Está navegando en la edición del Viernes 26 de Julio del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Anam reduce límites de reserva en Chame

El área protegida de manglares de la bahía de Chame contaba con una extensión de 8 mil 899 hectáreas, pero se modificó su superficie.

CAUSA. Por ‘inconsistencias’ en su creación, la Anam decidió reducir los límites de la zona especial. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

26/07/2013 - La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) nuevamente llevó a cabo gestiones para disminuir la superficie de un área protegida.

Ya lo intentó con el humedal bahía de Panamá y ahora lo hizo con la reserva conocida como manglares de la bahía de Chame.

En una resolución administrativa fechada el 19 de julio y publicada este miércoles en Gaceta Oficial, la entidad aprobó reducir los límites de esa área protegida, creada oficialmente por la Anam en el año 2009, de 8 mil 899 hectáreas a 6 mil 774 hectáreas.

Lo anterior sugiere que la reserva natural perdió 2 mil 125 hectáreas de manglares.

El documento, que lleva la firma del administrador de la Anam, Silvano Vergara, sostiene que la modificación de los límites se debe a “inconsistencias de la normativa que creo el área protegida”.

No obstante, Harley Mitchell hijo, exdirector de Legal de Anam y uno de los creadores de esa zona especial, explicó que lo que está haciendo la actual administración de esa entidad es contradictorio, pues su deber es proteger el medioambiente.

Mitchell refiere que en la gestión pasada se dieron cuenta de que los manglares de Chame estaban protegidos solamente por un acuerdo municipal y a raíz de eso decidieron darle la categoría de área protegida.

“Solo contaba con 5 mil hectáreas y decidimos agregarle otras 3 mil hectáreas, ya que es un área de vital importancia para el país. Hay muchos pobladores de ese sector que dependen de esos manglares para su subsistencia y la producción del carbón”, agregó.

En esa zona del país, Anam contaba con un programa de uso racional de mangle, es decir, los pobladores usaban la madera de esa planta para sacar el carbón y a la vez tenían que reforestar el lugar con árboles de esa misma especie.

Por su parte, Antonio Chang, encargado de la parte legal del Centro de Incidencia Ambiental (Ciam), lamentó que en plena celebración del Día Internacional del Manglar, hoy 26 de julio, la Anam insista en dejar sin protección miles de hectáreas del país.

“Esto es mal indicio. Anam y el Ejecutivo no cumplen con su trabajo de dar apoyo y conservar la flora y fauna de Panamá”, aseguró el activista.

El año pasado, ambientalistas enfrentaron a la Anam por querer modificar el humedal bahía de Panamá.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES