Está navegando en la edición del Lunes 26 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Opinión

OFERTA Y DEMANDA

Elecciones 2014, ¿quién da más?: Antonio Saldaña

26/11/2012 - En las elecciones generales a celebrarse en mayo de 2014, en Panamá, no se enfrentarán proyectos contrapuestos, por ejemplo, el plan oligárquico tradicional versus un programa de corte popular; y tampoco dirimirán el poder corrientes ideológicas diferenciadas. En verdad, se disputarán el poder político del Estado desde la perspectiva política fracciones de la oligarquía, y desde la óptica social será una lucha interburguesa.

Dicho de otra manera, veremos contendiendo por el poder a grupos económicos poderosos en el gobierno contra grupos económicos importantes en oposición; el panameño de a pie, en el peor de los casos, será un “convidado de piedra” y en el mejor, simple clientela política. Así las cosas, tampoco es cierto como afirman algunos especialistas que se producirá una polarización en el seno de las fuerzas de oposición, ello negaría lo que ha sido una constante histórica electoral en el decurso de la República, esto es, que la polarización electoral siempre ha sido entre fuerzas progubernamentales contra partidos de oposición. Con relación a los partidos políticos que intervendrán en la venidera contienda electoral, todos –a excepción del minúsculo Partido Popular– han derivado en empresas electoreras de clientela política y todos, de una u otra forma o en mayor o menor medida, representan los intereses del gamonalismo neoliberal.

En consecuencia las ambiciones políticas desmedidas estarán a la orden del día, por lo que ningún pretendiente de “la silla de San Felipe” querrá sacrificar sus aspiraciones. Pronosticamos una contienda electoral con, al menos, cinco candidatos presidenciales. Por otro lado, de la misma manera que en las elecciones de 2009 se quebró el paradigma de la alternancia en el gobierno del bipartidismo (PRD–panameñismo); en las elecciones de 2014 podrían deshacerse dos arquetipos electorales. El primero, que la reelección presidencial (de viabilizarse jurídicamente) no gana las elecciones y, el segundo, que la alianza electoral de gobierno pierde las elecciones.

En cualquiera de los prototipos antes mencionados, el escenario electoral será el de una oposición –incluyendo las probables candidaturas independientes– atomizada en tres o más candidatos presidenciales y una alianza gubernamental –por lo que significa el poder en nuestras imperfectas democracias latinoamericanas– más vigorosa y consolidada en una sola candidatura presidencial.

En tales circunstancias, no vislumbramos un torneo electoral de propuestas políticas, de programas de gobierno; por el contrario, lo que se avecina es el ataque personal, la descalificación política y, peor aún, presagiamos que las elecciones de 2014 serán convertidas en un bazar electorero de oferta y demanda, en el que la victoria será alcanzada por quien más dádivas ofrezca a la alucinada clientela electoral. ¡Así de sencilla es la cosa!


PATRIOTA
Hace 2 aos

Falto agregar que esta vez votaran menos personas que en cualquier otra elección y esa es la nueva corriente A-politica, la de el **yo no voy a votar mas** y quien los va a obligar??? y si es que ningún candidato se merece el voto, entonces porque ir a perder el tiempo ese día?? esa es una buena pregunta..

pty-ny
Hace 2 aos

Pero la culpa de esto la tienen la pauperrima clase politica (si es que se merece llamar clase!)panamenia y el electorado que se ha hecho complice de todo lo que sucede al dar su voto al que le conviene personalmente. Al que le da una bolsa de comida o tan poco como una gorra que al final termina pagando como si fuera de oro con diamantes, pues el gasto de la campana se lo cobran un millon de veces...No es mas que un vil negocio en el que solo gana el juega vivo!

pty-ny
Hace 2 aos

La gran mayoria de los elegidos estan acostumbrados a hacer de todo menos para lo que se les elige, pero con una astucia descarada y un arte para hacer trampa con las leyes que hay o para cambiarlas a su conveniencia, las veces que sea necesario. Cuando vamos a entender que sin legisladores honestos no tendremos Institucionalidad. Ellos son el ente que nos representa de forma mas directa y los llamados poner freno (si quisieran) a los desmanes de los demas organos del estado. QUE UTOPIA!

pty-ny
Hace 2 aos

Lastimosamente, nuestro electorado cae siempre en el clientelismo politico, acostumbrado a poner en los puestos de eleccion al que conviene personalmente y terminamos regalandole posiciones de poder a gente sin escrupulos, capaces de vender hasta su madre con tal de hacerse de prebendas y saquear hasta lo ultimo que puedan de nuestro patrimonio e impuestos.

pty-ny
Hace 2 aos

Lo triste del tema es que cada quinquenio la oferta electoral es mas pobre. Al electorado se le da a escoger entre el malisimo y el que parece menos malo, menos corrupto, menos maleable. Al final terminamos dandole el voto a uno que promete, esperanzados de que al menos cumpla una de esas promesas. Como quien salta al agua con los ojos cerrados y la nariz tapada.

cory amo mi panama
Hace 2 aos

En Panama,noi existen los independientes, solo personas o partidos tratando de hacer alianzas, comienzan diciendo que quieren a panama y dos a;os antes de terminar el periodo renuncian, todavia recuerdo los super equiposde trabajo de balladares, mireya o martin y faltando dos a;os la mayoria renunciaba. Panama es el mejor pais del mundo y necesita politicos con compromiso y vision de estado no de solo cautro anos.

PATRIOTA
Hace 2 aos

Exacto, aquí no hay independientes...

ySigmund
Hace 2 aos

Cuando una opo, enemigo, esta atomizada, dividida, no tiene ninguna opción de salir airoso, no escribas sin saber, que te quede claro eso ejemplo: venezuela, colombia, costa rica, países donde el oficialismo ha repetido, para que crees que el oficialismo agrego "los tres independientes con mas firmas recolectadas", el voto se divide y si grupos independientes que promueven que un independiente llegue al palacio de las garzas promueven sus votos, dificilmente el bipartidismo sale airoso.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES