Está navegando en la edición del Lunes 1 de Julio del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

MANGLARES DE LA BAHÍA DE PANAMÁ

Las dos contradicciones entre Chandeck y Vergara

Los motivos de la salida de Lucía Chandeck en octubre de 2012 de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) son desconocidos para muchos, hasta ahora.

OHIGGINIS ARCIA JARAMILLO
oarcia@prensa.com
AMBIENTE. El humedal bahía de Panamá empieza en Costa del Este, en la ciudad capital, y termina en el distrito de Chimán. Se trata de una extensión de 85 mil 652 hectáreas: 36 mil 691 corresponden a superficie terrestre y 45 mil 960 a marina. Diversos proyectos se construyen en el área. LA PRENSA/David Mesa

01/07/2013 - El 2 de octubre de 2012 Lucía Chandeck renunciaba al cargo de administradora de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

El anuncio sorprendió a muchos, y en ningún momento se explicaron los motivos de su salida. Incluso su sucesor, Silvano Vergara, tampoco aclaró el tema de la renuncia de Chandeck.

“Estamos igual de sorprendidos que ustedes. Tampoco sé por qué renunció”, eran las palabras de Vergara durante su designación como nuevo administrador.

No obstante, este medio tuvo acceso a varios documentos y resueltos emitidos y firmados por la exjefa de Anam y que le pudieron costar su puesto dentro de la entidad ambiental.

Uno de ellos fue emitido el 24 de septiembre del año pasado. Se trata de una nota que envió Chandeck al secretario general de la Convención Ramsar en Suiza, Anada Tiega.

“Por este medio le hacemos entrega de la ficha informativa Ramsar actualizada del humedal de importancia internacional bahía de Panamá, al igual que el mapa impreso con el objetivo de concluir con el trámite de actualización de los límites del sitio Ramsar bahía de Panamá”, señala la nota enviada por la exadministradora de Anam.

Esta nota tenía que ver con la ampliación de los límites del humedal bahía de Panamá, una propuesta que había sido dejada por la administración pasada de Anam y que debía ser ratificada por esta.

Todo parece indicar que Chandeck gestionó como estaba previsto con la Convención Ramsar para que se extendieran los límites del área protegida en la bahía de Panamá. Esa zona requería de esa ampliación de límites, ya que en estos momentos se encuentra amenazada por más de 20 proyectos de construcción y rellenos que se levantan allí.

Sin embargo, esa decisión de la exadministradora de Anam no gustó mucho, pues tras su renuncia tanto el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) como la actual administración de Anam, encabezada por Vergara, están haciendo gestiones para reducir los límites del humedal.

En ese sentido, el Miviot ordenó este año una consultoría con el fin de que se hiciera un diagnóstico del humedal bahía de Panamá. Dicha consultoría, que fue presentada tanto a entidades como a diversas agrupaciones, sugirió la reducción del área protegida.

Esa consultoría generó críticas en su momento por parte de agrupaciones ambientales y la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, debido a que esta no buscaba proteger una reserva natural sino todo lo contrario.

Mientras que el Miviot planteó que con dicho estudio se pretendía identificar y evaluar los criterios técnicos y científicos que hubieran sido empleados para definir los límites precisos de estas áreas (humedal bahía de Panamá). “Así se contaría con este insumo (consultoría) para aportar información objetiva que permita una evaluación completa y veraz ante la necesidad de tomar decisiones gubernamentales”, explicaba el Miviot en una respuesta que envió a este medio sobre el tema.

Aparte de las gestiones del Miviot para evitar cualquier extensión de los límites del humedal bahía de Panamá, la Anam, a través de su administrador, le solicitó a la Convención Ramsar que suspendiera el proceso de extensión de límites mientras trataba el tema en Panamá con los sectores vinculados al tema, entre ellos los ambientalistas, empresarios y otros miembros de la sociedad civil.

“Sí, yo envié una carta y antes de eso me reuní con grupos ambientalistas. La razón de la misiva es que parte de esos terrenos tienen dueños y hay que reunirse con ellos para llegar a un acuerdo y establecer un área de protección en el que sean partícipes”, manifestaba Vergara sobre porqué solicitó detener ese proceso.

PARQUE INDUSTRIAL

Pero además de la ratificación de la extensión de los límites del humedal bahía de Panamá, Chandeck tomó otra decisión que aparentemente no gustó a sus superiores: rechazó el estudio de impacto ambiental categoría II del proyecto Parque Industrial Zona Sur.

Este proyecto causó polémica este año, pues parte de él se hallaba dentro del área protegida humedal bahía de Panamá. Además, sus promotores estaban haciendo trabajos en el lugar con un permiso vencido.

Lo que generó más críticas en ese momento es que uno de los inversionistas de este proyecto fuera Henri Mizrachi, que había sido nombrado en la junta directiva del Canal de Panamá (ACP) por el presidente, Ricardo Martinelli.

El documento que contiene la firma de la exadministradora, además de rechazar el proyecto advertía a la promotora de “que el inicio, desarrollo o ejecución de las actividades del proyecto, sin haber aprobado previamente el estudio de impacto ambiental, puede acarrear responsabilidad civil o administrativa sin perjuicio de la responsabilidad penal”.

Como se recordará, el estudio de impacto ambiental del proyecto Parque Industrial Zona Sur fue aprobado el pasado 8 de mayo luego que los promotores se comprometieran a desarrollar “única y exclusivamente” una superficie de 27 hectáreas con 3 mil 797 metros cuadrados, correspondientes a una finca de 40 hectáreas. Es decir, no harían trabajos en el área protegida del humedal.

Al principio, el Parque Industrial Zona Sur planeaba desarrollar las 40 hectáreas, de las cuales 12 estaban en el sitio Ramsar humedal bahía de Panamá, lo que generó críticas de organizaciones ambientales como Fundación MarViva, Sociedad Audubon de Panamá, Panamá Sostenible y la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza.

Para el exdirector de Legal de Anam Harley Mitchell, tanto la administración de Chandeck como la de Vergara se han caracterizado por ser flexibles al otorgar permisos para explotar los recursos naturales.

No obstante, Mitchell considera que Vergara tenía cierta ventaja para ese puesto por ser consultor ambiental. “En ambas administraciones ha habido tolerancia en lo relacionado con la explotación de los recursos”, acotó el exfuncionario.

Trasciende que como consultor ambiental, Vergara elaboró un estudio de impacto ambiental para un proyecto en un área protegida. Esto también fue criticado por los ambientalistas, quienes consideraron que el administrador de Anam como consultor actuó de manera incorrecta.

Mitchell dijo en su momento: “una persona natural o jurídica no le puede proponer al Estado un asunto prohibido, y este fue el caso de Vergara”.

CHANDECK REACCIONA

Consultada sobre el tema, Chandeck respondió : “esas son decisiones del nuevo director. Yo en su momento hice lo que consideraba era mi responsabilidad”.

Sobre si esas resoluciones tuvieron que ver con su renuncia, la exadministradora de Anam prefirió no hablar del tema. “Ya eso, a estas alturas, no importa. “Yo hice mi trabajo y la nueva administración debe responder por su labor”, puntualizó.

Se intentó contactar al administrador de Anam, Silvano Vergara, pero no hubo respuesta de su parte.

Datos recabados por grupos ambientales dan cuenta de que en los límites y dentro del humedal bahía de Panamá se han talado más de 250 hectáreas de manglar, sobre todo en Juan Díaz.

La zona ha sido declarada por el Sistema Nacional de Protección Civil como un área inundable y de riesgo para la población.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES