Está navegando en la edición del Martes 16 de Julio del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Juventud. salud en peligro.

Absurdos de adolescentes

Colocarse ´brackets´ en los dientes o usar lentes de aumento sin necesidad son algunas de las modas riesgosas que siguen los jóvenes actualmente.

Urania Cecilia Molina
umolina@prensa.com
DENUNCIA. Personas sin idoneidad se dedican a poner ‘brackets’, por lo que cobran entre $40 a $60. A pesar del peligro, los jóvenes han optado por estos frenos de ‘pifia’ para estar a la moda. LA PRENSA/Eric Batista

16/07/2013 - En los pasados carnavales Luis (nombre ficticio) lucía contento. Por 40 dólares adquirió unos brackets de ligas naranjas, igual a los que venden los buhoneros de la avenida Central o Calidonia.

Según Luis, todos sus amigos los usan porque es la moda, al igual que los lentes con aros grandes con los que lucen “más interesantes”.

Lo que este chico y otros de su generación desconocen es que por seguir la moda, tendencia o buscar su identidad ponen en riesgo su sonrisa, la vista y su salud en general.

“La colocación de estos aparatos sin la guía de un profesional podría causar desde patologías infectocontagiosas, como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) y hasta hepatitis”, advierte el ortodoncista Francisco Sousa Lennox.

Este galeno, quien fue uno de los profesionales que lideró la campaña de la Sociedad Odontológica Panameña para frenar esta práctica, indicó que el peligro no solo radica en que se acuda a personas no profesionales para colocarse los brackets, sino también que se pongan en manos de odontólogos que ejercen ilegalmente la profesión, porque no poseen idoneidad.

Para Sousa Lennox, lucir una dentadura de colores a cualquier costo es una “ moda lamentable”, proliferada por la vanidad y la “mala concepción” de que los “frenos” son un símbolo de estatus social, más que un tratamiento de ortodoncia surgido de la necesidad real y no de mostrar poder adquisitivo.

Sin embargo, los jóvenes no lo ven así. Para tener una mejor apariencia también recurren a las gafas tipo nerds –aros grandes–.

El oftalmólogo Roberto Vásquez califica de absurdo que una persona utilice lentes con aumento si no los necesita.

“Es igual a ponerse un zapato o un traje apretado, porque uno se va a sentir incómodo”, comentó.

Vásquez señaló que usar gafas sin necesitarlo, provoca dolor de cabeza, cansancio, fatiga mental, decaimiento y hasta náuseas, entre otros síntomas.

Comportamiento

El psicólogo clínico de niñez y adolescencia Carlos Smith no tiene una respuesta concreta sobre lo que lleva a los jóvenes a seguir patrones de conducta que ponen en riesgo su salud.

Y es que no la tiene porque cada caso es distinto, aunque advierte que en común está la búsqueda de la identidad y el deseo de demostrar su propia individualidad.

Una búsqueda que parece contradictoria, ya que se imita a una colectividad, indicó Smith.

Tampoco es algo nuevo porque cada generación tiene sus propios símbolos o códigos que seguir, señala el especialista.

Smith dice que los chicos están explorando sus habilidades sociales, con amigos que comparten sus mismos códigos de imagen.

También los medios juegan su parte, mediante la imposición de valores exógenos a nuestra realidad.

La importancia de la familia

El psicólogo clínico Carlos Smith expresa que la familia juega un papel importante en el comportamiento de los jóvenes, porque si bien estos tienen la necesidad de encontrar su propia identidad, los padres son los llamados a orientarlos sobre lo que es bueno o que en un determinado caso los puede afectar. Los padres deben estar pendientes y asumir el rol que les corresponde, dice Smith.

No obstante, advierte de que mantener un balance es importante al momento de guiarlos. Y es que los muchachos desean cambiar su imagen, anhelan pertenecer a un grupo, pero la familia siempre será su referente emocional, destaca el especialista.

Por eso, señala que no hay que imponerse sino orientarlos para que reafirmen su personalidad. Para evitar que usen brackets de “pifia”, por ejemplo, les pueden reafirmar que no los necesitan porque poseen una bonita dentadura.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES