Está navegando en la edición del Sabado 16 de Febrero del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

CASO FINMECCANICA

´Se confirma corrupción´: Solés

De acuerdo con el corresponsal en Roma del Grupo Prisa, en Italia hay todo un revuelo por las declaraciones de Berlusconi justificando los sobornos.

16/02/2013 - A juicio del corresponsal del Grupo Prisa en Roma, Joan Solés, las declaraciones con las que este jueves el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi justificó el pago de sobornos por parte de empresas estatales de ese país como Finmeccanica, confirman que durante su mandato se pagaron coimas a gobiernos extranjeros por la venta de productos de esa y otras corporaciones.

Solés realizó la mañana de ayer una transmisión para Radio Panamá (que forma parte del Grupo Prisa), en la que destacó que las declaraciones de Berlusconi, dadas a la televisora estatal de Italia, provocaron un gran revuelo en ese país y un generalizado rechazo de la población, que exige cambios en las operaciones de las corporaciones públicas.

Y es que, según Berlusconi, para que empresas como Finmeccanica puedan vender sus productos en cualquier país “deben adaptarse a las condiciones de ese país”, y el pago de sobornos, según él, forma parte de estas.

“En las democracias, normalmente solo hay concursos públicos. En los países donde la democracia no es perfecta, hay otras condiciones que hay que aceptar. Esto es ilegal para ellos, los países que compran, pero no para nosotros, que vendemos. Nosotros calculamos lo que debemos pagar: tanto para la adjudicación, tanto para quien sea; tanto para construir un hospital o una escuela que nos pide un presidente de República con quien estamos negociando. No es un delito. Se trata de pagar coimas de aquel país, porque es la regla de aquel país. Si no queremos pagar coimas, nos quedamos en casa y no vendemos nada. La coima es un fenómeno que existe. Es inútil negarlo”, declaró el ex primer ministro, para quien, además, los cuestionamientos a estas prácticas no son más que “moralismos absurdos”.

De acuerdo con el criterio de Solés, el pago de dichos sobornos es precisamente el fundamento de la investigación que adelantan las autoridades judiciales italianas y que han “descabezado” a la cúpula de Finmeccanica.

Recordó, en ese sentido, que hasta ahora han sido arrestados el presidente de la empresa, Giusseppe Orsi; el ex director comercial Paolo Pozzessere; el consejero delegado de Agusta Westland, Bruno Spagnolini, y los intermediarios Valter Lavítola, Guido Haschke y Carlo Gerosa, estos últimos en Suiza.

El periodista indicó que de las citadas investigaciones se desprende que en el mandato de Berlusconi se habrían pagado sobornos en Brasil, India, Colombia y Rusia, mientras que en el caso de Panamá, que compró 19 radares, 6 helicópteros y un mapa cartográfico digital a Finmeccanica por $250 millones en 2010, no se ha comprobado el desembolso de coimas, aunque algunos de los detenidos por el caso, entre estos Lavítola, clave en la negociación, afirman que sí lo hubo.

“¿Qué pasaba cuando Berlusconi mandaba en Italia y su pupilo Lavítola hacía negocios en Panamá? Creo que las declaraciones del propio Berlusconi aclaran muchas ideas”, dijo Solés.

Según el corresponsal, el soborno no es delito en Italia mientras no se pague en ese país, pero reconoció que dicha práctica revela perversidades como que el dinero de las coimas salga de los fondos públicos y que sí sean ilegales en los países donde se pagan.

“Lo más grave es que el señor Berlusconi, uno de los hombres más ricos del mundo, confunde el tocino con la velocidad; es decir, moralismo con ética, y es un mentiroso perfecto sin escrúpulos cuando dice que con moral o ética no se puede ser empresario”, acotó Solés.

Precisó que las investigaciones por la supuesta corrupción internacional de Finmeccanica prosiguen en Roma y aún no se ha fijado la fecha del juicio, en cuyas audiencias, afirmó, saldrá a relucir la verdad de cada caso, incluido el de Panamá.

Y mientras las pesquisas avanzan en Roma, en el despacho superior de la Procuraduría de la Nación permanece abierta una investigación por el supuesto pago de sobornos a funcionarios panameños dentro de una negociación para la construcción de cárceles modulares en el país, que, sin embargo, no se concretó.

El presidente, Ricardo Martinelli; el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, y otros funcionarios del Gobierno han rechazado el cobro de dichos sobornos.


Juan manuel
Hace 1 ao

ricardo Martinelli trato de jugar con grandes ligas de la corrupcion, sindo un novato; claro el interes era aprender lo mas posible. Pero como dijo su hermano Berlusconi esta son las reglas que imponen los presidentes para que se contruyan hospitales, carceles y otros(primero mi coima). que gran coincidencia con lo que negocio el capo para panama. porque no habra dicho el nombre directamente?.

watchman
Hace 1 ao

Esto es una Mafia a otro nivel. Repito el refran que dice, Dime con Quien Andas y te Dire Quien Tu Eres. Ya muchos en el pais aprendieron los truquitos de sus amigos corruptos en Italia. Mencione nombres yo????????? Uhhmmmm!

jack hammer 3
Hace 1 ao

pero la corrupcion con el pais de India, con Panama no hubo nada, porque las justicias italianas no han comprobado nada? y el caso en Italia se pasmo? porque no paso nada, falta que ahora digan que Martinelli controla la justicia de Italia

ontario
Hace 1 ao

jajajaja...ustedes dan risa.... hubo allá pero acá no! Ya lo dijo berlusconi o no lo escuchaste. "Para hacer negocios con países del tercer mundo y regímenes autoritarios, hay que dar coimas". Cual es el país del tercer mundo???? India???? Que te enseñaron en geografía? Mejor dime hasta que grado de primaria llegaste?

poligono
Hace 1 ao

Y de cuanto fue la coima en PAnama depositada en los bancos de Suiza??????????????Gladiolos hablen??????????????????????

Teodora de Bizancio
Hace 1 ao

qué corrupción, berlusconi es un descarado mafioso !

-KAJOL
Hace 1 ao

ELLOS NO PAGAN NADA, LA COIMA LA PAGAMOS LOS PAÍSES POBRES. ELLOS SOLO SON CÓMPLICES DEL ROBO, FACILITADORES DEL MISMO.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES