Está navegando en la edición del Domingo 9 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Diálogo de bomberos comienza mañana

Una vez más la Iglesia católica interviene como mediadora en un conflicto que involucra a entidades del Estado. Ahora se trata de los camisas rojas.

URANIA CECILIA MOLINA
umolina@prensa.com

09/12/2012 - Luego de la mediación de la Iglesia católica, para mañana se tiene previsto que se inicie el diálogo entre la Dirección del Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP) y la Guardia Permanente, cuyos miembros protestan desde el pasado 4 de diciembre.

Durante la noche del pasado viernes y la madrugada de ayer, comisionados de la Iglesia católica se reunieron con las partes en conflicto, por separado y en conjunto, acordando empezar las negociaciones en una sede sin definir.

Como sitios tentativos para el diálogo se mencionan las instalaciones de la Universidad de Panamá y la Lotería Nacional de Beneficencia.

Dentro de los temas que se tratarán está el reintegro a su cargo del teniente Cruz Gómez, destituido el pasado 6 de diciembre, así como el compromiso de no tomar represalias contra los manifestantes y la discusión de un pliego de 13 peticiones entregado a la dirección del CBP en octubre.

Raúl Marshall, jefe nacional de Eventos y Espectáculos de la Oficina de Seguridad del CBP, calificó el acercamiento como “no positivo”, porque, a su juicio, tanto la restitución de Gómez como la ausencia de represalias eran dos puntos que podían haberse consensuado antes de sentarse en la mesa de negociaciones.

Sin embargo, dijo que por el interés de los uniformados en solucionar el conflicto, aceptaron lo pactado.

Agregó que mantendrán las acciones de protesta, entre las que se incluyen piquetes y una huelga de hambre de tres camisas rojas, entre los cuales se encuentran el propio Marshall, Cruz y Gonzalo Córdoba, quienes están encadenados frente a la estación Ricardo Arango en Calidonia.

En tanto, el capellán del CBP, Rafael Siu, uno de los comisionados por la Iglesia católica para actuar como mediador, dijo que en el caso del teniente Cruz el papel de la Iglesia es garantizar que se respete el debido proceso, así como las normas del CBP.

“Si una persona cometió un error que lo enfrente, si no lo cometió, que los demás respeten a la persona”, sentenció el sacerdote.

La protesta de los miembros de la Guardia Permanente del CBP en el área metropolitana comenzó el pasado martes. Esta se agudizó dos días después con la destitución de Cruz, uno de los dirigentes del movimiento que exige que se cumpla con la Ley No. 10 de 2010.

La intervención de la Iglesia católica en este conflicto se suma a otras que ha realizado durante la administración de Ricardo Martinelli.

Durante los últimos tres años la Iglesia católica ha mediado en diferendos con docentes y médicos, además de las protestas por la ley minera y la venta de tierras en la Zona Libre de Colón.

Ayer, en medio de la protesta, los uniformados debieron atender un fuego que se registró en los depósitos de la empresa Adisa Snaks en Curundú.

Durante las acciones de extinción, seis uniformados resultaron afectados por inhalación del humo.


Laura Yee
Hace 1 ao

Los bomberos deberían esperar el día de mañana que se dará el dialogo y no poner en riesgo su salud con huelgas de hambres y menos sacar los camiones a la calle perjudicando a los demás

Oh Patria
Hace 1 ao

hay que aumentarle el salario a estos sacrificados hombres, que dejan a sus hijos, esposas, hermanos para salvar vidas de otros. este debe ser un buen aumento y de acorde con el riesgo que representa su labor. tal vez no reine el amiguismo y se premie como siempre suele ocurrir en estos casos, que los que se cuadran con el comandante son los que reciben mejor remunneración, sin haber protestado un solo día.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES