darle trámite a la ratificación de los nombramientos de Ayú Prado y de Belfon.

indignación

En las afueras del Palacio Justo Arosemena los dirigentes obreros Sául Méndez, del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) y Gabriel Castillo, de la Confederación de Unidad Sindical Independiente ( Conusi), junto con otros 15 trabajadores hicieron un piquete para manifestar su rechazo a los nombramientos de Belfon y de Ayú Prado.

Los dirigentes obreros aseguraron que el presidente, Ricardo Martinelli, busca mantenerse en el poder con estos nombramientos en la administración de justicia.

Convocaron para hoy a más protestas en la Asamblea. El Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) también anunció que se manifestará contra los nombramientos.

Belfon, a ratificación

El diputado de Cambio Democrático (CD) Mario Miller, que preside la Comisión de Credenciales, Reglamento, Ética Parlamentaria y Asuntos Judiciales, informó que hoy jueves a las 10:00 a.m. se iniciará la ratificación de Belfon como jefa del Ministerio Público.

Según Miller, para la ratificación de la Procuradora la ley no señala que deben ser dos días de consultas, como sí lo indica en el proceso para el magistrado de la Corte.

Belfon deberá asistir a la Comisión de Credenciales, dominada por una mayoría oficialista y en la que seis de los nueve diputados miembros tienen denuncias en la Corte Suprema (ver tabla).

Proceso para magistrado

Mientras que para ratificar a Ayú Prado como magistrado de la Corte Suprema, la Comisión de Credenciales habilitará dos días de consultas en los que particulares y organizaciones de la sociedad civil podrán opinar a favor o en contra de su designación. “Quien tenga una opinión en contra debe presentar pruebas contundentes”, afirmó Miller.

Aseguró que la convocatoria para las consultas se publicará en los medios.

El diputado bocatoreño indicó que luego de escuchar las opiniones sobre el nombramiento del magistrado, se procederá a la votación en la comisión. Los resultados serán enviados mediante un informe al pleno legislativo, integrado por los 71 diputados para que ratifiquen o rechacen el nombramiento.

“No habrá madrugonazos”, aseguró el diputado.

Fuerte debate

Entre tanto, los diputados opositores vaticinan que el debate será fuerte, particularmente en el caso del nombramiento de Ana Belfon.

El diputado panameñista José Luis Varela advirtió de que su bancada está preparando un detallado cuestionario contra la actual jefa de asuntos legales del Ministerio de la Presidencia.

“Queremos preguntarle a Belfon por qué cuando era fiscal persiguió y apresó a personas como Guillermo Sánchez Borbón y a Miguel Antonio Bernal”.

“Preveo que va a ser un debate muy fuerte con muchos cuestionamientos tanto para Ayú Prado como para Belfon”, afirmó Varela.

“Ahora vamos a tener a Martinelli de procurador dándole instrucciones a una títere. El país no quiere a una títere, sino a una persona que sea independiente”, señaló el diputado herrerano.

Panameñistas rechazan

El presidente del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela, en un comunicado, deploró la designación de Belfon porque no ha mostrado respeto por los valores, principios y pilares esenciales de la democracia, como son el derecho a la libertad de expresión y la independencia e imparcialidad del poder judicial.

En el caso de Ayú Prado, recordó que bajo su gestión en el Ministerio Público se presentaron un sinnúmero de denuncias de actos de corrupción que no han conducido a ningún resultado.

PRD votará en contra

En tanto, el secretario general encargado del PRD, Javier Martínez Acha, adelantó que la bancada del colectivo en la Asamblea votará en contra de dichas designaciones para “defender la institucionalidad y la democracia del país, ante estas jugadas políticas que realiza el Ejecutivo que, sin duda, tienen fines electoreros”.

A su vez, el precandidato presidencial del PRD, Juan Carlos Navarro, calificó como “grave error del gobierno” las designaciones.

Reelección a la vista

Por su lado, la excandidata presidencial del PRD Balbina Herrera advirtió de que con el nombramiento de Belfon y Ayú Prado la reelección de Martinelli “está la vista” en 2014.

Herrera, que tiene cuatro procesos en el Ministerio Público en su contra (dos de ellos impulsados por el presidente, Ricardo Martinelli), indicó que como ocurrió en Nicaragua con Daniel Ortega y en Costa Rica, con Oscar Arias, la Corte Suprema puede hacer una interpretación de la Constitución y declarar viable la reelección. Aseguró que Martinellí utilizará los cinco votos de los magistrados que ha nombrado en la Corte para lograr ese fin.

El abogado Miguel Antonio Bernal también consideró que los nombramientos de Belfon y Ayú Prado van dirigidos a garantizar que Martinelli siga en el poder cinco años más.

oficialismo defenderá

Las bancadas oficialistas del Molirena y de CD anunciaron que defenderán las designaciones del Ejecutivo.

El diputado de CD, y expresidente de la Asamblea, José Muñoz, señaló que tanto Ayú Prado como Belfon tienen la suficiente solvencia moral y cumplen con los requisitos para ocupar los cargos. Muñoz manifestó que por el hecho de que Belfon hubiese sido fiscal durante dictadura no se le debe descalificar.

Por su parte, el diputado del Molirena Miguel Fanovich defendió la designación de Belfon, afirmando que las críticas de que ella persiguió a opositores del régimen de Noriega son falsas.

“Ella no persiguió a nadie que yo sepa. Tiene una basta experiencia en el Ministerio Público y ha hecho carrera, por lo tanto, creo que va a hacer una buena labor en la justicia”, dijo Fanovich.

“Nunca la vi perseguir a nadie, más bien creo que ganó una gran experiencia y en estos años de democracia ha tenido la oportunidad de demostrar su profesionalismo”, afirmó.

Ministros ausentes

Los ministros, Lucy Molinar (Educación); Guillermo Ferrufino (Desarrollo Social); Javier Díaz (Salud) y Alma Lorena Cortés (Trabajo) no firmaron la resolución del Gabinete, en la que se designó a Ayú Prado y a Belfon. Cortés era la única que estaba fuera del país.

La ministra Molinar no quiso explicar por qué se ausentó del Gabinete. Indicó que ayer estaba en una graduación y no podía hablar. Ferrufino y Díaz no atendieron las llamadas.

Juristas rechazan

“En el caso de Ana Belfon, le voy a contestar con el título de una película: ´Su pasado la condena´. En el de Ayú Prado, lamentablemente sus antecedentes no demuestran que sea una persona que se comporta muy independientemente, y en esos cargos la independencia es vital”, dijo a su vez el exmagistrado de la Corte Suprema Edgardo Molino Mola.

A su juicio, la coyuntura actual plantea de nuevo la necesidad de “acabar de una vez por todas con el método de que el Gabinete sea el que escoja a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y a los procuradores. Mientras ese método se mantenga, la independencia del Órgano Judicial y del Ministerio Público no valdrá un peso”.

Por su lado, la también exmagistrada de la Corte Graciela Dixon opinó que tanto Ayú Prado como Belfon son “profesionales probos, de muchos años de experiencia”, por lo que “el país espera que pongan esa experiencia a disposición de la Nación y que obren con independencia”.

César Ruiloba, presidente del Colegio Nacional de Abogados, añadió que ambas designaciones generan reservas en ese gremio, en especial por los efectos que puedan generar a futuro.

“En principio, la movilidad del Procurador hacia la Corte deja una vacante en el Ministerio Público (MP) que, sin duda, crea un impasse institucional, no solo entre quienes lo consideraban como uno de los suyos, sino además por los avances alcanzados en materia de la implementación del sistema penal acusatorio, que ahora podrían verse afectados en cierta medida”, explicó.

En ese mismo orden de ideas precisó que la llegada de Belfon al MP inquieta a su personal en el tema de la estabilidad laboral y genera expectativas en cuanto a cómo se va a amoldar a un MP del siglo XXI y a su independencia frente al Ejecutivo.

Violaron Pacto

En tanto, la Alianza Ciudadana pro Justicia difundió un comunicado la noche del martes pasado, en el que señaló que los dos nombramientos se concretaron en un ambiente de secretismo y sin consulta ciudadana, lo que desconoció por completo los acuerdos del Pacto de Estado por la Justicia y los compromisos de campaña del presidente, Ricardo Martinelli, así como las recomendaciones de organizaciones internacionales que promueven la participación de la sociedad civil en la escogencia de los magistrados de las cortes supremas.

“La designación de la secretaria de Asuntos Legales de la Presidencia de la República como Procuradora General de la Nación lo único que confirma es el poco respeto que siente el Presidente de la República y sus ministros por la administración de justicia, por los abogados y los ciudadanos de este país. Dejar la Procuraduría General de la Nación en manos de una persona cuyo nivel de independencia es muy cuestionable, por su total afinidad con el gobierno de turno, coloca a los ciudadanos en una situación de total vulnerabilidad a sus derechos humanos”, dice el comunicado.

De acuerdo con la organización, los nombramientos de Ayú Prado y Belfon profundizan “la crisis de credibilidad en que está sumergida la administración de justicia en Panamá y con ello el deterioro de la institucionalidad democrática del país”.

Ambiente en el MP

Pese a las expectativas generadas tras las designaciones del Consejo de Gabinete el martes en la noche, la jornada en el Ministerio Público (MP) transcurrió ayer sin mayores sobresaltos.

Desde primera hora de la mañana se esperaba la llegada de la nueva Procuradora, pero esta no apareció en todo el día.

Ayú Prado, por su parte, llegó a su despacho a las 7:00 a.m., almorzó dentro de la oficina y a eso de las 2:00 p.m. recibió la visita del administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá, Salomón Shamah, con quien tuvo un “encuentro personal”, según se informó oficialmente.

Shamah estuvo en el MP hasta aproximadamente las 3:45 p.m., y más o menos a esa misma hora llegó a la sede de la Procuraduría de la Nación, en la avenida Cuba, un camión cargado con jamones, que, según se explicó, fueron comprados al Ministerio de Desarrollo Agropecuario y obsequiados a los 426 funcionarios de la entidad que ganan menos de $500 al mes.

El secretario general Ramsés Barrera permanecía ayer en su puesto.

( Con información de Elio Núñez, Eduardo Mendoza y María Cristina Ramírez).

La herencia de los funcionarios designados

El recién designado magistrado de la Corte José Ayú Prado heredará de Aníbal Salas, a quien reemplazará a partir del 1 de enero de 2013, un listado de casos de alto perfil que no han sido resueltos y en los que él mismo tuvo actuación directa como procurador de la Nación, por lo que tendría que declararse impedido, según la ley.

Entre esos expedientes está el de las supuestas irregularidades por la compra de 19 radares al conglomerado italiano Finmeccanica, instruido por el propio Ayú Prado, aunque en febrero pasado solicitó a la Sala Penal un sobreseimiento definitivo e impersonal de las sumarias.

El nuevo magistrado también sería el ponente del caso de los envenenamientos con dietilene glycol, que está paralizado porque el propio Ayú Prado apeló en febrero ante la Sala Penal la decisión del SegundoTribunal de sobreseer al exdirector de la Caja del Seguro Social (CSS) Juan Jované y a seis directivos de esa institución acusados inicialmente por el Ministerio Público.

También le correspondería atender el expediente de la liberación irregular, por parte de la Fiscalía de Drogas de Azuero, de cuatro personas acusadas por narcotráfico y que fue el detonante, en diciembre de 2010, de la renuncia del entonces procurador Giuseppe Bonissi, a quien Ayú Prado sustituyó en el cargo.

Ayú Prado también deberá darle curso a dos recusaciones contra los magistrados Alejandro Moncada y Harry Díaz, que fueron presentadas por los abogados defensores de los hermanos Aquilino y Carlos de la Guardia, que fueron condenados en agosto pasado por la Sala Penal a 66 meses de prisión por la quiebra del grupo Adelag.

Como integrante de la Sala Penal y del pleno de la Corte Suprema, Ayú Prado se encontrará con otros expedientes en los que también se debería declararse impedido, ya que como fiscal o procurador formó parte del equipo que los investigó.

La Sala Penal, que además de Ayú Prado está integrada por Jerónimo Mejía y Harry Díaz, debe resolver el recurso de casación que presentó la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada en enero pasado contra la decisión del Segundo Tribunal que ratificó el sobreseimiento definitivo al expresidente Ernesto Pérez Balladares y a otras 14 personas acusadas de blanqueo de capitales. Como encargado de esa fiscalía, Ayú Prado abrió esas sumarias y emitió la primera vista fiscal en 2011.

Mientras, como parte del pleno de la Corte, Ayú Prado debería fallar sobre la petición que hizo en julio pasado el magistrado fiscal del caso Cemis, Abel Zamorano, de encausar criminalmente al expresidente Martín Torrijos y sobreseer al diputado Carlos Afú.

Así mismo, al nuevo magistrado le correspondería atender 13 denuncias contra diputados de la Asamblea y del Parlamento Centroamericano, actualmente en mano de Aníbal Salas.

Por su parte, Ana Belfon, que reemplazará a Ayú Prado en la Procuraduría de la Nación, también asumiría una serie de casos que le plantean conflictos de intereses.

Por ejemplo, la Fiscalía Séptima de Circuito acusó a la dirigente del PRD Balbina Herrera, en noviembre pasado, de divulgar correos privados del presidente, Ricardo Martinelli, tras una denuncia presentada por Belfon en diciembre de 2011 en representación del mandatario.

Belfon también debería encargarse del caso sobre el supuesto pago de sobornos a funcionarios panameños en la negociación fallida para la construcción de cárceles modulares en el país.

José Otero

Jiménez enfrenta el primer obstáculo para el puesto

Luis Ángel Jiménez Hernández, a quien la Asamblea Nacional tiene contemplado ratificar como directivo de la Superintendencia del Mercado de Valores, podría estar invalidado para ejercer esta función. De acuerdo con la página web de la Superintendencia de Valores de Panamá (www.supervalores.gob.pa), Hernández Jiménez tiene una licencia de corredor de valores que fue expedida el 06/10/2010. Pero el artículo 8, numeral 10 del texto único de la ley de valores señala que para ser director se requiere no ejercer actividad que requiera una licencia de persona natural expedida por la Superintendencia, ni ejercer la actividad para la cual requiere licencia. Este medio llamó a Alejandro Abood, superintendente de valores para que conocer su opinión sobre el tema, pero no contestó las llamadas. La Secretaría de Comunicación del Estado informó que el Ejecutivo convocó a sesiones extraordinarias para, además de ratificar los nombramientos de José Ayú Prado en la Corte Suprema de Justicia, y de Ana Belfon en la Procuraduría, el de Jiménez Hernández como directivo de la Superintendencia.

´Yo la recomiendo mil veces´: Correa

En su programa “La Palabra” que se transmite por KW Continente, la gobernadora de Panamá, Mayín Correa, alabó y defendió a su exsubalterna Ana Belfon, que ha sido designada por el Ejecutivo como procuradora de la Nación. He aquí un resumen de lo que dijo: “Ana Belfon hizo una carrera en el poder judicial. Comenzó desde abajo y llegó hasta fiscal (...) Le correspondieron algunos casos en tiempos de [Manuel A.] Noriega (...) y aplicó la ley. Una ley que después, no sé... creo que la eliminaron, pero era una ley.

Creo que firmó... no me acuerdo bien.. autorizó el llamamiento a juicio, la cárcel... a un periodista que todos queremos mucho, por su inteligencia y por su capacidad, y por su lucha contra la dictadura, que es Guillermo Sánchez Borbón, un hombre que ha dedicado su vida a escribir y a aportar a la sociedad. Después apeló o no sé qué pasó, pero no creo que estuvo en la cárcel, creo que ordenó la detención pero.... no estuvo en la cárcel”. Aquí interviene otro comentarista del programa y dice: “sí, estuvo una noche”. Continúa Correa: “¿Una noche? Después de allí, la licenciada sale del poder judicial, a pesar de que ya estaba en carrera judicial. De allí ha ejercido su profesión con gran éxito siendo profesora de derecho penal en la universidad.

Ella es brillante, estudiosa, es abogada cien por cien. La conozco como profesional porque fue la secretaria general de la Alcaldía; yo no firmé nada que Ana Belfon no le pusiera el visto bueno. Ella era mi filtro, la persona que nos permitía hacer las cosas dentro de la ley. Siempre decía: ´¡señora, la ley dice que usted no puede hacer esto!, ¡señora, la ley dice aquí que es esto lo que se puede hacer!´. Es una mujer que es ley, ley, ley.

Pero habrá leyes que no son tan buenas, pero nosotros aplicábamos leyes del año 40, era la que tenía... es la ley. ´Señora, es la ley, vamos a la Asamblea a cambiarla si usted tiene el poder...´ ¿Con el PRD que tenía el control? ¡Por Dios! Muchas cosas pudimos cambiar porque la ley lo permitía. Pero es una mujer correcta, excelente abogada. Yo creo que el Presidente reconoció a Ana Belfon por mí... creo... no estoy tan segura, porque yo la recomiendo mil veces. Una vez le dije a Jimmy Papadimitriu: ´mira Jimmy, si ustedes necesitan a una persona que les filtre lo legal, que las cosas se hagan dentro de la ley (...) que se los revise Ana Belfon´.

 Ella es dedicada a la ley, ella es una mujer de leyes. Yo la tenía contratada para la Secretaría General de la Gobernación, porque se manejan muchos expedientes, cosas legales de apelaciones importantes, pero si quiere irse para allá... yo se las recomiendo de corazón. Ella no llegó como directora de asuntos legales de la Presidencia. Ahora lo es porque ella va escalando, porque tiene más capacidad que todos, pues ella ejerce y tiene disposición para el trabajo”.


antonio
Hace 2 aos

Y que pelotas noLa senora Correa fue beneficiada pagandole Buco Dinero que le ototgo el Penonomeno Boz Ronca que por el momento no recuerdo el nombre de este susodicho honorable,los que fuimos despedidos por el militarismo no recibimos ni sebo,ese es mi panama el juega vivo y la mentira,donde los que no tenemos Pull no las entierran hasat el pegue,yo conozco realmente el engranaje Gubernamental

antonio
Hace 2 aos

Senora Correa no se ud una asemila Ud lo que no dijo de la Senora belfon, que ella sabias del uso de camiones del municipio de panama que llevaban materiales de contruccion a la casa que Ud construia en Coronado,estos sevidores publicos creen que los emplados no saben de sus trampas y rebuscas lo que pasa que se convierten en los de la vista Gorda y no les importa un sebo,por guardar el miserable salario,Ud es tan Corrupta como la Belfon en tiempos de militarismo.

ernesto07
Hace 2 aos

la pusieron a la belfon porque es de confianza de mayín. los peores son los panameñistas, cdo gobernaron colocaron a dos semianalfabetas en la corte.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES