Está navegando en la edición del Viernes 16 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

DEPORTE. SE NECESITA TRABAJAR EN EL BOXEO AFICIONADO.

Contra las cuerdas

Tanto el pugilismo aficionado como el profesional necesitan hacer grandes ajustes para mejorar el próximo año, según expertos.

GUSTAVO AMPUDIA P.
gampudia@prensa.com

16/11/2012 - Ya van dos años en que se escuchan los mismos nombres en el boxeo profesional de Panamá. Pelenchín, La Araña, El Nica, Chemito, Pan Blanco y El Loco.

Las cámaras y las luces aún no divisan nuevas promesas que puedan ocupar los puestos de honor del pugilismo criollo.

La razón es simple: la cantera que nutre el boxeo profesional está contra las cuerdas y casi al borde del nocaut.

Problemas dirigenciales, falta de apoyo económico y la mala orientación que tienen los púgiles han colocado al pugilismo aficionado en una posición preocupante.

Esta situación ya empezó a afectar al boxeo rentado panameño, en el que aún se recuerda la época dorada en la que reinaron Roberto Durán, Hilario Zapata y Eusebio Pedroza, para mencionar algunos.

Roberto Mano de Piedra Durán, sin lugar a dudas la figura más importante en la historia del boxeo istmeño, ha señalado a toda voz que “es necesario mejorar el boxeo aficionado”.

Para Durán, la clave del éxito radica en mejorar el boxeo aficionado y fustigó fuertemente a la dirigencia.

“Hay que sacar a sinvergüenzas que dirigen el boxeo aficionado. Hay que trabajar allí para que el boxeo profesional pueda mejorar”, dice Durán en una entrevista.

Prometió también que moverá sus contactos para que se apoye a los noveles púgiles con implementos, tanto en la capital como en el interior.

Y definitivamente las fallas existentes en el pugilismo aficionado ya están tocando las puertas del boxeo profesional, tal y como asegura Mano de Piedra.

Rogelio Espiño, apoderado y dirigente de la empresa promotora de boxeo más importante del país, dice que se puede contar a cuentagotas los nuevos nombres que entran al profesionalismo.

“Existen algunas figuras como Alexander Durán y Jorge Sánchez, sin embargo, hace falta mucho más”.

Su impresión es que la falta de visión en el boxeo aficionado es un aspecto que debe mejorarse.

“Este año se logró algo importante: la participación en unos Juegos Olímpicos. No obstante, las carteleras aficionadas son pocas y por lo general las realizan los entrenadores”, manifiesta.

Explica que “esa gente está limitada económicamente y tiene serios problemas para hacer cartillas con regularidad”.

En cuanto a lo profesional, confía en que el próximo año se den mejores cosas.

“Tanto boxeadores como entrenadores deben ser más profesionales”, apuntó el dirigente.

Se espera que el año 2013 traiga vientos de cambio y nuevos valores que puedan llevar con honor el nombre del boxeo panameño, reconocido internacionalmente, pues está demostrado que esta es una tierra de grandes guerreros sobre el tinglado.

Un saldo desfavorable en 2012

Anselmo Moreno es el único campeón que tiene Panamá finalizando el año.

Celestino Caballero decidió renunciar al cetro pluma de la AMB y Guillermo Jones fue declarado campeón en receso crucero del mismo organismo.

Para el historiador de boxeo Daniel Alonso, esto marca de forma desfavorable el año 2012.

“Soy optimista para el próximo año, sin embargo, es una realidad que terminamos este año de manera desfavorable”, dijo Alonso.

Sobre algunas respuestas para mejorar eso, apuntó que el boxeo aficionado debe mejorar el problema dirigencial existente.

“Se tiene que acabar el problema dirigencial; presidentes de ligas provinciales destituyeron al presidente del boxeo aficionado Jesús Rosales”, comentó Alonso. “Si eso sigue así, ¿cómo se espera que la empresa privada apoye esta disciplina deportiva?”.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES