Está navegando en la edición del Jueves 27 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Opinión

MENSAJE

Navidad, ¿escándalo para algunos?: Carlos Vargas Vidal

Temas:

27/12/2012 - La mejor noticia del año, y la de todos los años, es el aniversario del nacimiento del hijo de Dios en carne mortal, quien se encarnó en el seno de la virgen María para estar entre nosotros. ¡Y tan solo por amor a nosotros!

Decir que Dios es malo o no existe, porque permite durante estos tiempos de Navidad, y durante otras fechas del año, desgracias personales, como la matanza reciente de niños, es desconocer la razón única y primera del parto de la santísima madre de Dios.

El misterio de la Navidad nos revela el esplendor de la gloria de Dios, cuyo verbo inefable, Jesús, su Niño Santo, nos transmite la obra inexplicable e indescriptible de nuestra salvación eterna. ¡Tan fehaciente y esperanzadora! ¿Acaso el hombre y la mujer deberían vivir sin fe y esperanza alguna?

Guiados por esa sabiduría celestial; nada sin ella; podemos sentir, mas no ver, que el corazón humano nos habla de ese renuevo del tronco de Jesé, hecho niño en Belén, que nos ama inmensa y fraternalmente, y como hermano nos da los medios para deshacernos de esa servidumbre del pecado.

Dios ha sido, fue, es y será, por toda una eternidad, el único, inmutable, verdadero Dios y verdadero hombre. Y es a su vez un padre sin igual. Perfecto y compasivo. Que pone a prueba a sus hijos buscando en ellos que sean merecedores de su gloria y perfección.

Perfección que no se entiende ni la entenderá la necedad. Porque el hombre, sin piedad ni humildad, no será capaz de comprender los designios ni la capacidad de Dios (Mt 11, 25); quien nos ama tanto que nos da la libertad de escoger entre el bien y el mal. Es decir, entre la salvación y la perdición. Y respeta con ese amor inentendible nuestra decisión.

¡Pero no! Queremos hacer el mal. Regocijarnos en el mal. Y estando dentro del mal preguntamos todavía: ¿Por qué Dios permite que el mal triunfe? Por eso es que Dios prefiere al pobre que no vive para la abundancia de bienes y de placeres terrenales ni está contaminado con la malicia de este mundo.

No obstante, tanto amó Dios al mundo que sacrificó a su único hijo para salvarnos. Esa es la perfección que nos cuesta tanto entender. Y ese es también el escándalo que muchos hombres y mujeres no logran superar; quedando, pues, la Navidad como un signo de contradicción para muchos. Y trampa que pone en el camino el enemigo del hombre (Satán).

Así es como le hace creer que su concepción nihilista, relativista y pesimista de la vida es la correcta. Siendo así, según una mala concepción de la vida, cree, como el chancho, que vivir en medio del fango es lo correcto. Nosotros, en cambio, decimos: ¡Grande es tu origen, señor, en medio de un humilde pesebre!

Veritas Prima.


Rex
Hace 2 aos

la única otra persona que se compara con este señor escribiendo disparates, es miguel espino perigault. un artículo sin pies ni cabeza, lleno de fantasía místico-religiosa de una persona que no se ha dado cuenta que la superstición cristiana (y de todas las demás religiones) está en franca decadencia.

camilos
Hace 2 aos

Las religiones en franca decadencia. La ignorancia es insolente. NO tiene ni idea de lo que escribe. Para frustración e ira de ateos "humanistas", su diagnóstico de que a estas alturas la mayoría seríamos ateos racionalistas, como "parte del progreso", no se ha cumplido. Se nota que no conoce la naturaleza humana. Tocará informarle los estudios sobre el deseo humano de trascendencia y hallarle sentido a la vida; darle, además, clases de sicología social e individual. (2)

Rex
Hace 2 aos

me imagino camilos, si tú y yo hubiéramos tenido esta discusión hace hace 2 mil 400 años en la Grecia clásica, tú estuvieras defendiendo a zeus, hera y apolo y yo seguiría defendiendo la razón y combatiendo la superstición...

camilos
Hace 2 aos

a diferencia del período de Newton, hoy el universo ya no es una caja de seguridad cerrada, no es la cancha de juego predecible en la que conocemos las reglas. Desde Einstein nadie tiene el derecho a descartar la posibilidad de ciertos acontecimientos con base en un conocimiento de una "ley natural". La única manera en que sabemos si algo puede ocurrir es ver si ocurrió. Así que el tema de los milagros debe resolverse en la investigación histórica, no en la especulación filosófica. (3)

camilos
Hace 2 aos

¿qué más vas a inventar? de todos modos, te mando un gran abrazo y mis mejores deseos para 2013. (2)

camilos
Hace 2 aos

No imagino nada. Hablo de hechos. Diluyes el tema. Hiciste declaraciones radicales y dogmáticas que ni siquiera científicos serios se atreven a hacer, y ahora sales con un chorro de babas. Sigamos tu especulación, Según tú, el ambiente te determina. Eso se llama conductismo. Es falso. El humano se determina a sí mismo, aunque niñez y ambiente nos marquen o influyan sobre nosotros. También eres racionalista. El racionalismo es una falacia. No das una.

Rex
Hace 2 aos

el humano se determina a sí mismo??? por tus comentarios sé que no tienes ningún tipo de formación científica (era de esperarse para un dogmático religioso) y supongo no te has enterado lo que dice la neurología cognitiva sobre tu aparente y "voluntaria" toma de decisiones. lea un poquito más sobre el tema para que puedas emitir una opinión fundada y luego conversamos. feliz 2013!!

camilos
Hace 2 aos

Así es, mijo. Nos determinamos a nosotros mismos, salvo que tengamos algún grave daño cerebral. De un fiel creyente del credo naturalista no puedo esperar otra cosa. Además, antes de investigar, ya tienes las conclusiones. ¡Tremendo científico! Para ti, quien no se mueva en el campo de las ciencias naturales no es científico. Vaya reduccionismo. Olvidas que el humano no es solo lo fisiológico. Mero especialismo y reduccionismo es lo tuyo. Eso te lo escribí hace meses. Se te olvidó.

camilos
Hace 2 aos

"La superstición cristiana". Qué tipo tan presumido. investigó todo el universo, domina todo conocimiento... conclusión: el cristianismo (estos criticastros hacen caricatura de Dios y del cristianismo y los atacan) es superstición. Seamos humildes. Ni los científicos son tan soberbios. Hoy sabemos que ya no hay absolutos en el universo y todo intento por establecer una ley universal de causalidad está condenado al fracaso. Si lo haces, eres filosófica y científicamente irresponsable.

Carlos Vargas Vidal
Hace 2 aos

Pasaba por aquí. La paz esté siempre con TODOS nosotros. Gracias por los comentarios. Evitemos: poner palabras en boca ajena; y, tratar de apagar la luz del otro para que brille la nuestra. Libro de cabecera: Catecismo Católico. Bien lo sabe el amigo Camilo. También me equivoco. Pero trato de no decir lo que no se. Antes lo estudio y analizo. Sobre la Verdad les recomiendo leer: Veritatis Splendor. Biblia de Jerusalén. Feliz Año a TODOS y bendiciones
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES