Está navegando en la edición del Martes 23 de Julio del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

buque NORCOREANO

Una presencia comprometida

Critican el papel del presidente, Ricardo Martinelli, en la inspección y evacuación de los contenedores del buque norcoreano.

HALLAZGO. En el interior de los contenedores que fueron revisados el pasado domingo, se encontraron dos aviones MIG-12. LA PRENSA/Eric Batista

23/07/2013 - Las diligencias en el buque norcoreano Chong Chon Gang, en Colón, llevan más de una semana generando noticia a nivel nacional e internacional. Se trata de un hecho importante que ha despertado reacciones tanto por los materiales confiscados como por los protagonistas.

Pero esas no han sido las dos únicas aristas explotadas por los expertos y los medios de comunicación internacionales. A ellos les llama poderosamente la atención la presencia y participación activa del presidente, Ricardo Martinelli, en el proceso.

El mandatario panameño no solo participó en el allanamiento, sino que ha publicado constantemente fotos y detalles del procedimiento en su cuenta de la red social Twitter.

EN LOS MEDIOS

El jueves 18 de julio, el diario argentino Clarín publicó un artículo en el que aseguró que Martinelli “sobreactuó un recorrido por las bodegas de la nave” gracias a que había sido alertado por Washington, y en ello “vio la oportunidad de salir en las noticias internacionales”.

Por su parte, el viernes 19 de julio el periódico Los Ángeles Times publicó un análisis en el que concluyó que el allanamiento constituía más un drama que un peligro, y dejó ver que a Martinelli le agrada aparecer y participar en decomisos importantes y que este, en particular, le dio la oportunidad de llevar a escena un evento de relaciones públicas.

FUERA DE COMPETENCIA

Para Eloy Alfaro, exdirectivo de la Autoridad del Canal de Panamá y embajador de Panamá en Washington durante el período del gobernante Ernesto Pérez Balladares (1994-1999), la participación del Presidente en el allanamiento del buque es incorrecta. “Todavía no entiendo qué hacia allí (...) No sabía que él tuviera competencia para inmiscuirse en investigaciones de carácter penal, que corresponden al Ministerio Público”, sustentó.

“No conozco de ninguna norma legal que le confiera al Presidente competencia para participar en ese tipo de investigación penal. La propia Cancillería ha justificado la revocatoria de visas que habían sido aprobadas a representantes del Gobierno de Corea, para que vinieran a inspeccionar el buque, aduciendo que para ello no se había obtenido la autorización del Ministerio Público, que es la única autoridad que podía darla”, sostiene Alfaro, para quien la participación activa del mandatario en este tema podría “comprometer la integridad de la investigación y la viabilidad de las pruebas”.

En la misma línea opina el politólogo Carlos Guevara Mann, quien explica que ni ordenar allanamientos ni hacer investigaciones judiciales son funciones del Ejecutivo.

Por orden judicial, dice, los servicios de seguridad, dependientes del poder ejecutivo, llevan a cabo allanamientos, como auxiliares de las autoridades de justicia.

Pero para él hay dos artículos constitucionales que podrían hacer que la visita del Presidente al buque Chong Chon Gang entre en el contexto del desempeño de sus funciones.

El primero es el artículo constitucional 183, numeral 3, según el cual una de las funciones del Presidente de la República es “velar por la conservación del orden público”, y el segundo es el artículo 310, que establece que el Presidente de la República es el jefe de los servicios de la Fuerza Pública señalados en la Constitución.

SEGURIDAD PERSONAL

Otro error en la presencia activa del gobernante en el allanamiento, según el exviceministro de Gobierno y Justicia Severino Mejía, es el riesgo innecesario que se tomó para su seguridad personal.

“Dada la ignorancia del contenido en las bodegas del buque, aun cuando informes de inteligencia hubiesen revelado el tipo de cargamento, lo recomendable era mantenerse al margen, por lo menos, en las investigaciones iniciales (...) Es un exabrupto haberse expuesto a una situación que no requería su presencia”, indica.

Según Mejía, esa “no es una práctica común y normalmente en otros países es muy raro que los presidentes se visibilicen en este tipo de casos. Lo normal es la presencia de las autoridades competentes”.

IMAGEN INTERNACIONAL

Según los entrevistados, este tema tiene otro aspecto relevante: el de la promoción internacional. De acuerdo con Alfaro, la participación tan activa del mandatario proyecta una imagen internacional negativa “no solo por el abuso de autoridad al inmiscuirse en un proceso de investigación para el que no tiene competencia, sino por la forma poco seria en que se proyectó el show televisivo”.

En este aspecto, sostiene Guevara Mann, “la visita ha tenido buenos efectos propagandísticos, al menos inicialmente, pues ha elevado el perfil de Panamá como Estado que lucha contra el contrabando y el tráfico de armas, y acata las decisiones de las Naciones Unidas”.

Sin embargo, el politólogo piensa que en los días y semanas siguientes “el asunto puede complicarse en vista del involucramiento de Cuba, Corea del Norte, el Consejo de Seguridad y otras partes con intereses diversos y definidos”. Por ello, sostiene, “tocará al Gobierno panameño realizar una labor diplomática muy eficiente y prolija para salir airoso de esta situación”.

Y es ahí donde, a juicio de Alfaro, debió protegerse al Presidente para evitar que, al acudir a la inspección, “se haya acercado demasiado a un problema diplomático de carácter internacional, de por sí complicado, y que puede agravarse mucho más, sin que sea claro aún cuál va a ser su desenlace. La sonrisa puede convertirse en mueca”, advirtió.

Sin convocar al Consejo

“Para ese tema no nos han llamado”, aseguró ayer uno de los miembros del Consejo Nacional de Relaciones Exteriores de la Cancillería, que pidió el anonimato, luego de que se le consultara sobre qué papel habían tenido en el caso del buque norcoreano.

“Todos los cancilleres, sí nos han convocado otras veces, incluso el actual, Fernando Núñez Fábrega, pero en esta ocasión no”, añadió.

El Consejo Nacional de Relaciones Exteriores es, de acuerdo con la Ley 28 de 1999 que rige la Cancillería, la instancia de consulta de esa cartera en materia de política exterior. La misma norma dice que será presidido por el ministro de Relaciones Exteriores e integrado por personalidades de la vida pública, nombrados ad honórem por el Ejecutivo. Agrega la ley que se reunirá tres veces al año, o “cuando fuere convocado extraordinariamente”.

En el gobierno del presidente, Ricardo Martinelli, este ente se instaló el 19 de noviembre de 2009, cuando el vicepresidente, Juan Carlos Varela, fungía como canciller. En ese entonces se informó que estaba integrado por: José Miguel Alemán Healy, Víctor Azrak Atie, Rafael Bárcenas Pérez, Navin Bhakta, Alejandro Blanco, Aníbal Galindo, Emanuel González-Revilla Jurado, Guillermo Libermann, Guido J. Martinelli Endara, Jurgen Mossack, Stanley Motta Cunningham, Janet Poll, Nicholas Psychoyos Tagarópulos, Isabel St. Malo de Alvarado y Taher Yaafar Chahin. En diciembre de 2011 se nombró a Arturo Melo y a Francisco Martinelli, familiar del mandatario.

Consultado sobre el tema, el canciller Núñez Fábrega dijo que uno de los miembros renunció, pero evitó decir el nombre. “Eso no es importante en este momento”, y agregó que estaba preparando un viaje. Manifestó que los temas del buque norcoreano “los está manejando el licenciado Mulino. Nosotros no tenemos policías”.

Jahir Leis Alvarado

Volverán a indagar a los 35 tripulantes

La procuradora de la Nación, Ana Belfon, confirmó ayer que la Fiscalía Primera de Drogas interrogará nuevamente a los 35 miembros de la tripulación del buque norcoreano Chong Chon Gang, para determinar su vinculación con los equipos bélicos cubanos hallados en la nave y así deslindar responsabilidades directas en el proceso penal por delitos contra la seguridad colectiva que se les sigue con su arresto el pasado lunes.

Belfon reconoció, sin embargo, que es prerrogativa de los extranjeros detenidos declarar ante las autoridades o no. “Nosotros necesitamos que ellos aporten algunos datos sobre la vinculación que tienen con los hallazgos”, explicó.

Dijo que hasta ahora el Ministerio Público no ha tenido ningún tipo de contacto con el Gobierno norcoreano, por lo que es obligación de las autoridades panameñas suministrarles abogados.

Explicó que intentan determinar si las armas halladas en la nave forman parte de los equipos embargados por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Belfon aclaró que los dos aviones MIG-21 descubiertos el pasado domingo no tenían los tanques llenos de combustible.

Precisó que el combustible estaba en el interior de los contenedores donde iban los aviones.

En tanto, el fiscal primero de Drogas, Javier Caraballo, informó que para reprogramar las indagatorias a los tripulantes será necesario contratar a traductores, tarea que hasta ahora no ha sido fácil, ya que se trata de un idioma que no es común en Panamá.

Caraballo también confirmó que funcionarios de la Cruz Roja Internacional se involucrarán en el caso, con el propósito de conocer el estado de los 35 marinos.

“Estamos ante un caso que tiene implicaciones internacionales con respecto a un país con el que Panamá no tiene relaciones, por lo que debemos asegurarnos de que un organismo internacional pueda constatar el buen estado de salud de los tripulantes”, expresó.

Manifestó que ayer no abrieron el octavo contenedor hallado en la primera bodega de la nave y que dicha tarea fue postergada para hoy.

Elio Núñez

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES