Está navegando en la edición del Martes 18 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

MANEJO DE DINERO PÚBLICO

Contraloría no audita la compra de Gálvez

El excontralor Weeden dijo que podría haber ´peculado de destino´ porque se le dio un final distinto al dinero de la junta comunal.

18/12/2012 - El escándalo generado por el uso de $675 mil de fondos públicos por parte del diputado oficialista y presidente de la Asamblea Nacional, Sergio Gálvez, para comprar 30 mil jamones, por el momento no será investigado por la Contraloría General de la República, encargada de fiscalizar las finanzas del Estado.

La contralora, Gioconda Torres de Bianchini, que laboró durante 15 años en Importadora Ricamar, propiedad del presidente, Ricardo Martinelli, dijo a través de una fuente de esa institución que no auditará al político del partido oficialista Cambio Democrático. No explicó los motivos.

Gálvez, que también funge como representante de corregimiento de El Chorrillo, no ha justificado cómo llegaron los $675 mil a la junta comunal de El Chorrillo, ni por qué reparte jamones comprados con dinero del Estado. “La entrega de jamones la paga Dios; el hombre no paga obra”, es lo que ha dicho Gálvez, que el pasado viernes recibió el respaldo, por este caso, del presidente, Ricardo Martinelli.

Se debe abrir investigación

Ante este panorama, el excontralor Alvin Weeden opinó que ya la Contraloría debió abrir una investigación a Gálvez porque, dijo, está claro que ha utilizado recursos del Estado de manera política.

Lo primero que debe hacer la Contraloría, según Weeden, es una auditoría no solo para establecer con qué dinero se adquirieron los jamones, sino también para determinar la facultad legal que tenía la funcionaria de la junta comunal de El Chorrillo para comprar bienes y enviarlos a otros corregimientos del cual esta junta no forma parte.

Documentos disponibles en la página web de PanamáCompra dan cuenta de que la junta comunal de El Chorrillo, a cargo de Keira Navarro, suplente de Gálvez, a través de un proceso de licitación abreviada compró 30 mil jamones a Proveedora Táchira, S.A. para ser distribuidos en el circuito 8-7 [San Felipe, Santa Ana, Calidonia, Curundú, Ancón, Bella Vista, Betania y Pueblo Nuevo].

¿PECULADO?

“Eso se llama peculado por destino. Cuando se le da a los fondos públicos un destino distinto al que la ley autoriza, y por otro lado si efectivamente eso se entregó”, consideró Weeden.

El excontralor sostiene que el diputado no puede disponer de fondos públicos para repartir sin que haya un estudio socioeconómico y sin que existan las 30 mil personas que se beneficiarán con la entrega de jamones. Considera que Gálvez debe dar detalles sobre los destinatarios de los jamones, y el lugar y fecha del reparto.

El analista político Ebrahim Asvat, en su columna La bitácora, opinó que “en cualquier país decente, ya se hubiese iniciado una investigación tanto de la Contraloría como de las autoridades judiciales”.

El expresidente de la Asamblea, el panameñista José Luis Varela, dijo que la inacción de la Contraloría demuestra que esta institución no está haciendo el trabajo de fiscalización que le manda la Constitución.

“El traslado de fondos a las juntas comunales es escandaloso”, afirmó tras agregar que la danza de los millones en el gobierno comenzó este año y lo que se ve es un claro abuso de recursos millonarios del Estado.

El papel de un diputado, nuevo debate en caso Gálvez

El uso de $675 mil del erario para la compra de 30 mil jamones que el presidente de la Asamblea, Sergio Gálvez, repartió a moradores de su circuito, abrió el debate sobre el papel que debe ejercer un diputado y pone en agenda, una vez más, los viejos vicios de la política.

La exmagistrada de la Corte Suprema de Justicia Esmeralda Arosemena de Troitiño, y quien formó parte del grupo de notables que elaboró el paquete de reformas constitucionales, señaló que realizar obras sociales y repartir jamones no son funciones de los diputados de la Asamblea. “En la Constitución eso no está”, manifestó.

Arosemena de Troitiño destacó que con los cambios constitucionales presentados al presidente, Ricardo Martinelli, el pasado 30 de enero y que fueron ignorados por el mandatario, se plantea que los diputados no manejarían partidas para obras sociales.

Eduardo Mendoza


Rafael A. Grimaldo
Hace 2 aos

Pero nadie de los "envidiosos" del prd comenta sobre el NO AUDITO DE LA CONTRALORIA A LA "CHOLA",EL "TORO".EL "NINO" MARTIN Y FAMILIA,LOS CORONELES?........ENTONCES?

GANDHI
Hace 2 aos

QUE CARAJO!, SIGA LA FIESTA, A ROBAR Y ROBAR, QUE EL PUEBLO PAGUE!, DEBEN ESTAR TODOS PRESOS, FUERA AOTRO PAIS PERO ESTE QUE ES DE MENTIRA! UN PAIS VENDIDO AL CD Y SU CAPO

CGR
Hace 2 aos

En este pais la contralora es una figura decorativa. por muchos años fue auditora fiscal del mef y martinelli la contrataba para que le arreglara sus papeles para no declarar lo que correspondia. luego martinelli se la llevo a importadora ricamar donde a punta de serruchadera y de utilizar a otros como escalera llego a ser contralora....creen ustedes q esta señora realmente tiene la moral para fiscalizar algo en el gobierno de martinelli?

Maria236
Hace 2 aos

Es una mezquindad por parte de los opositores deben saber que estos es para que familias humildes tengan una cena de navidad digna, Chello lleva años con estas entregas se ha convertido en una tradición para su gente.

Lobuenomaloyfeo
Hace 2 aos

Ser ladron, ordinario y mentiroso también se ha convertido en tradicion en este país...no por eso hay que seguir haciendolo...rompamos con las malas tradiciones y usemos el dinero para cosas productivas...no para comprar votos!!

tracaleros
Hace 2 aos

Que lo haga con su dinero con su salario no con el dinero del pais. Porque si ese fuera el caso tendrian que comprar 3.5 millones de jamones y repartirle a cada panameño y no solamente a algunos eso tiene claramente un matiz politiquero.

CGR
Hace 2 aos

Si fuera con su dinero no habria ningun problema...el asunto es que nos aumentan los impuestos y utilizan ese dinero para venderse politicamente....lo mismo pasa con aquelos q donan vainas con dineros publicos y dicen q es donado por ellos, cuando no han sacado ni un centavo de su bolsillo.

Antonio Saldaña
Hace 2 aos

¿Qué parte de mi escrito no entendistes? Te explico Vittorio. Utilizar dineros del Estado asignados en partidas no constituye un acto de corrupción, puede ser un acto de clientelismo político, pero éste no constituye un delito. Las preguntas que usted se debe hacer -porque en ellas mismas está la respuesta- son las siguientes: ¿Por qué a Chello y no a los otros? y ¿Por qué ahora y no hace 23 años? ¡Así de sencilla es la cosa!

CGR
Hace 2 aos

Usted esta seguro de lo que dice? Se leyó el código fiscal en cuanto al uso distinto para el que fueron destinados los fondos? se ve muy mayor para ser alcahuete...si el hijo de su vecina roba y luego usted ve a su nieto robando..no lo corrije justificándose en la acción del hijo de la vecina?

JEHU
Hace 2 aos

exacto-- la pregunta es -- porque a chello si se le permite hacer eso y no a los otros? -- porque ahora ahora reparte jamones con exceso d partidas? no será q quiere hacer olvidar el-- "a llorar al cementerio"? asi d sencilla es la cosa
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES