Está navegando en la edición del Domingo 15 de Abril del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Opinión

CORRUPCIÓN

Se vende Panamá: Jaime Cheng Peñalba

15/04/2012 - El Presidente, Ricardo Martinelli, se está tomando muy en serio la consigna de nuestro escudo nacional: Pro-Mundi Beneficio, es decir, para beneficio de todo el mundo, menos para los ciudadanos de a pie que habitan Panamá. No quiero pecar de sacrílego, pero creo que el mensaje que transmite nuestro escudo no nos ha ayudado mucho desde la “creación” de la República. Diversos presidentes desfilaron por el Palacio de las Garzas con una visión nada nacionalista. Su ambición desmedida los llevó a realizar acuerdos comerciales entreguistas y lesivos para nuestra soberanía.

No les importó para nada los intereses del pueblo panameño y mucho menos la justicia social que debiera imperar en un país decente. Sin embargo, con la gestión Martinelli se pretende acabar con todo vestigio del concepto “tierra nacional”. ¿Cómo es posible, que un supuesto empresario italiano se posesione de miles de hectáreas de terreno en una comunidad de Soná y los convierte en su patrimonio personal? Moradores aledaños a las grandes fincas que controla el italiano Pigozzi son testigos mudos de los múltiples vuelos en helicópteros y avionetas que realiza Pigozzi en sus posesiones.

¿Qué hay de tanto valor en estas tierras que amerita un acaparamiento desmedido de este señor y otros extranjeros en la provincia de Veraguas? A todo esto se le añade el perfil de “tuti di capo” del presidente Martinelli, que no tiene el menor desparpajo en amenazar, sobornar y amedrentar a los humildes campesinos del pueblo de Pixbae para quitarles lo poco que les queda. ¿Será de esta manera que se obtuvieron valiosas tierras en Soná de parte del “Clan Martinelli”?

No quiero pecar de xenofóbico, pero me gustaría saber si otros países, incluyendo Estados Unidos, abren sus puertas a la compra desmedida de sus tierras por parte de extranjeros. ¿Podría un empresario panameño comprar una isla en Estados Unidos como el gobierno entreguista de Martinelli lo ofrece? No creo que Martinelli se acuerde de las estrofas de nuestro himno, pero sí el de sus cajas registradoras.

En Panamá, noruegos, italianos, colombianos, norteamericanos, entre otros, son dueños de enormes hectáreas de terreno donde solo les faltaría implantar su bandera para crear su “republiquita”. Los indígenas en nuestro país no pueden luchar por sus comarcas que los vieron nacer, pero Martinelli sale en defensa de las propiedades de un ítalo-francés que habla mal español y dudo que conozca sobre la historia de Panamá. Resulta preocupante que los gremios profesionales y de la sociedad civil no asuman una posición más beligerante ante esta nueva forma de colonialismo, afincada en la globalización y el intercambio desigual.

Ni hablar de la Defensoría del Pueblo, que se ha convertido en un puesto de “lealtad política” de quien los nombró. Están más preocupados en aumentar de presupuesto que en la defensa de los pobres. El movimiento estudiantil parece en estado catatónico. Sus líderes están más interesados en el “chateo” de asuntos banales que en defender nuestra soberanía del apetito voraz de la gestión Martinelli, cuyo presidente solo se escucha a sí mismo. Me parece que los docentes en Panamá debieran tomarse unos minutos y reflexionar con sus alumnos sobre estos problemas que a diario nos afectarán a todos, más temprano que tarde. Después de todo, ¿qué es más importante que la formación de líderes con una verdadera vocación de patria? Me llena de tristeza cada vez que las escuelas en Panamá se esmeran en lucir lo mejor posible en las celebraciones del mes de noviembre, conocido como el Mes de la Patria, pero realmente, ¿qué estamos celebrando?


-KAJOL
Hace 2 aos

con lo de la globalizacion y el crecimiento económico nos han invadido y otra vez somos colonia, todo lo de panamá es para todos, menos para el panameño humilde. en poco tiempo nos contaremos o buscaremos a ver si seguimos siendo panameños o queda alguno.

alberto quiroz
Hace 2 aos

Muy buen artículo, no es el primer gobierno que vende a Panamá por unos espejitos. Dieron muchas concesiones de minas e hidroeléctricas por una miseria de dinero, los canadienses se están llevando el oro que no se llevaron los españoles. Están vendiendo las aguas de nuestros ríos a extranjeros, y los panameños tienen que pagar su propia agua. Ahora están vendiendo todas las islas y playas.

watchman
Hace 2 aos

Es triste lo que sucede todos los dias en el pais. El pobre mas pobre y el rico mas rico. Carecemos de todo, empezando por la educacion, salud, mucha corrupcion e influencias, alto costo de la vida, delicuencia, pobre transporte publico, leyes que no se cumplen, politicos mentirosos, proyectos absurdos. No avanzamos en nada y cabe señalar que las riquezas del mundo pasan todas por este pais. Que pena!

El Ironico
Hace 2 aos

Por triste e increible que lo parezca; aqui se entregó el control de este pais a un psicopata se solo tiene por dios al dinero.

Revulu
Hace 2 aos

exacto. más nada.

Marita
Hace 2 aos

Que tristeza con su comentario sr. Fuerzas Independientes, la verdad hay gente que no tienen ni un terrenito donde hacer su humilde rancho, pero como es posible que un extrangero se quede con tanto. Yo voy y pido unas tierras y de seguro no me las regalan :(. Como dije hace unos dias, un dia despertaremos y estaremos todos vendidos... Gobierno de empresarios !!!!

poligono
Hace 2 aos

Acuerdate que Martinelli no es panameño , es Italiano siempre lo ha gritado mas cuando esta borracho

Carlos Montúfar Talavera
Hace 2 aos

pero sí nosotros mismos criminalizamos la protesta, porqué quejarnos? "Tenemos trabajito, tenemos que estar agradecidos". "ESto se llama progreso, desarrollo". Es triste ver cómo permitimos que lo poco que nos queda de país, se vende , regala y reparte y nadie dice nada....y nunca antes, he visto tanta banderita panameña exhibida por doquier...cómo entendemos querer al país?

DEMOCRACIA
Hace 2 aos

Es que este Italiano, siempre ha visto en cada panameño un potencial esclavo. Si pudiera vender todo el país con toda su gente, lo haría sin ningún asco y resquemor moral.

Casas Viejas
Hace 2 aos

Excelente artículo. Gracias.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES